LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

LAS FINANZAS PÚBLICAS EN MÉXICO. 1988-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

GASTO PÚBLICO Y SECTOR PARAESTATAL. EL LIBRO

16 de mayo de 2005

Después de la segunda guerra mundial, en el mundo se extendió un amplio consenso en torno al papel del Estado en la economía. La idea adquirió aceptación dada la magnitud de los problemas derivados de la guerra y de la gran crisis de 1929. Surge así el “Estado Intervencionista” como una alternativa viable de reorganización económica, política y social pretendiendo resolver, el problema político de la humanidad: la combinación de la eficiencia económica, la justicia social y la libertad individual. Esto dio como resultado una estructura económica novedosa denominada “economía mixta”

Sin embargo, a partir de la década de los setentas, se va a producir un gran rompimiento en torno a dicho consenso. Como consecuencia, durante los ochenta se da un profundo desmantelamiento de estas estructuras a través de amplios procesos de privatización y desregulación económica.

El fin del consenso, sin embargo, no significó el fin de las tesis en favor de la intervención estatal ni de su validez pues no han sido resueltos los problemas del crecimiento económico y mucho menos los del desarrollo.

Al mismo tiempo, las condiciones que motivaron el surgimiento de la intervención del Estado, aún prevalecen en el mundo capitalista. Así, hay claros signos de que la discusión acerca de la intervención del Estado en la economía no se encuentra agotada, está vigente y es, hoy, urgente y necesaria.

En este contexto se vuelve necesaria una revaloración de las verdaderas capacidades del Estado para ser artífice del desarrollo económico, por ese motivo, me di a la tarea de estudiar los factores teóricos y empíricos que pudieran fundamentar la pertinencia y viabilidad del intervencionismo estatal en México o, en todo caso, el rechazo de esta idea.

Este es precisamente el trabajo que realicé al escribir el libro “Gasto Público y Sector Paraestatal” que ha sido publicado por la Universidad de Xalapa y que el viernes pasado se presentó al público en un interesante evento académico, en las instalaciones de esta misma universidad.

Este libro constituye una contribución al estudio del papel del Estado en el proceso de desarrollo económico de México y más particularmente del Sector Paraestatal, ofreciendo elementos que permiten valorar sus resultados históricos, su pertinencia, su validez y vigencia.

En el libro se demuestra que este sector fue factor fundamental en dicho proceso, al permitir que el Estado cumpliera con el objetivo de promover la acumulación de capital y la justicia social, por supuesto, no sin contradicciones, errores y omisiones.

El libro es un esfuerzo teórico para encontrar los elementos que explican la conformación social del país durante el siglo XX y entender la forma en que el Estado tuvo los alcances que conocemos. También se hace una revisión de la información estadística disponible en materia de gasto público federal y sobre producción nacional desde 1917 y hasta el año 2000 con el fin identificar la relación existente entre la actividad del Estado en materia económica y el propio desarrollo del país y de ésta manera ofrecer la evidencia empírica necesaria y suficiente que permita hacer afirmaciones categóricas sobre un tema que se ha convertido en un mito en México y sobre el cual se opina mucho, pero con bases poco sólidas y, por lo mismo, con poca solvencia.

Invito a la lectura de este libro a todos los preocupados por el futuro de México, hoy que estamos en una disyuntiva histórica y debemos definir que tipo de organización económico social queremos para nuestro país. Hoy que el debate entre más Estado y menos Estado está abierto y vivo y requiere definirse pues de eso depende lo que podamos hacer, como país, en el futuro. Este libro, sin duda, aporta elementos para fundamentar una opinión respecto a este tema y derrumbar el mito desgastado del “Estado ineficiente” que ha dejado al mercado la responsabilidad del desarrollo nacional y que sólo ha servido para profundizar la recesión económica, la pobreza y la desigualdad en nuestro país guiados.