CARACTERIZACIÓN DEL MERCADO DEL ASEGURAMIENTO EN SALUD PARA EL RÉGIMEN CONTRIBUTIVO EN COLOMBIA

CARACTERIZACIÓN DEL MERCADO DEL ASEGURAMIENTO EN SALUD PARA EL RÉGIMEN CONTRIBUTIVO EN COLOMBIA

Consultor: Julio Mario Orozco Africano

Volver al índice

 

 

 

 

Capítulo 3. Actividad económica y empleo

3.1. Actividad económica

El crecimiento de la economía en 2005 estuvo alrededor de 5,0%, desempeño que no se observaba desde hace una década; así, se completaron tres años de crecimientos por encima del 4,0% y se consolidó la fase de recuperación de la economía después de la crisis de finales de la década de los noventa. Desde 2003 el crecimiento promedio de la economía colombiana ha superado el crecimiento promedio en América Latina, y el de países como Brasil y México. El ritmo de crecimiento ha respondido a diversos factores entre los que se encuentran las políticas de bajas tasas de interés, que se pudieron mantener gracias a la reducción de la inflación y a las condiciones externas, la confianza de consumidores e inversionistas y las mejoras en productividad y empleo.

Entre los factores externos que contribuyeron al dinamismo económico se destacan: el crecimiento alto y estable de los principales socios comerciales de Colombia, el nivel favorable de los términos de intercambio y los flujos de capital hacia los países emergentes. Junto con lo anterior, Colombia y la mayoría de países de la región observaron reducciones importantes en las primas de riesgo-país a lo largo de 2005, todos estos factores contribuyeron a la apreciación del peso frente al dólar, del orden de 4,4% anual al cierre de 2005.

El entorno externo favorable y la política macroeconómica promovieron un aumento importante en el gasto agregado. El dinamismo de la inversión privada continuó y como porcentaje del PIB, completó el segundo año consecutivo por encima de su promedio histórico; igualmente, se observó una recuperación del crecimiento del consumo privado, tanto de bienes durables como de no durables. Con las cifras de 2005, el consumo per cápita de los hogares alcanzó los niveles máximos que había tenido antes de la crisis de finales de los años noventa.

El buen desempeño de la economía y las expectativas favorables han incidido positivamente en la generación de empleo. Así, en 2005 la tasa de desempleo se ubicó en 10,2% a nivel nacional y en 12,1% a nivel urbano.

En 2005, el crecimiento económico superó las proyecciones privadas y oficiales. Las estimaciones más recientes sugieren que el PIB creció alrededor de 5%, mientras que la mayoría de analistas esperaba tasas de crecimiento que oscilaban entre 3,0% y 4,0%. Esta tasa de crecimiento está por encima del promedio histórico del último siglo y con ella el PIB per cápita superó, en términos reales, los niveles previos a la crisis de finales de la década pasada (Gráfico 3).

Las tendencias para 2006 apuntan a un crecimiento del PIB entre 4,0% y 5,0%, con una consolidación del consumo, tanto del sector privado como del público. Debido a una caída en la producción de petróleo crudo y a la estabilidad en la producción de café, se espera que las exportaciones crezcan cerca de 1,5% real en 2006 (Cuadro 2).

Con el consumo y la inversión creciendo a tasas importantes (de 5,4% y 15,4% respectivamente), se espera que las importaciones crezcan a una tasa real cercana al 15%, la cual podría ser mayor dado lo observado a comienzos de año. En este contexto, el crecimiento en 2006 estará concentrado en los sectores no transables de la economía, principalmente en el comercio, transporte y comunicaciones y la construcción privada y pública. Por lo tanto, se espera un crecimiento del PIB entre 4,5% y 5,0% (Cuadro 2).

En resumen, en lo corrido de 2006 la economía colombiana muestra el mismo dinamismo observado en 2005. Al concluir el primer trimestre el producto interno bruto (PIB) alcanzó un crecimiento anual de 5,2%, igual al del año pasado. Este buen desempeño ha estado acompañado de una expansión vigorosa del consumo de los hogares, del orden de 5% en el primer trimestre, y de un incremento de la formación bruta de capital fijo cercano al 15%. Desde el punto de vista de los sectores productivos se destacan: la industria manufacturera (7,3%), la construcción (5,7%), el comercio (8,4%) y el transporte (9,7%). El buen dinamismo de la actividad económica ha permitido mantener la tendencia decreciente de la tasa de desempleo, que a mayo de 2006 era de 11,8% a nivel nacional, frente a 12,5% en mayo de 2005. Gracias al crecimiento sostenido del producto, ha sido posible reducir los niveles de pobreza, expandir la capacidad productiva y aumentar la productividad, lo cual mejora el bienestar y sienta las bases para mantener altas tasas de crecimiento en el futuro.

A la par con el crecimiento del producto y la disminución de la tasa de desempleo, se ha seguido avanzando en la reducción de la tasa de inflación. Al terminar el primer semestre se registró una inflación anual de 3,9%, considerablemente inferior a la de 4,9% del año 2005. Esta evolución del nivel de precios garantiza que se alcanzará cómodamente la meta de inflación que la Junta Directiva del Banco de la Republica fijó en el rango entre 4% y 5% para 2006.

Los factores descritos reflejan dinámicas positivas en varios frentes: i) la confianza de consumidores e inversionistas continúa aumentando y se sitúa en niveles históricamente altos; ii) el sector financiero se fortalece patrimonialmente con el buen desempeño de la actividad real, lo cual alienta a las entidades financieras a prestar y a competir mediante tasas de interés atractivas para los usuarios del sistema. Esto se refleja en el dinamismo de la cartera del sistema financiero que, al cierre de junio, crecía a tasas del 24% anual; iii) el desempeño del sector público también se ha visto favorecido por el buen comportamiento de la actividad económica a través de un importante incremento en los recaudos tributarios; iv) a lo anterior se agrega un contexto externo favorable que se refleja en una demanda mundial dinámica y en niveles altos de los términos de intercambio, que contribuyeron a que el crecimiento en dólares de las exportaciones colombianas fuera de 17,4% en el primer trimestre de 2006.