IMPLICACIONES CONSTITUCIONALES Y SOCIO-JURÍDICAS DE LA PROHIBICIÓN Y DESTRUCCIÓN DE LOS CULTIVOS DE CÁÑAMO EN COLOMBIA

IMPLICACIONES CONSTITUCIONALES Y SOCIO-JURÍDICAS DE LA PROHIBICIÓN Y DESTRUCCIÓN DE LOS CULTIVOS DE CÁÑAMO EN COLOMBIA

Juan Carlos Sánchez Gómez

Volver al índice

 

 

 

 

2.4.1 y 2.4.2 IMPACTOS AMBIENTALES DE LOS CULTIVOS ILÍCITOS

Destrucción de bosque húmedo tropical, en el Departamento del Guaviare, para el establecimiento de cultivos de ilícitos. Enero 2004.

IMPACTOS AMBIENTALES DE LOS CULTIVOS ILÍCITOS

Fotografía No. 2. Departamento del Meta, destrucción de vegetación natural de las sabanas tropicales, la cual se realiza a través de prácticas de tala, rasa y quema del material vegetal resultante.

Por otra parte, la Sierra Nevada se Santa Marta, ha sido un espacio territorial gravemente afectado por la fumigación con glifosato y otros agentes químicos, ya comenzando el siglo, el principal diario de la Costa Atlántica colombiana, “EL HERALDO”, en publicación (adjunto al presente), incluyendo fotografías, se advierte sobre los riesgos que implican el control y erradicación de cultivos vegetales ilícitos psicotrópicos en el macizo, como la -marihuana-, amapola y coca, puesto que dichos métodos han estado acompañados de la utilización masiva de agro-químicos, tales como Paraquat y Glifosato, que además de su peligrosidad, se han aplicado muchas veces sin los controles y técnicas necesarias para disminuir su acción letal.

Tal como se ha ilustrado, la implementación de métodos de fumigación con agentes químicos, no trae ningún resultado positivo en la sociedad, todo lo contrario, la amenaza a la “SALUD PÚBLICA”, se hace patente.

Esta sección, avoca en la ecología, la calidad de ciencia que se desprende de la sociología, con el objeto de estudiar las relaciones entre los grupos humanos y su ambiente, tanto físico, como social, y a través de la misma se fijar principios que dispongan la imposición de políticas concretas, de protección al medio ambiente y que presupuestalmente tengan fuerza vinculante, puesto que a pesar de la actual institucionalidad en la materia, su aplicación es intangible y parcial, para el efecto, se habla de los cultivos de cáñamo.

Se tiene entonces que los efectos nocivos que cobran, bien sean el ecosistema, la biodiversidad, la fauna, la flora y los recursos naturales, o en últimas la humanidad; debido a la fumigación con agentes químicos, entre ellos, el “paraquat” y “glifosato” inciden deplorablemente sobre el derecho al ambiente sano y en consecuencia por razones de conexidad, recaen sobre el pleno goce de los derechos a la salud y a la vida, debido al impacto ambiental causado por los medios de erradicación enunciados anteriormente, constituyéndose dicho asunto como de -interés público- y por lo tanto debe ser objeto de preocupación nacional.

Finalmente, luego de examinar los aspectos que implica el tema tratado en el presente capítulo, se puede arrojar como resultado, la posibilidad de aspirar a que se lleven a cabo procesos de replanteamiento sobre el trato a cultivos ilícitos, que por su naturaleza y características, el cáñamo, indiscutiblemente está más próximo a ser susceptible de serle otorgado un espacio en el terreno de la legalidad, desde su cultivo, hasta sus diferentes usos, en tanto que los cultivos de coca y amapola, a través de la instalación de laboratorios procesadores de cocaína y heroína, representan los verdaderos problemas de narcotráfico que enfrenta el Estado colombiano, debido al imperio económico que se ha construido por los grupos al margen de la ley, con base en el comercio de las drogas ilícitas.

2.4.3, 2.4.4, 2.4.5

Las tablas de estadística, aportadas en la aludida Investigación realizada por la Universidad Nacional, indican que el cáñamo guarda proporciones bien lejanas, frente a los cultivos fumigados de coca y amapola, respaldando la tesis aquí planteada, en el sentido de que la destrucción de cultivos de cáñamo, más que un desgaste, representa un atentado contra la salud humana, toda vez que genera los mismos efectos ambientales que produce la erradicación de los otros cultivos ilícitos, así mismo, se niega la posibilidad que pueden tener los enfermos de ciertos padecimientos, que encuentran en el cannabis la medicina que ofrece mejores resultados, tal como se especificará en el siguiente capítulo.