POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

 

I. LA ESTRATEGIA DE LAS PYMES

La tradición de la estrategia de las empresas tiene por objeto de análisis a la gran empresa. En efecto, la gran empresa posee la potencia productiva, el tamaño, los recursos y las capacidades para poder plantear de manera metódica y racional la planificación estratégica.

Por el contrario, a la pequeña empresa se le considera como despojada de toda planificación estratégica. Esto es del todo comprensible pues las acciones de la gran empresa y sobre todo la empresa trasnacional determinan el destino de los hombres, recursos y el medio ambiente de manera notable.

Sin embargo, la competencia y sus formas en la concentración y la centralización del capital no han abolido la existencia de la Pymes. Éstas constituyen un número no despreciable en la estructura económica de los países desarrollados y en proceso de desarrollo; razón por la cual son objeto de investigación de los especialistas.

De hecho resulta indispensable recurrir al modelo simple del empresario y su empresa para explicar los mecanismos fundamentales de la planificación estratégica y la toma de decisiones.

Así por ejemplo, la escuela del empresario (Minztberg y et.al: 136-150) tiene como conceptos básicos al empresario y su visión. La estrategia será un proceso que nace de la idea que tiene el empresario del destino de su empresa (visión). La subjetividad del empresario en intercambio con su empresa y las vicisitudes del mercado harán emerger una estrategia.

Más ese razonamiento reposa sobre una práctica cotidiana desarrollada por la Pymes. La observación de cómo se cubren un sin número de necesidades cotidianas ponen en relieve la justeza de considerar a la Pymes como dotadas de una estrategia; bien que esta no adquiera necesariamente la forma de un plan metódicamente formulado.

Por otro lado, el progreso de las ciencias de la administración desde los trabajos de Bennis (1969) y MacGregor (1969), por citar sólo algunos, han puesto a la cultura y el lado humano de la empresa como parte integrante de la investigación científica de manera formal. En la realidad, la empresa sin importar su tamaño, no puede ser comprendida que como una totalidad de relaciones económicas, políticas, jurídicas, culturales, ideológicas, morales y simbólicas

Así la estrategia de las empresas, incluyendo las Pymes deben considerar todas esas dimensiones a fin de lograr sus objetivos. Entre las dimensiones arriba citadas, los valores morales ocupan hoy día un lugar especial. Las empresas, los hombres de los negocios y los investigadores han visto en la ética de los negocios (E.N.) y la responsabilidad social de la empresa (R.S.E.) un útil para las decisiones estratégicas y la mejor administración de la empresa; lo cual será al largo plazo fuente de ganancias adicionales. (Gélinier, 1991: 1-66-169; Orsoni, 1999: 197-205 en Leroux y Marciano, 1999).