GLOBALIZACIÓN ¿UN FUTURO POSIBLE?

GLOBALIZACIÓN ¿UN FUTURO POSIBLE?

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

 

 

CAPITULO 6. CONCLUSIONES

Si los países -sobre todo los países en desarrollo- no pueden desarrollar filtros culturales y ambientales, todos terminaremos más pobres, todos los lugares terminarán siendo iguales. Hacer una gira por el mundo será igual que ir al zoológico y ver el mismo animal en todas las jaulas: un animal embalsamado. Las culturas que no sean lo suficientemente robustas para enfrentar la globalización serán borradas como cualquier especie que no sepa adaptarse a los cambios de su ambiente.

Debido a que la globalización es homogeneizante y devoradora de ambientes existe el verdadero peligro de que en unas pocas décadas pueda llegar a barrer con toda la diversidad ecológica y cultural que para producirse requirió millones de años de evolución humana y biológica.

Si la globalización sigue llevando a más gente a este estilo de vida, y no podemos aprender a hacer más cosas usando menos material vamos a quemar, calentar, pavimentar, convertir en chatarra, humear nuestras áreas prístinas, bosques, ríos y tierras húmedas a un ritmo jamás visto en la historia de la humanidad.

La devastación del ambiente sucede de una manera rápida e irreversible y en una década todos seremos conscientes del problema ambiental, pero ya no habrá nada que defender.

Como países quien se conecta a la globalización sin el software y el sistema operativo adecuado corre el riesgo de que su economía se derrumbe en un santiamén.