POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

 

 

2. ANTECEDENTES

En Europa la Banca Social se genera durante los años setenta y ochenta y se añade a algunas de las grandes tradiciones ideológicas del continente, como por ejemplo el movimiento cooperativo. Paralelamente, varios grupos anglosajones empiezan a tomar conciencia de la importancia de controlar el destino de sus ahorros. Al mismo tiempo, el financiamiento solidario se ha visto reforzado y canalizado a través de muchas experiencias nacidas y operadas en los países del Sudeste Asiático, principalmente en Bangladesh, Tailandia y la India, donde las redes de economía local y solidaria -excluidas de la gran economía y de los sistemas financieros tradicionales- han ido desarrollando diferentes mecanismos de financiamiento local, entre los que destaca por méritos propios el microcrédito.

A pesar de que la Banca Social presenta características muy diversas en la que convergen diferentes tipos de organizaciones y que toma formas diferentes según las necesidades concretas de cada sociedad, existen dos denominadores comunes: el esfuerzo desde el sector servicios y los movimientos sociales y ciudadanos de crear redes solidarias para canalizar recursos económicos hacia proyectos sociales que están excluidos de financiamiento bancario y la voluntad de superar la carencia de información que existe sobre el uso que se hace de los ahorros para poder saber en que empresas se está invirtiendo.

En respuesta a las dificultades financieras de personas que deciden realizar emprendimientos sociales y con la convicción de que recibir debe generar obligaciones, la Banca Social tiene como objetivo el financiamiento de proyectos sociales, a través de los siguientes pasos y características:

- Fondos: La organización recibe fondos destinados a emprendimientos sociales provenientes de fuentes privadas o públicas, nacionales o internacionales.

- Desarrollo de proyectos sociales: además, se contacta con los emprendedores a través de sus múltiples redes en el ámbito del estado y del país. Analiza la factibilidad de sus proyectos, los asesora en la planificación, confección y presentación ante los entes correspondientes (programas, bancos, organismos públicos, empresas, etc.)

- Financiamiento: también otorga créditos para emprendimientos sociales, escalonando las partidas en razón del avance del proyecto. Realiza un seguimiento del proceso productivo y la recuperación del préstamo.

- Asistencia Técnica: la Banca Social está preparada para intervenir en un proceso de gestión del flujo de caja, a través del cual el emprendedor puede registrar una cuenta exclusiva para operar con cheques, depositar y retirar dinero, capacitarse en el uso de las herramientas habituales del mercado formal y progresivamente incluirse en su operativa. Esta fase del proceso de la Banca Social resulta importante como medio de empoderamiento gradual de los emprendedores en los usos corrientes del mercado y al mismo tiempo favorecer los criterios de seguridad, asegurando los circuitos monetarios en ambientes y condiciones generalmente adversas.

- Mercadeo: una de las debilidades comunes a los procesos de los emprendimientos productivos es, en general, su deficiente o inexistente fortaleza en el ámbito del marketing y las ventas. La Banca Social se propone desarrollar un Mercado Social, a través del cual las organizaciones sociales y sus emprendedores puedan promover y comercializar sus productos a nivel local y global.

- Capacitación: otro objetivo del proyecto es impulsar la capacitación permanente de los emprendedores y sus colaboradores dotándolos de las herramientas y recursos conducentes al éxito de sus emprendimientos, al mejoramiento de las condiciones de vida propias y de su familia, y provocando un estado de responsabilidad y experiencia que les permita el ejercicio pleno de sus derechos ciudadanos.

- Evaluación: la Banca Social cuenta con años de experiencia en Inglaterra, India, Suecia, Bangladesh y Pakistán en el campo de la evaluación de resultados. Se propone entonces sostener un proceso de evaluación continua de los emprendimientos y de su propio desarrollo. Con esto asegura no solo la continuidad de los flujos de dinero aportados por los entes financiadores, sino el proceso completo que incluye personas, empresas, entes oficiales y privados y organizaciones de la comunidad.

- El trabajo en redes sociales. Es una red de profesionales, instituciones y personas de diferentes comunidades, nacionales e internacionales, interesados en el desarrollo y la promoción de redes sociales a través de distintos tipos de acciones y actividades que en cada caso realicen. Además, desarrolla diversas actividades concretas en el terreno de la economía social, como créditos de tasa muy reducida, destinados a emprendedores y microemprendedores. Asimismo, se desarrollan líneas especiales para comunidades vulnerables, operando ofertas de crédito para pequeños emprendimientos.

- La Banca Social debe servir de articulación financiera con organizaciones de la comunidad que por sus características no tienen oportunidades ni posibilidades de acceder a las líneas de crédito existentes. Pero además, el proyecto se basa en la convicción de que el ejercicio de estas prácticas irá creando una masa crítica que posibilite el acceso a otras fuentes de asistencia financiera, hoy fuera de nuestros circuitos de relación. En definitiva, la Banca Social es un proyecto global que contempla el desarrollo de emprendimientos sociales desde todas las perspectivas y necesidades, aprovechando el potencial y la dinámica del trabajo en redes, de cara al futuro.