ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO XLV. ¡Vivan los héroes que nos dieron puente!

(Revolución Mexicana)

¡Vivan los héroes que nos dieron puente! Fue el grito irónico de Diego Petersen Farah (director. del periódico Público Milenio), (Milenio, 17 nov 07), a propósito del “fin de semana largo” en que la genialidad modernista quiere convertir a la Revolución (y a la Constitución), desde que Fox y el panismo tratan de suprimir la conmemoración de la gesta, con el argumento de que “representaba a un viejo sistema”, y que ahora el “país se mueve” y se han construido “nuevas realidades y símbolos”.

La Revolución no es tiempo perdido ni fin de semana largo. Es parte imprescindible de la historia mexicana, y pueblo que olvida su historia no tiene futuro. Tampoco la Revolución murió: se transformó. Está incorporada en la base de muchas de nuestras instituciones y nuestras fortalezas. Como dijo en la conmemoración del día 20 el presidente de El Colegio de México, Javier Garciadiego: “con la Revolución, México edificó un país nacionalista y socialmente sensible y comprometido”.

No darse cuenta que un país es resultado de su evolución diaria, crea la espera de soluciones milagrosas, del caudillismo, de la reinvención del país a cada momento.

El pasado martes 20 de noviembre, se celebro en nuestro país el XCVII Aniversario de la Revolución Mexicana; esta celebración desde 1983, debido al modelo neoliberal, ha ido apagando, la “llama” de la lucha social, de la Revolución Mexicana de 1910, y se ha tratado de borrar , pues a partir del 1 de diciembre del año 2000, fecha en que tomó posesión Vicente Fox, quien junto con una elite conservadora, han intentado constituir un gobierno empresarial (a favor de los grandes capitales), que de continuidad al modelo económico impuesto por los últimos tres presidentes, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, y seguido por el panista, Felipe Calderón quienes iniciaron de facto y de juris, (de hecho y de derecho) el fin del periodo de la Revolución Mexicana.

La Revolución Mexicana, surgió como respuesta al régimen tiránico y autoritario de Porfirio Díaz; cuyo beneficio era para unos cuantos hacendados e industriales, sobre todo extranjeros que empeñaron la economía del país, y que sometía a las mayorías campesinas y obreras. La Revolución Mexicana, encabezada por Francisco I. Madero, se propuso corregir; los abusos cometidos por el porfirismo.

La Revolución, se empeño en hacer, las transformaciones sociales y económicas necesarias, se propuso adecuar la Constitución de 1857, sin embargo, la Revolución requería nuevos principios, a la igualdad jurídica, se le agregaba la igualdad económica y social; es decir, si a los antiguos derechos individuales se le agregaban, los derechos sociales, convertirían al Estado, en el promotor del desarrollo nacional.

Se manifiesta en los artículos: 3º, que trata sobre la educación gratuita, laica y obligatoria, el artículo 24, que decreta la libertad religiosa y de conciencia, el artículo 27 sobre el reparto agrario y la figura del ejido; el artículo 115, sobre la organización del municipio libre; y el artículo 123 sobre los derechos de la clase obrera y de la burocracia.

Además, estableció las bases de la convivencia social acordando el justo equilibrio, entre los derechos individuales y el interés de la sociedad en el Estado.

El México del siglo XXI no se puede entender ni explicar sin los logros producto de la Revolución Mexicana, como las bases del desarrollo económico político y social, que se puede ver con la nacionalización de la industria petrolera y el reparto de tierras a campesinos, se creó el IMSS y el ISSSTE, que le otorga a los trabajadores mexicanos; servicio de salud, asistencia, apoyo económico en casos de jubilización, pensión; se creó el Instituto Nacional de Cardiología, así como el Instituto Nacional de Nutrición y el Hospital Infantil; se construyó con el dinero del pueblo, la Ciudad Universitaria y el Auditorio Nacional.

Se le otorgo el voto a la mujer, en los procesos federales; se dio el mejoramiento salarial a los trabajadores, se logró la nacionalización de la industria eléctrica, se creo el libro de texto gratuito y se construyo un orgullo como lo es el Museo Nacional de Antropología e Historia.

El intento de que el pueblo olvide la Revolución, resulta más que simbólica: constituye un inequívoco mensaje triunfalista de la reacción.

En las circunstancias de incertidumbre, desesperanza, pobreza, desigualdad, arbitrariedad, desintegración, inseguridad y retroceso generalizado en que las tres pasadas presidencias contrarevolucionarias han sumido al país, la defensa del legado revolucionario es una tarea social necesaria y un deber cívico de primer orden, porque sin él la nación retrocedería a los tiempos de Porfirio Díaz, si no es que a los de Maximiliano.

También aquí en Lagos de Moreno, tenemos unos seis años, que, se adelanta, el desfile deportivo con el que se conmemoraba la Revolución Mexicana, lo que además provoca doble gasto para los padres de familia, y puede originar que a la gente se le olviden los beneficios mencionados, ¿Qué se festeja con ese desfile deportivo antes del 20 de noviembre que sea más importante que conmemorar la Revolución?, por ese motivo en la pasada Sesión de Ayuntamiento, propuse que se solo se efectúe un desfile y que sea el 20 de noviembre, lo cual afortunadamente, fue bien visto por el Presidente Municipal y los compañeros regidores de todas las fracciones y fue turnado a Comisiones para su análisis y en su caso su posterior aprobación.