POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: EXPERIENCIAS EXITOSAS, EL SECTOR PÚBLICO

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: EXPERIENCIAS EXITOSAS, EL SECTOR PÚBLICO

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

7. CONCLUSIONES

La experiencia del Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla 1998-2000 en términos del fortalecimiento de la capacidad institucional municipal como un elemento promotor del desarrollo local, nos permite destacar algunos puntos que consideramos relevantes en ese sentido:

i. Los gobiernos municipales están encaminados a constituirse en promotores del desarrollo social de sus comunidades, pero gran cantidad de ellos tienen recursos muy limitados y problemas en el pago de su gasto corriente. Las labores de planeación y ordenamiento, cuidando el aspecto social ante un necesario ambiente de cambio, con proyecciones a largo plazo, se ven entorpecidas por importantes rezagos y la movilidad política de los gobiernos trianuales

ii. En este sentido, se considera necesario promover la integración de los sectores sociales en los procesos de planeación, programación, ejecución, control, seguimiento y evaluación de las obras y acciones.

iii. Adicionalmente, la planeación del desarrollo de las regiones debe contar con la opinión de los habitantes de las comunidades que las integran. Es por ello que debe fortalecerse la función de los Consejos de Desarrollo Municipal en estas tareas.

iv. Se debe buscar la creación de mecanismos eficientes, mediante los cuales las autoridades municipales y la sociedad puedan determinar cuales son las obras prioritarias de cada localidad.

v. Otro aspecto muy importante a considerar es que el desarrollo social de los municipios requiere de impulsar proyectos productivos. Existen múltiples programas que ayudan a la pobreza extrema, en términos de nutrición, educación y salud; sin embargo estas medidas deben ir acompañadas de acciones que permitan generar riqueza, a través de proyectos productivos.

vi. Al respecto, los gobiernos municipales deben fortalecer su capacidad de generación de proyectos productivos y de infraestructura básica municipal, en las regiones del país que así lo requieren.