TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.01 El aprendizaje de contenidos teórico-prácticos.

El docente de adultos se encuentra siempre ante un alumnado muy heterogéneo, por su historia anterior de vida, por el grado de satisfacción o frustración que le haya producido su experiencia educacional anterior, por la diversificación de los ritmos de aprendizaje, que se acentúan con la edad, por sus actitudes ante el mismo proceso educativo, por sus preocupaciones personales y familiares.

Es tambien un alumnado que tiene un aprendizaje hecho, conceptos formados, convicciones y dudas propias, de modo que el rol del docente no es el de un trasmisor activo de un saber socialmente elaborado a un auditorio pasivo, sino más bien el de un animador, estimulador, orientador, que aprende con sus alumnos (lo cual en gran parte es rigurosamente cierto).

Creo que toda enseñanza de adultos, y particularmente la referida a la formacion o actualizacion profesional tiene que tener:

* Un sólido fundamento teórico (en el sentido de saber sintéticamente de donde vienen las nociones, sin necesidad de un gran desarrollo especulativo);

* Una clara expresión conceptual como conocimiento que pueda en cada caso vincularse con una red o conjunto sistemático de conocimientos;

* Un adiestramiento en el uso de las herramientas técnicas que permiten aplicar esos conocimientos en la vida laboral y personal

Las reglas básicas a mi criterio son, pues, las siguientes:

1) Explicar sintéticamente los fundamentos teóricos del conocimiento, sus antecedentes, etc., sin mayor abundamiento en detalles que puedan interpretarse como un gusto erudito del conocimiento por el conocimiento mismo, lo cual es rechazado por la mayoría de los adultos sin formación académica. En esto, la docencia de adultos difiere de la enseñanza académica universitaria.

2) Exponer claramente, con palabras sencillas, el nucleo conceptual de cada conocimiento y la relación que guarda con el sistema de conocimientos del que forma parte. No hay que hacer clases magistrales sino exposiciones interactivas, con mucho dialogo y abundancia de ejemplos prácticos relacionados con cada conocimiento.

3) Realizar ejercicios prácticos, individuales y grupales, de aplicación de las técnicas que permiten utilizar los conocimientos en el manejo de problemas concretos y evaluar los resultados de las acciones emprendidas. Esto es fundamental para mantener el interes y la motivación de los adultos en el aprendizaje. Un saber abstracto o alejado de la vida cotidiana en general no despierta interés.