LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

IVA PARA TODOS. UN PROYECTO FISCAL INEQUITATIVO E INJUSTO

13 de enero de 2001

La propuesta presidencial del incremento del IVA se contrapone a la esperanza del mejoramiento del nivel de bienestar de las mayorías y con ello, a la esperanza de poder construir un país mas justo y equitativo.

Y no es que esté mal cobrar mas impuestos. El mejoramiento material de las condiciones de vida de los mexicanos, sobre todo de los que menos tienen, depende de que el Estado tenga suficientes recursos para atender las crecientes necesidades de la población. Para ello se requiere incrementar los ingresos públicos lo que principalmente se hace a través del cobro de impuestos. Sin embargo el afán de mejorar la capacidad financiera del Estado no debe pasar sobre los principios fundacionales de nuestra sociedad constitucionalmente reconocidos, como la equidad en el pago de impuestos, que se sustenta en los principios doctrinarios de justicia e igualdad.

Y es que la propuesta de eliminar la tasa cero y las exenciones del IVA a toda la generalidad de bienes y servicios que hoy gozan de ese privilegio causará un impacto social diferenciado que hay que considerar. Las personas de mas bajos ingresos, que son mayoría en México, sufrirán mas las consecuencias. Primero, porque estas personas dedican una mayor proporción de su ingreso al consumo de bienes como alimentos, medicinas, transporte (exentos del impuesto) que aquellas personas de más alto ingreso. De modo que en una persona que gana el salario mínimo (mil doscientos pesos al mes) y gasta todo su ingreso en estos bienes y servicios el impacto es mayor porque significa que su consumo se verá mermado en un 15%. En cambio una persona que gana veinte mil pesos al mes, y que gasta sólo la mitad de su ingreso en productos exentos, estará mermando su capacidad adquisitiva en tan sólo un 7%. Y este porcentaje de merma en el consumo, que mide el impacto del incremento del IVA, será menor conforme se incrementa el ingreso. Es decir, a mayor ingreso menor impacto.

Segundo, el IVA, por ser un impuesto indirecto, se paga en relación al consumo y no al ingreso, de modo que personas de muy distinto ingreso estarán pagando la misma tasa impositiva. Esto tiene una repercusión muy grave porque el incremento del impuesto representa una proporción mayor del ingreso de las personas más pobres que de las más ricas. Es decir el incremento del 15% en el IVA, no es lo mismo para una persona que gana el salario mínimo, que para una que gana veinte mil pesos al mes. En un producto con un precio de mil pesos, el IVA será de ciento cincuenta pesos, lo que para la primera persona representa un 12.5% de su ingreso, mientras que para la segunda representa un 0.75%. Esto refleja un rasgo de inequidad muy grande porque las personas con menor capacidad de contribución estarán contribuyendo más que aquellos con una capacidad contributiva mayor. Es decir el incremento impositivo es materialmente regresivo, pues implicará una transferencia de recursos de los más pobres al Estado mayor a la que harán los ricos.

Por si fuera poco, el incremento del IVA propiciará un aumento adicional de la inflación calculado en un 3%, es decir, la inflación para este año no será del 7%, sino del 10%. Este incremento adicional impactará, aún más, la capacidad adquisitiva de las clases de menores ingresos, adicional al deterioro antes consignado.

Total, generalizar el incremento del IVA es tan erróneo como generalizar su exención. Es necesario hacer una diferenciación para mantener el trato diferencial en donde es necesario y eliminar los privilegios fiscales ahí donde no se justifique. La ley deberá tratar igual a los iguales y de modo desigual a los desiguales. Sólo de ese modo es posible recaudar más sin causar daños sociales que serán irreparables, incluso con el plan del Secretario de Hacienda (vía Afores, Progresa, Procampo) de compensar a los más afectados.

Este país no debe salir de sus problemas financieros agudizando las diferencias sociales y hundiendo más en la pobreza a millones de mexicanos que esperan un cambio urgente en sus vidas.