TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.02 Organización y roles en los equipos de trabajo.

Los elementos básicos del grupo y sus relaciones son:

PERSONAS: La acción grupal se fundamenta en el comportamiento de las personas que forman el grupo, al que se añade la sinergia producida por su interacción.

Aquí encontramos algunas variables fundamentales:

El tamaño: la cantidad de integrantes del grupo es condicionante de sus interacciones sociales, del desempeño de las tareas, del modo de tomar las decisiones, el acceso a la información y la forma de comunicarla, etc.

La motivación: la participación de los individuos en los grupos responde básicamente a intereses y necesidades individuales. Es imprescindible que el grupo ofrezca condiciones satisfactorias para que motive una participación eficiente y continuada.

Actitudes y comunicación: las actitudes reciprocas entre las personas inciden en el proceso de comunicación. A mayor confianza y respeto, mayor comunicación y mayor bidireccionalidad, tanto interdisciplinaria como interjerárquica.

ESTRUCTURA: Es la forma en que se organiza el trabajo, definiendo los roles individuales y su interrelación. Hay dos modelos básicos de estructura: mecánico (rígido) y orgánico (flexible). Los casos reales presentan variantes entre estos dos extremos.

Sus principales características generales son:

Las organizaciones predominantemente mecánicas son adecuadas para trabajos rutinarios, en base a conocimientos establecidos, en un contexto estable y con personal poco capacitado. Las organizaciones predominantemente orgánicas son adecuadas para trabajos no rutinarios, creativos, basados en conocimientos en crecimiento, en un contexto social inestable o dinámico, y con personal muy capacitado.

Tecnología: Las características de la tecnología influyen mucho en el comportamiento de las personas y en la estructura del grupo.

En general, la tecnología abarca dos dimensiones:

* Conocimientos sobre un insumo (humano o material) que permiten actuar de algún modo sobre el.

* Equipo de herramientas, instrumentos, maquinarias, ordenadores, etc., que se utilizan para realizar esas acciones.

El grado de certeza del conocimiento tecnológico varia mucho segun los insumos, lo que incita a la rutina o a la creatividad segun su mayor o menor certidumbre. En particular, la introducción de la tecnología informática incide mucho en el grupo, en cuanto a su eficiencia, capacidad de atención a sus tareas y redefinición de roles.

LIDERAZGO: Es un sistema de influencia o autoridad sobre las actividades de las personas o grupos, para alcanzar metas comunes, en determinados contextos. El liderazgo es un factor crucial para el éxito del trabajo en equipo, porque viabiliza la dirección, planificación, coordinación y control de sus actividades.

Es muy importante destacar que este sistema para ejercer influencia o autoridad, puede ser ejercido de muy diversas formas segun las circunstancias del contexto, las características del grupo y la índole de las metas que se procura realizar. Esto puede verse con claridad en el siguiente gráfico:

De este esquema pueden surgir dos preguntas: Cuán democrático se puede ser? Cuán autoritario se debe ser?

En todo caso, el liderazgo es siempre una función de tres factores: el líder, los colaboradores y la situación, definida por sus objetivos, sus plazos y el contexto en que transcurre.

Características fundamentales de los factores del liderazgo:

A) Fuerzas que existen en el líder:

1. Valores.

2. Confianza en el grupo y en las personas.

3. Predisposición hacia un estilo de liderazgo.

4. Seguridad y tolerancia en la ambigüedad.

B) Fuerzas que existen en el grupo:

1. Necesidad de dependencia o de independencia.

2. Predisposición a asumir responsabilidades.

3. Tolerancia a la ambigüedad y la incertidumbre.

4. Interés por el objetivo del grupo.

5. Conocimientos, experiencia, habilidad.

C) Fuerzas que existen en la situación:

1. Tipo de organización.

2. Efectividad del grupo.

3. Apremio del tiempo.

4. Consecuencias de la acción.

5. Metas a alcanzar.

6. Tecnología que se utiliza.

METAS: Las metas orientan la actividad del grupo y actúan como marco de referencia para canalizar recursos y actividades. Es muy importante que las personas que integran el grupo identifiquen y comprendan las metas del grupo, y las relacionen con las tareas concretas que desempeñan.

Esa comprensión produce una motivación altamente positiva para sostener el ánimo y el esfuerzo, e induce a coordinar las tareas y a respaldar los esfuerzos de los otros. Las metas relacionan al grupo con su contexto social, que es el receptor final de los productos o servicios brindados por el grupo.

Es importante analizar bien los conflictos que suelen ser originados por la pluralidad de metas.

CONTEXTO SOCIAL: El grupo obtiene del contexto los insumos que necesita. Asimismo, deposita en ese contexto los resultados de su labor. Cualquier interrupción de esas transacciones pone en peligro la vida del grupo.

Cuando se producen cambios en el contexto, el grupo debe activar sus mecanismos adaptativos, para asegurar su subsistencia.

En lo inmediato, en lo cotidiano, en la vida práctica, los vínculos entre el grupo y su contexto se manifiestan sobre todo como vínculos del grupo con otros grupos: Clientes, Proveedores, Competidores, Reguladores.

Las características de estos grupos (su grado de concentración o de dispersión, por ejemplo) influyen en la mayor o menor dependencia del grupo respecto de su medio ambiente. Esa mayor o menor dependencia induce al grupo a desplegar diversas estrategias de sobrevivencia. Ambos extremos (total dependencia o monopolio) son malos: el primero, por el riesgo permanente de no subsistir; el segundo, porque la falta de acicate debilita el impulso hacia la eficiencia y la Calidad.