TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.03 Técnicas docentes adecuadas para adultos.

1) No hay que hacer clases magistrales o expositivas, con extensos desarrollos conceptuales teóricos o abstractos. Hay que hacer exposiciones interactivas, muy dialogadas, a partir de una breve introducción de los fundamentos teóricos del asunto.

2) Hay que usar en abundancia imagenes analógicas, comparaciones, ejemplos prácticos, sacados de la vida laboral y familiar de los mismos alumnos, anecdotas de episodios vividos que ilustran cada caso en forma practica.

3) Hay que reiterar los contenidos de la enseñanza pero evitando ser aburrido por la repetición. Una técnica aconsejable es reiterar con variaciones de forma. Por ejemplo, un mismo asunto puede ser expuesto en forma conceptual primero, luego explicado en forma de una imagen analógica y por último ilustrado con un ejemplo práctico.

4) Hay que usar medios gráficos y audiovisuales: esquemas gráficos dibujados a medida que se avanza en la explicación, o representados en trasparencias o filminas, con colores para hacerlos mas claros y llamativos; uso de videos educativos, siempre con su analisis y comentario posterior; realización de experimentos en clase que muestren la vigencia practica de los principios teoricos.

5) Hay que usar técnicas de dinamica grupal para los ejercicios practicos de aplicación de los conocimientos, o para la verificación de la comprensión lograda, con exposición posterior a cargo de los mismos grupos o sus voceros ante el resto del alumnado.

6) Hay que proporcionar material didáctico de contenido mas abundante que la temática desarrollada en clase, con cuestionarios para autoevaluación al final de cada unidad tematica y ejercicios practicos de aplicación para ser realizados en casa por los alumnos.

7) Hay que ofrecer un servicio de consulta personal o telefónica en algun horario definido y fuera de las horas de clase, para aclarar dudas u orientar trabajos de aplicación, sin la traba que a veces significa exponer las propias dificultades de comprensión ante el grupo reunido.