MÉXICO ANTE EL TLC

MÉXICO ANTE EL TLC

Rogelio Martínez Cárdenas y otros
rmartinez@lagos.udg.mx

ISBN-13: 978-84-691-3272-2
Nº Registro: 08/38472

Descargar en PDF

 

 

 

 

3.3 Cooperación económica en Asia Pacifico

En 1989 la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo del Pacifico (PAFTAD por sus siglas en inglés), establece que los orígenes oficiales de la cooperación internacional se encuentran en el acuerdo de comercio entre Australia y Japón firmado el 6 de julio de 1957 en Hakone. Según este documento, este acuerdo pretendía dos logros: el primero defensivo contra el proteccionismo en la economía mundial, y el segundo aspiraba a manejar los desafíos y tomar ventaja de la creciente interdependencia económica tutelada por el rápido crecimiento económico e industrialización de Japón.

En la creación de PAFTAD formulada por Kiyoshi Kojima, participaron economistas tanto de Japón como de Australia en el proceso de legislación, encontrando comunidad de intereses entre las dos economías, percepción compartida por los dos gobiernos. Ambos manifestaron que el establecimiento de la Comunidad Económica Europea (CEE) representaría nuevas barreras para sus exportaciones; así se creó APEC como respuesta al Regionalismo Estratégico que en su momento representaba para el Asia Pacífico la CEE .

Señala Jeffrey Frankel (1997) que la falta de interés de otros gobiernos en la propuesta del economista Kiyoshi Kojima, causo que orientara sus ideas hacia una organización más modesta para promover la cooperación económica entre los estados de la región Pacífico. En la Primera conferencia del PAFTA, Kojima propuso el establecimiento de una Organización para el Desarrollo y Comercio del Pacífico (OPTAD) para la cooperación económica del Pacífico cuyo objetivo fuera el fortalecimiento funcional de un área de libre comercio más que su integración institucional. El modelo de OPTAD luego sería adoptado por la OCDE, organización intergubernamental con visión neorrealista hacia economías menos desarrolladas cobijada en la responsabilidad de coordinar la política internacional en tres áreas: comercio, inversión, ayuda y políticas comerciales.

Los gobiernos en la región no tuvieron voluntad para comprometerse con esta propuesta que en respuesta a otra iniciativa de las dos economías fuertes australiana y japonesa produjo una nueva organización: la Conferencia para la Cooperación Económica del Pacífico (PECC), diseñada como una organización con representantes gubernamentales de la región, académicos, y de negocios (Higgott Olds et al, 1999).

Dos décadas después de la primera conferencia PAFTAD (1968), un grupo activo de economistas políticamente orientados por los organismos monetarios internacionales promovieron la idea OPTAD a través de PAFTAD, PBEC, y consecuentemente a través de APEC. Tuvieron éxito al colocar en la agenda internacional de los 70’s la idea de una institución para gobernar la interdependencia económica regional, mediante una institución dominante.

Por otro lado, el fracaso de las negociaciones en la Ronda Uruguay del GATT sembró desconfianza ante el riesgo de una fragmentación o de una concentración futuras en la economía mundial.

En todo caso, cualesquiera que hayan sido las intenciones en Canberra sólo el gobierno de Malasia apoyó la creación de una agrupación regional que excluyera a Estados Unidos, mientras el gobierno de Japón fue insistente en que cualquier agrupación regional debía incluir las economías de Norte América, postura que se sumaron Indonesia y Singapur. La razón era obvia: las exportaciones al mercado de Estados Unidos de los países promotores de la inclusión, les creaba una dependencia y un compromiso, excluirlo de esa institución regional era un riesgo, especialmente cuando Estados Unidos iba a implementar su TLC con Canadá.

Resulta válido lo que establecen Ravenhill (1995) y la Teoría del Regionalismo Dominó referente a que el regionalismo surgido en Asia Pacífico ha sido impulsado fundamentalmente por las fuerzas del mercado, producto de la realidad geoeconómica propiciada por el entorno geopolítico actual que se originó con la consolidación de la UE y del TLCAN, afirmación que da validez a la hipótesis de este trabajo de investigación, que no intenta justificar la absurda visión neorrealista.

De esta manera, en respuesta a la UE y en particular al TLCAN se originó una reacción estratégica en la región de Asia-Pacífico con la concepción de un bloque regional, encabezado por un grupo de países del Noreste de Asia integrado por China, Rusia, las dos Coreas y el propio Japón. Tanto Zhang (2003) como Zhenxing (1996), y de alguna forma Stephen Krasner y Robert Gilpin (citados por D. Coleman y Geoffrey Underhill, 2000), establecen que en el caso de Asia Pacífico las relaciones interregionales son el resultado del rápido crecimiento económico que dio lugar a la formación de redes y flujos interregionales de inversión y comercio, que en un principio fueron sin acuerdos intergubernamentales. Asia Pacífico han jugado un papel importante tanto la cercanía geográfica como el cierre del gran mercado que era EE.UU. antes del TCLAN, factores que dieron lugar a que surgiera en forma natural la integración regional que reforzó las redes comerciales establecidas previamente entre las empresas de la misma región.

APEC fue fundada en 1989, como resultado de la búsqueda de cooperación ya descrita. Dada su trascendencia histórica e importancia político-económica, unida al hecho de que APEC fue el foro de debate sobre los impactos del TLCAN, se le dedica al APEC un capítulo específico. Conociendo las principales características tanto culturales y religiosas como económicas de la región de Asia Pacífico , y considerando que ya se ha hecho el análisis del contexto actual de las relaciones internacionales caracterizadas por el proceso de regionalización en la globalización de la economía, en el Capítulo siguiente se trata el tema del TLCAN para posteriormente desarrollar el tema referente al APEC, principal foro donde se ha hecho notorio el impacto del TLCAN en la región de Asia Pacífico y en el que se discutieron y negociaron los procesos oficiales de regionalización e integración económica que involucran sus a países o economías.