ESTUDIO DE FACTIBILIDAD PARA LA CREACIÓN DE UNA IPS PRIVADA DE TERCER NIVEL DE ATENCIÓN EN EL DISTRITO DE BARRANQUILLA

ESTUDIO DE FACTIBILIDAD PARA LA CREACIÓN DE UNA IPS PRIVADA DE TERCER NIVEL DE ATENCIÓN EN EL DISTRITO DE BARRANQUILLA

Consultor: Julio Mario Orozco Africano

Volver al índice

 

 

 

 

4. SITUACIÓN GENERAL DE LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE SALUD DENTRO DE LA RED DEPARTAMENTAL DE SERVICIOS.

1. Todos los hospitales públicos del departamento, excepto en los municipios de Piojó y Santa Lucia que siguen siendo administrados por el departamento, se transformaron en empresas sociales del estado (entes autónomos para gobernarse y autofinanciarse) y en consecuencia, deben lograr que sus ingresos corrientes sean capaces de cubrir sus costos corrientes y así poder garantizar la estabilidad en la prestación de servicios. En el caso del distrito de Barranquilla, un conjunto de centros y puestos de salud se transformaron en la ESE Nazareth y las ESE Manga, quedando aún un grupo de ellos que son administrados directamente por el distrito.

2. Las unidades de servicios de Santa Lucia, Piojó y los centros de salud del distrito de Barranquilla, no se ajustan a lo definido por la Ley 715/01 en materia de competencias, puesto que los entes territoriales no tienen competencia para administrar la prestación de servicios de salud, responsabilidad que ha de estar en manos de las IPS.

3. Un importante número de ESE del departamento, se encuentran a la fecha en un marcado desequilibrio financiero. En general, ninguna logra alcanzar equilibrio financiero entre sus gastos y su recaudo corriente, lo que de una u otra forma y con diverso grado de severidad, afecta la prestación de servicios de salud a la población, a su vez que afecta el pago de sus obligaciones corrientes, generando retrasos en los pagos a sus trabajadores y proveedores de diversa índole. En algunas entidades, este desequilibrio se viene acumulando por años, generando unas cuentas por pagar de gran antigüedad y cuyo monto incluso llega a superar a la fecha, el valor del presupuesto total de una vigencia, volviendo la ESE en una entidad financieramente inviable.

4. La población objetivo de la atención en la red de hospitales públicos del departamento, corresponde a la población pobre, tanto asegurada en el régimen subsidiado, como la población pobre sin seguro de salud, que corresponden al 55% de la población. El régimen contributivo, que se encuentra concentrado en dos ciudades –Barranquilla y Soledad- es MARGINAL frente a la red hospitalaria pública y es atendido en la red de IPS privadas del departamento y por tanto general también un ingreso “marginal” frente a la totalidad de ingresos de los hospitales públicos.

5. A su vez, la contratación de los hospitales públicos de primer nivel con las ARS (régimen subsidiado), que se realiza por un valor fijo por persona (capitación), se observa como uno de los más bajos del país, correspondiendo en promedio al 39% del valor total de la UPC subsidiada, lo que agrava la situación de financiamiento de las entidades públicas. Se observa que en algunos municipios, la contratación de los servicios del régimen subsidiado, asignado por la ley 715/01 a los municipios (4,01% de la UPC-S), no es contratada por algunos alcaldes con el hospital local, al igual que los servicios del PAB municipal, lo que en algunas ESE pequeñas, se constituye en una pérdida importante que genera o agrava el desequilibrio.

6. Se observa además que en varios municipios, las alcaldías tampoco están contratando la totalidad de recursos SGP de oferta, girados por al Nación a sus fondos locales de salud, con los hospitales públicos, encontrando que existen contrataciones con nuevas IPS privadas que han aparecido en los municipios para atender la contratación de población pobre no asegurada. Adicionalmente, algunas ESE han incrementado los costos de funcionamiento, de una manera no justificada por su producción, lo que agrava las posibilidades de viabilizarlas.

7. En las ciudades de Soledad y Sabanalarga, tanto por su gran volumen de población (mayor de 100 mil habitantes), como por sus áreas poblacionales de influencia, existen dos hospitales públicos en cada una de ellas: uno que presta servicios del segundo nivel (ESE Departamental de Sabanalarga y ESE Juan Domínguez) y otro que presta servicios de primer nivel (ESE Ceminsa de Sabanalarga y ESE Materno infantil de Soledad) principalmente. Sin embargo, y a pesar de que existe en general una adecuada distribución de funciones, existe “duplicidad” en algunos servicios, como ocurre con la atención de urgencias por médico general, consulta externa de medicina general y hospitalización de baja complejidad. Sin embargo, por el tamaño de población objetivo, es posible considerar la existencia de todas estas entidades en codicotes de viabilidad, siempre y cuando se logren redistribuir los servicios duplicados o justificar de manera apropiada su existencia.

8. En el distrito de Barranquilla, se localizan dos hospitales de media y alta complejidad del departamento y que habrían de prestar sus servicios a la población tanto del propio distrito como a la población del departamento, ya que dada su complejidad y por sus mayores costos de funcionamiento, requieren de amplio volumen de población consultante para garantizar la sostenibilidad de los mismos.

Los hospitales son: (a) la ESE Hospital General de Barranquilla, que atiende principalmente la población localizada en los barrios sur-orientales del silos 5 contratado por el distrito para atender población pobre no asegurada y por las ARS. No se cuenta con datos de su estado financiero actual.

(b) la ESE Hospital Universitario de Barranquilla, que atendía la población de los municipios del departamento, especialmente Soledad y Malambo contratado por el departamento principalmente y las ARS en una cuantía menor, y a su vez, dada su localización dentro del distrito, las emergencias médicas de la población pobre sin seguro de los barrios de Barranquilla que llegaban espontáneamente a la entidad o que por su severidad, son remitidas a la misma, contratados por primera vez en este año, por el distrito de Barranquilla, en un monto de 500 millones que no cubre los costos de atención de dicha población; se encuentra en la actualidad en marcado desequilibrio financiero, agravado por unos pasivos acumulados durante los últimos cuatro años de elevado costo, que afectan en la actualidad su capacidad para prestar servicios de salud de su portafolio y cumplir con sus obligaciones corrientes, por lo que fue cerrado y se está intentando reabrir bajo la figura de incorporación a otra ESE del departamento (CARI).

9. También se encuentra en el distrito, la ESE especializada Hospital pediátrico, que es contratada por el distrito para atender la población infantil del distrito (No se cuenta con datos de su estado financiero actual) y la ESE especializada en servicios de salud mental y rehabilitación CARI, que atiende la población del territorio, y es financiada casi exclusivamente con recursos de oferta del departamento.

10. Existe además, la ESE especializada en servicios materno infantil: el Hospital Niño Jesús, localizado en el silos 6, que originalmente correspondió al hospital instalado para atender la población tuberculosa, en la época en la que esta patología se trataba aislándolos en hospitales exclusivos para ellos. En la actualidad, se encuentra prestando los servicios especializados, sin lograr ocupar su oferta instalada, a la población pobre no asegurada de los municipios del departamento, contratado por el departamento. No tiene contratación con el distrito. Su problemática actual, se encuentra concentrada en el desequilibrio generado por la ausencia de mercado y contratación suficiente que les permita tener la producción requerida para poder soportar sus costos de funcionamiento, dado que la oferta de servicios se encuentra saturada por las demás entidades.