DIAGNÓSTICO Y POSICIÓN DEL SUBSECTOR CULTURA EN COLOMBIA 1.995 ¿ 2.003

DIAGNÓSTICO Y POSICIÓN DEL SUBSECTOR CULTURA EN COLOMBIA 1.995 ¿ 2.003

Camilo Herrera Mora
Fabián Garcia
Adriana Lozano

Volver al índice

 

 

 

 

2.5. AGREMIACIÓN DEL SUBSECTOR CULTURA

En un levantamiento de información en más de 70 empresas en el subsector se obtuvo la siguiente información:

Si bien es cierto que existen una gran cantidad de gremios en subsector cultural, su agremiación es muy baja ya que sólo están agremiadas las grandes empresas, que si bien explican más 80% del patrimonio del sector no alcanzan a ser el 20% de la totalidad de establecimientos.

Esto presenta una gran debilidad en el momento de establecer posiciones unificadas frente a procesos políticos y comerciales, ya que existen más de 10 gremios en el subsector.

2.6. EL OTRO BOSQUE: INFLACION Y DEMANDA POTENCIAL CULTURAL EN LOS ESTADOS UNIDOS

Al ver la otra orilla de la negociación, vemos que las condiciones cambian dramaticamente por la situación del mercado de los Estados Unidos.

A diferencia de Colombia, en Estados Unidos el subsector cultura es altamente inflacionario sobre el promedio nacional, lo cual demuestra el alto interés del mercado por comprar sus productos, ya que el aumento de precios refleja más un exceso de demanda que una estrategia de penetración.

La capacidad de compra cultural de los estadounidenses es más del doble que la colombiana, situación que se explica por el nivel de ingreso medio y la mejor distribución del mismo.

Esto nos muestra que el Consumidor Cultural Estadounidense responde en una proporción del 77% a demandar servicios culturales, en situación casi opuesta al colombiano quien demanda 79% de bienes culturales.

La priorización de consumo por preferencias y precios del Estadounidense es Televisión por Suscripción, Cine y Video, Discos, Periódicos, Libros y Revistas. Priorizacion absolutamente contraria a la colombiana que es Periódicos, Libros, Televisión por Suscripción, Discos, Cine y Video y Revistas. Situación que nos muestra la gran diferencia de perfiles de los consumidores culturales de ambas naciones.

Siendo esta capacidad de compra 14 veces superior a la colombiana, lo cual nos da un mercado potencial para 2002 de $ 28,220,619,230,964.50, mercado 13 veces mayor al local.