POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

 

 

5. REMESAS: CARACTERÍSTICAS Y EFECTOS

A. EL COSTO POR ENVÍO DE REMESAS

México es el país que tiene la comisión más baja en el envío de remesas desde los Estados Unidos, sin embargo, ocupa el sexto lugar en la comisión de la tasa de cambio.

México ha avanzado en la reducción de los costos de envío de dinero mediante la implementación de la “matrícula consular” que el gobierno mexicano promovió a fin de que nuestros connacionales tuvieran acceso a los servicios financieros y contar así con una cuenta bancaria (Olvera & López, 2004).

Si bien, las transferencias electrónicas como medio para el envío de remesas se han incrementado en los últimos 10 años, por ser las más baratas usando tarjetas y cajeros automáticos, según la encuesta del FOMIN sobre los receptores de remesas en México ( BID/FOMIN, 2003:24-28), sólo el 33% de los receptores de remesas dice contar con una cuenta bancaria y el 32% dice no estar familiarizado con los cajeros automáticos.

Lo anterior, a pesar de que un 67% manifiesta contar con alguna sucursal bancaria cerca del lugar de dónde vive y que la opinión que se tiene del sistema bancario es buena en un 65%.

Estos datos indican que las familias rurales más pobres aún no tienen acceso a los sistemas financieros que ofrecen los bancos, pues según la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito, existen mil 400 municipios, de un total de dos mil 500 del país, que no tienen acceso a una forma de servicio bancario, y que representan el 10% de los receptores de remesas y que continúan utilizando los sistemas menos desarrollados y los más caros.

Los envíos de dinero desde Los Ángeles, California a México, (TABLA 5) condado donde residen la mayor parte de los migrantes de origen mexicano, tienen un costo promedio de $10.01 dólares, el mismo que Indianapolis y Miami. Siendo el más caro en promedio el envió de Houston con 11.9

Aún así, los costos combinados de enviar dinero a México, continúa siendo de los más altos a nivel mundial. Además, los migrantes mexicanos utilizan empresas cuyos servicios suelen ser más caros que los ofrecidos por las instituciones financieras formales. Si bien de alguna forma la competencia y las nuevas tecnologías han ido reduciendo costos de las remesas, aún no es suficiente la información para los consumidores de estos servicios a fin de que puedan elegir las mejores ofertas.

El número de beneficiarios en un hogar por la recepción de remesas (TABLA 6), se estima que en un 23% de los hogares mexicanos receptores de remesas residen tres o menos personas, en un 48% viven de cuatro a cinco personas y en un 29% residen más de seis ( BID/FOMIN, 2004a:24).

Es un hecho que las remesas contribuyen en gran medida en mantener los vínculos entre los miembros de la familia que han emigrado y los que permanecen en sus comunidades de origen, pues un 69.3% de los receptores de remesas se comunican con su familiar que le envía remesas de manera regular. El 16.7% de los receptores afirman que sus familiares residentes en el extranjero les proporcionan dinero al menos sólo cuando regresan (TABLA 7).

Por otro lado, sólo un 14% dice tener menos de un año de recibir remesas. El resto de los receptores afirma recibir remesas desde uno a tres años atrás (38%), o desde hace más años (48%).

Por otra parte, el valor promedio de la remesa no varía significativamente con los años de estancia en los Estados Unidos siendo más alto durante los primeros cinco años (435) después va disminuyendo a noveles de 320, como lo muestra la TABLA 8.