SALARIOS, EMPLEO Y POLÍTICA SOCIAL

SALARIOS, EMPLEO Y POLÍTICA SOCIAL

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

LAS CAUSAS DE LA DESIGUALDAD ECONÓMICA

Para entender la falta de desarrollo un país o región, no basta conocer la magnitud de la pobreza; también es fundamental identificar el grado de desigualdad que existe entre las personas, pues eso permite conocer que tan diferentes son en sus aspectos fundamentales. Y esto es crucial para la implementación de las políticas públicas encaminadas a promover el desarrollo.

La desigualdad más importante está dada por el ingreso que perciben los individuos en una sociedad y depende de cuatro elementos: 1.- La forma en que se encuentran distribuidos los activos que permiten generar ingreso, los cuales determinan el potencial productivo de cada persona y son de dos tipos: a) el capital humano, es decir, las capacidades de cada individuo (educación, salud, y nutrición, habilidades laborales). Las remuneraciones al trabajo son el tipo de ingresos identificados con la posesión de estos activos, e incluyen: sueldos, salarios, horas extras, propinas, comisiones, aguinaldos, gratificaciones, primas vacacionales, premios, bonificaciones y participación en las utilidades de la empresa en que se trabaja. b) los activos de capital y tierra que posee o a los que tiene acceso una persona. Los ingresos que se generan de estos activos pueden ser: i) Percepciones provenientes de actividades empresariales y por la membresía, administración y gestión en empresas cooperativas y ii) ingresos por alquileres, intereses, dividendos y regalías derivados de la posesión de activos físicos (como terrenos, edificios, casas, locales) y no físicos (como cuentas bancarias, préstamos a terceros, acciones, bonos, alquiler de marcas, patentes y derechos de autor)

2.- Otro elemento que determina la desigualdad del ingreso lo constituyen las oportunidades de cada individuo para utilizar sus activos de manera productiva. Si una persona cuenta con activos pero no tiene opciones para emplearlos, no podrá generar ingresos. Esto significa que aunque las personas tengan dotaciones similares, pueden estar utilizándolos con distinta intensidad y ello se traduce en ingresos diferentes, pues entre mayores sean las posibilidades de uso de dichos activos, más recursos generarán. Por ejemplo, una fuente importante de desigualdad en el ingreso está dada por la distinta participación de las personas en el mercado laboral, lo cual depende de su género(la mujer tiene menos oportunidades de participación); el estado civil (las mujeres casadas tienen menos oportunidades de participación); edad (la probabilidad de participar en el mercado de trabajo inicialmente aumenta con la edad, hasta que a edades avanzadas comienza a decrecer); escolaridad (las personas sin educación formal participan menos en el mercado de trabajo debido a que sus alternativas para obtener ingresos son limitadas); tipo de empleo (privado, público, formal, informal y tamaño de la empresa en que se labora) y región de residencia (las zonas urbanas ofrecen mas oportunidades de empleo y negocios que las rurales).

3.- Otro elemento explicativo de la desigualdad es el sistema de precios con que el mercado retribuye monetariamente a cada persona por la utilización de sus activos. Por ejemplo, en el caso del capital humano, aunque dos personas puedan tener la misma capacidad productiva su pago puede ser diferente según su género, edad, región u otra característica.

4.- El último elemento que explica la desigualdad del ingreso de las personas son las transferencias y otras percepciones que se obtienen de manera independiente a la posesión de activos, su utilización y su precio, es decir que no se encuentran asociadas a un trabajo realizado o uso de un activo, e incluyen jubilaciones y pensiones, subsidios de los programas contra la pobreza, remesas de trabajadores en el exterior, becas, y donativos originados dentro o fuera del país.

Continuaré con este tema en mi próxima colaboración.