TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.05 El momento estratégico del planeamiento estratégico.

El momento estratégico articula el "deber ser" de la situación problemática con su "poder ser" en función de los recursos disponibles y los plazos a cumplir. La planificación es orientación para la acción, y por lo tanto la viabilidad del plan está presente en todos los momentos, pero evidentemente en el momento estratégico es la preocupación dominante.

Teniendo en cuenta la diversidad de actores que intervienen en toda situación problemática de cierta entidad social y los diversos posicionamientos de sus respectivos intereses y ópticas, cabe considerar la viabilidad de varias estrategias posibles:

COOPTACION: Es una estrategia viable cuando no hay intereses marcadamente contrapuestos sino más bien indiferencia o neutralidad. Esas actitudes pueden ser frecuentemente superadas por medio de procesos de motivación o persuación.

COOPERACION: Es una estrategia viable cuando los distintos actores tienen diferentes intereses en la situación problemática pero se necesitan mutuamente para satisfacerlos. Puede entonces encararse la realización del plan como un proceso de convergencia.

COOPERACION y CONFLICTO: Es una estrategia viable cuando en la complejidad de la situación-problema, algunos temas son convergentes en cuanto a la realización de los intereses de los actores, y otros son contrapuestos y deben ser compatibilizados por vía transaccional. En estos casos mixtos, la presencia de posibilidades de cooperación refuerza y facilita la resolución de los conflictos.

CONFLICTO NEGOCIABLE: Es una estrategia viable cuando los intereses de los actores sociales son antagónicos pero el análisis racional de la situación indica que la alternativa de la confrontación directa es más costosa que la alternativa de la negociación. En este caso, una más ajustada apreciación de la situación puede llevar a evolucionar hacia una estrategia de cooperación y conflicto.

CONFRONTACION: Esta estrategia es viable cuando los intereses son claramente opuestos e irreconciliables y requieren una mediación política para su resolución. El arte negociador en este caso consiste en encontrar, si es posible, intereses que puedan ajustarse por vía transaccional, con lo que la estrategia puede evolucionar hacia el conflicto negociable o hacia la cooperación/conflicto.

Estas estrategias son diversas modalidades de interacción grupal que tienen muchos puntos de contacto con la gestión participativa.

El problema de la viabilidad del programa direccional se analiza operación por operación, dentro de la estructura modular del mismo. La viabilidad de una operación se resuelve respondiendo afirmativamente a preguntas tales como:

- podemos decidir su ejecución?

- podemos hacer que opere eficazmente?

- podemos hacer que tenga una duración suficiente?

Las dimensiones de la viabilidad son:

- Política: relación de fuerzas.

-Económica: recursos y consecuencias económicas de la acción.

- Institucional: capacidad de ejecución.

Hay también una cuarta dimensión, de síntesis, que interrelaciona las tres anteriores para articular direccionalidad con viabilidad.