LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

LA UTILIDAD SOCIAL DE LAS FINANZAS PÚBLICAS

7 de agosto de 2006

Las finanzas públicas deben cumplir, por lo menos, tres condiciones para ser útiles a la sociedad: A) Realizar de manera eficiente todas y cada una de las operaciones financieras. Es decir, una vez establecido cuales serán las fuentes de recursos y de qué modo se administrarán y se aplicarán esos recursos, deberán establecerse los principios y mecanismos adecuados para recaudar de manera eficiente y gastar maximizando beneficios y minimizando costos.

Lo que es propiamente el trabajo administrativo debe estar sujeto al más estricto cuidado. En éste sentido quienes lo realizan deben estar dotados de un conocimiento técnico que asegure el manejo eficiente de los recursos. Muchas veces la incapacidad, ignorancia o falta de cuidado de los funcionarios públicos provoca el desperdicio de recursos, lo cual es lesivo para la sociedad. De igual modo lo es que en la estructura administrativa del Estado se paguen sueldos y salarios que no corresponden a la realidad.

B) El manejo de los dineros públicos debe hacerse de manera honesta. Esto tiene que ver con la ética profesional de los funcionarios públicos quienes en muchas ocasiones aprovechan sus puestos para desviar recursos públicos y satisfacer intereses personales. Por ésta vía se pierden muchísimos recursos financieros que merman la capacidad financiera del Estado y su efectividad. Por desgracia la corrupción permea desde las capas mas altas de la burocracia que construye fortunas familiares con recursos del erario público, hasta el mas sencillo oficinista que se lleva a casa lápices, papel o cualquier otro artículo de las oficinas gubernamentales.

C) Las finanzas públicas deben tener un carácter eminentemente social. Este es el aspecto más importante de las finanzas públicas. Estas, podrán manejarse de la manera mas eficiente y atendiendo a principios de estricta ética profesional, pero si no observan ésta característica, la sociedad puede no estarse beneficiando. Es decir, que las finanzas públicas deben basarse de manera fundamental en principios de justicia y equidad.

Las finanzas públicas son un elemento fundamental de toda sociedad, cuyo contenido y manejo representa un compromiso ético y político con la sociedad por tres razones:

a) No todos los ciudadanos pueden contribuir de la misma manera al financiamiento del Estado. Debe, así, respetarse un principio de proporcionalidad. El Estado debe definir y redefinir las fuentes de los fondos públicos de manera que no impliquen un sacrificio económico para aquéllos sectores de la sociedad más débiles. Ello puede resultar desproporcionado y por tanto injusto y por ello, puede contribuir al acrecentamiento de las necesidades sociales. b) Los recursos que el Estado recauda y gasta son el medio a través del cual cumple con su fin último, que es el bien común. En éste sentido deben definirse con un sentido de justicia y equidad las prioridades que deberán atender las finanzas públicas en materia de necesidades colectivas. c) Los recursos que el Estado recauda y gasta provienen de la sociedad, la cual le confía a aquél esa alta responsabilidad y ésta espera verse recompensada y favorecida.

Finalmente, para que las finanzas públicas cumplan con ésta condición, es requisito que persiga, primordialmente, objetivos de redistribución del ingreso. Es decir que estén abocadas a la redistribución más equitativa de toda la riqueza generada por toda la sociedad.