SALARIOS, EMPLEO Y POLÍTICA SOCIAL

SALARIOS, EMPLEO Y POLÍTICA SOCIAL

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

MEDICIÓN DE LA POBREZA Y POLÍTICAS PÚBLICAS

En la actualidad existe un debate importante respecto al modo más adecuado para medir la pobreza. A reserva de discutir ese tema en otra oportunidad, en esta ocasión quiero referirme a la importancia que tiene dicha medición para las políticas públicas. En este sentido hay que mencionar que ésta tiene tres aplicaciones fundamentales para: 1.- el diagnóstico de la pobreza, 2.- El diseño de las políticas públicas para combatirla y 3.- La evaluación de las políticas aplicadas.

1.- Por lo que se refiere al Diagnóstico, debo señalar que los indicadores de pobreza sirven, principalmente, para conocer la magnitud del problema lo cual es útil por tres razones: a) La primera, porque permite determinar la importancia del fenómeno y definir y justificar el tamaño del presupuesto destinado a su atención. b) La segunda, es porque resulta un medio indispensable para dilucidar el debate respecto a la relación existente entre crecimiento económico y pobreza. En esta discusión teórica hay quienes piensan que aquél es suficiente para hacer frente a este fenómeno y no requiere de la intervención estatal; otros consideran que no lo es, por lo cual se requiere aplicar, obligadamente, políticas públicas específicas para enfrentarlo. Dilucidar de qué lado está la razón es sumamente significativo ya que orienta las políticas de desarrollo de un país en un sentido o en otro. c) La tercera razón se refiere a que los indicadores de pobreza son el medio para evaluar la eficiencia, el éxito o fracaso de las políticas públicas destinadas a mejorar el bienestar social.

2.- En cuanto al Diseño de las políticas públicas, los índices de pobreza desglosan la información a un nivel que permite utilizarlos para determinar específicamente el contenido de estas políticas, primordialmente porque al identificar la pobreza por grupos y subgrupos es posible determinar aquellos con más altos niveles y determinar su contribución en el total. De igual modo, dichos índices permiten identificar que tanto se reduce la población pobre cuando su ingreso se incrementa. Este cálculo de sensibilidad permite definir la orientación de los recursos para obtener mayor reducción de la pobreza. Del mismo modo, la información permite determinar si la pobreza se deriva de una insuficiencia de recursos para satisfacer las necesidades de las personas o si obedece a la desigual distribución de los recursos existentes en la sociedad. El conocimiento de todos estos aspectos constituye una valiosa herramienta para el diseño de políticas y conduce a determinar el tamaño y el destino adecuado del presupuesto requerido.

3.- Finalmente en lo que se refiere a la Evaluación, los índices de pobreza son utilizados para valorar el efecto de programas específicos pues permiten definir objetivos específicos en términos de resultados y evaluar el éxito o fracaso de las políticas públicas de los gobiernos.

De todo lo anterior se desprende la necesidad urgente de llevar a cabo una medición profunda y rigurosa de la pobreza en Veracruz como condición necesaria para implementar medidas para su eliminación.

La voluntad política para llevar a cabo un amplio programa de combate a la pobreza, debe ir –invariablemente- acompañada del trabajo científico de comprensión de las causas que la originan, su medición exacta y la definición de los instrumentos y mecanismos que la eliminan. De otro modo cualquier esfuerzo que se realice, por más buena voluntad que tenga, se convertirá en un inevitable fracaso.