POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

LA GESTACIÓN DE MARCA DE CIUDAD: CIUDADES DE TAMAULIPAS EN LA COMPETENCIA URBANA INTERNACIONAL

La concreción de un plan activo de creación de imagen de ciudad es la base fundamental para gestar el cambio de identidad e imagen que encumbrará a las ciudades tamaulipecas a cumplir los retos del siglo XXI. Convirtiéndose en una posibilidad real de incubadora de nuevas y potentes inversiones foráneas y fuente y recepción de visitantes que hallanrán en Tamaulipas los recursos necesarios para idearla como el Estado de mayor calidad en la gestión pública de sus ciudades como elementos distintivos de su accionar en el marco político, económico y social actual.

Para iniciar el proceso de cambios es necesario focalizar nuestra atención en distintos núcleos urbanos con características que los hagan distintivos entre si en el interior del Estado:

1. Ciudad Victoria: elegida en su calidad de capital del estado.

2. Tampico: por su alto poder económico y ser el centro turístico del estado.

3. Matamoros: por ser una urbe de carácter medio con una situación social llamativa desde el punto de vista de seguridad ciudadana.

4. Nuevo Laredo: a la que podemos considerar como el foco conflictivo del estado por su situación geográfica y por el desarrollo de actividades que atentan contra la seguridad pública.

Tras la determinación de los primeros municipios a iniciarse en el proceso de cambio, estamos en posición de plantear las fases de actuación de nuestro plan de gestión política de la identidad e imagen de las ciudades de Tamaulipas. Las fases que comprenderán el proceso a seguir son:

I. FASE DE DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN ACTUAL.

En esta fase se realizará un estudio de la realidad de imagen e identidad de las ciudades determinadas, el cual será un primer punto de partida. Es importante conocer los que somos y parecemos para poder diseñar quien deseamos ser y transmitir. Asimismo una vez conocida la realidad de la identidad y la imagen de las ciudades de Tamaulipas, será necesario generar un plan de identificación de los que deseamos obtener. Por últimos en esta fase será fundamental conocer un análisis de la competencia, formada por las otra ciudades nacionales e internacionales posicionadas en la mente de los públicos.

I. FASE DE POSICIONAMIENTO DESEADO.

Se plantea el modelo de ciudad que se desea generar, tanto en la identidad como en la imagen a proyectar. Para ello es fundamental la búsqueda de la creatividad popular fundida con la institución. Esta medida tiene un doble valor, ya que por un lado se ampliara el espectro de posibilidades y por otro, se creara el sentimiento de lo propio desde generar todos juntos lo que sera la identidad y la imagen de nuestra ciudad. Asimismo es un requerimiento fundamental el plantear el posicionamiento de nuestra ciudad en el panorama competitivo actual, planteando a partir de este la misión-ciudad. La cual se basará en lo que somos ahora mismo y lo que deseamos ser.

II. FASE DE COMUNICACIÓN TERRITORIAL.

En esta fase del plan es de vital importancia concretar los elementos fundamentales para desarrollar el plan de actuación aterrizado en la práctica. Es el momento de pasar de los conceptos a los hechos, forjando así la tangibilidad de la identidad y la imagen de las ciudadades tamaulipecas.

i. Programa de Identidad de Ciudad

Parte de desarrollo de la nueva identidad e imagen de las ciudades se basa en el análisis histórico de cada una de las ciudades planteándolas distintas entre sí. A continuación de ese hallazgo principalmente histórico y cultural, es necesario promover entre los ciudadanos la autoexploración de sus deseos, ser consciente de quienes son y quienes desean ser viendose reflejados en la ciudad. De la mano de la anterior pauta opositar y emprender la búsqueda de un estudio de aplicación de la identidad visual. Exportar las ideas generadas por todos, la identidad formada con el quorum social de la urbe transportarlo a la identidad visual que formará parte del ser de la ciudad. Asi no sólo apareceran señales distintivas en la urbe sino que los residentes la sentiran más suya.

ii. Identidad Visual

La identidad visual antes explorada tendra su aplicación constante en la generación de un logotipo de urbe acorde a lo que deseamos ser y adaptándonos al marco urbano internacional, asimismo es de vital importancia elegir colores de urbe como señales distintivas en la iconicidad urbana. No podemos olvidar el uso de nuestros propios códigos verbales, generar usos propios y distintivos que den vida propia a un lenguaje propio de nuestra ciudad, junto con el uso de la gráfica adecuada en todas las enseñas y signos visuales de la ciudad. Debemos plantear la identidad visual como la conformación de la personalidad perceptible de la ciudad. Por esa razón incluso debemos pensar en una arquitectura de marca, que sea signo distintivo y propio de la ciudad.

iii. Valores Emocionales-Racionales

Como es evidente en el desarrollo de gestión de urbe que planteamos, la ciudad tiene vida propia y evidentemente ha de poseer características emocionales y racionales. Lo que en marketing se denomina brand-feeling. Esos atributos seran extraidos de los deseos de los ciudadanos de como sentir y ver a su ciudad. Asimismo haremos valer aquellas evidencias que deja la propia ciudad junto con lo que se conoce del marco mundial urbano. Es importante, el conocimiento de nuestra competencia y de la posición que deseamos adoptar en el universo urbano, para poder diseñar las características sentimentales y racionales que puede albergar nuestra ciudad.

iv. Públicos del territorio

Los sectores de público se dividiran en tres fundamentalmente: los grupos de interés táctico (en los cuales se destacan los medios de comunicación; mundo cultural, deportivos y artístico, las instituciones públicas supranacionales), grupos de interés coyuntural ( empresas y grupos finacieros asentados en la ciudad, grupos y asociaciones existentes en el municipio y ciudadanos) y grupos de interés estratégico ( inversores, visitantes y grupos interesados en participar de la economía y la sociedad de la urbe).

v. Programa de comunicación por públicos

Una vez planificados los puntos anteriores y planteada la marca de ciudad y sus aspectos de identidad e imagen. Es necesario generar un plan de caracter anual y renovable que materialice el trabajo realizado antes. En el cual, se han de contener los siguientes instrumentos transformados en acciones concretas:

1. Marketing interno.

2. Marketing relacional.

3. Relaciones públicas y promoción de imagen de la ciudad.

4. Arquitectura de marca.

5. Promoción de la imagen.

6. Publicidad institucional.

7. Patrocinio deportivo.

8. Patrocinio cultural.

9. Patrocinio científico.

10. Patrocinio de ferias y exposiciones

11. Patrocinio de congresos.