ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO XLIII. Refrendazo… ¿Placazo en abonos?

Ante la creciente inconformidad de los automovilistas por el “placazo”, el gobierno de Jalisco, emanado del PAN, dio marcha atrás al canje obligatorio de placas, a cambio planteó que propondrá al Congreso del Estado que autorice que el pago del refrendo se incremente de 333 a 583 pesos, esto es un aumento de 250 pesos, un 75%. Además se solicitará el endeudamiento por dos mil millones de pesos para realizar “obras”.

Si el aumento al refrendo se queda fijo para los próximos años, el gobierno obtendrá en cinco años los 1,200 pesos que pretendía cobrar en 2008 a cada automovilista por el cambio de placas. Asimismo el cambio de placas se efectuará a los diez años, y el último canje se efectuó en 2002, antes que termine este sexenio de todas formas se llevará a cabo el reemplacamiento. Aparte de, que el “refrendazo” afectará también a los propietarios de automotores que ya no pagan tenencia, por tener más de diez años de uso y que pertenecen a los grupos sociales con menos ingresos.

Los argumentos del gobierno estatal panista, para buscar ingresos extras, mediante el casi “placazo”, ahora mediante el “refrendazo” o vía endeudamiento, dizque para el desarrollo, se desmienten ante los datos de recursos federales adicionales que llegarán en los dos años próximos.

Además de los 4 600 millones de pesos (mdp) extra que llegarán el año próximo, en 2009 entrará al estado 7 630 mdp, que en total suman 12 030 mdp de recursos federales adicionales, justo la cantidad que el gobierno estatal dijo que se requería para pagar obras de infraestructura. La información de los recursos extra que llegarán a Jalisco, fue proporcionada por el diputado federal panista Ricardo Rodríguez, cuya información fue aportada por la Secretaría de Hacienda, y serán producto de la reforma fiscal aprobada (el gasolinazo).

En el caso del refrendo, Jalisco se pondrá a la cabeza de los estados más caros en este rubro. El mismo servicio cuesta: en Aguascalientes 290 pesos, en Baja California 254, en Chiapas 380, Sinaloa 300, Sonora 385. Destacan los casos de Coahuila, de 164 a 312 pesos y Chihuahua, de 256 a mil 310 pesos. En ambos casos los vehículos más viejitos pagan menos, medida que parece más justa.

Los criterios de la Corte nos permiten ver que si la cantidad que se cobra por los derechos no guarda proporción con el costo real del servicio que presta el Gobierno, el cobro es inconstitucional.

¿Por qué mejor no promover una verdadera reforma fiscal en el estado?, en la que contribuyan en forma proporcional a sus ingresos los contribuyentes. El gobierno del estado, nos demuestra su insensibilidad para los que menos tienen, un desconocimiento del derecho fiscal, que dan sentido a los impuestos, los derechos, los productos, los aprovechamientos; centra sus argumentos en inflar desproporcionada y criminalmente los derechos consistentes en el cobro a cambio de un servicio, o la venta de un instrumento público, como son las placas y hologramas o calcomanías para vehículos automotores, licencias para automovilista, etcétera.

Nuevamente nos quieren engañar. 250 pesos por 2.3 millones de autos es igual a 575 millones de pesos; sumemos los 2 mil millones de pesos por el préstamo que se solicitará, y tenemos 2 mil 575 millones de pesos. El aumento de 250 pesos en el refrendo seguro se mantendrá los próximos cinco años, o acaso supone la población que dentro de un año regresaremos al costo que tiene actualmente el refrendo. Tampoco se concreta que se va ha hacer con los recursos obtenidos, y ya pagamos suficientes impuestos, que el gobierno del estado malgasta en mantener a una clase política y burocrática parasitaria, que para muestra tiene al gobierno de Tonalá.

Durante las semanas en que la sociedad mostró su molestia, los proyectos estratégicos que fueron el argumento para el “placazo”, no han salido a la luz, lo que ha despertado el descontento en la sociedad.

El reemplacamiento promovido por el gobierno panista causó enojo y movilizó grupos sociales, no acostumbrados a protestar ni a salir a la calle a reclamar.

Después de la apatía ciudadana, se organizan movilizaciones sociales espontáneas ante injusticias en Jalisco.

¿Por qué el placazo convocó tanta gente? En el placazo hay una autoridad que se identifica con insensibilidad, corrupción y la incapacidad de gobiernos panistas.

No solo es el placazo. Los vecinos del parque Morelos piden que no se haga la villa Panamericana en sus hogares; los trabajadores de Zapopan, a quienes se les niega aumento salarial mientras los de arriba se incrementan sus honorarios de manera insultante.

Hacía falta en Jalisco organización y activismo ciudadano. Se pierde el miedo a alzar la voz, al “qué dirán”. Eso es bueno, pero un movimiento social precisa ensanchar sus miras, organización y mayor insistencia para que sus propuestas, sean escuchados: ¡la unión hace la fuerza! Se construye un futuro más democrático, y recordemos que la democracia es, la participación de la sociedad.