POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

 EL TURISMO COMO BASE PARA UN DESARROLLO LOCAL

Ernesto Luis Espinola Espinosa

 

INTRODUCCIÓN

Sin lugar a dudas en los últimos 15 años se ha generado un crecimiento acelerado de la actividad turística a lo largo y ancho del país, esta actividad dejo de ser exclusiva de algunas regiones para generalizarse de tal forma que ahora pareciera que los mas de 2,000 municipios con los que cuenta México quisieran erguirse como el destino turístico que el mundo estaba esperando.

Sin embargo no todos tienen la infraestructura, la capacidad y mucho menos los recursos naturales o características para poder adoptar una fisonomía basada en la actividad turística y aquellos que cuentan con algún activo capaz de generar una industria basada en esta actividad se han desarrollado de manera desordenada y con bajos índices de sustentabilidad.

Nadie puede negar que el turismo en muchos casos se ha convertido en una actividad altamente rentable y generadora de empleos incluso promotora del desarrollo local sin embargo la falta de planeación y de visión de largo plazo han producido en muchos casos desequilibrios ecológicos en dichas regiones algunos de ellos completamente irreversibles.

Desafortunadamente ignorar permanente el aspecto ambiental se ha convertido en una constante en aquellas zonas donde se quiere desarrollar alguna actividad relacionada con el turismo.

Quienes tienen a cargo determinadas responsabilidades en el ámbito gubernamental, político y empresarial, lógicamente suelen justificar la falta de conciencia ambiental ejecutiva, la ausencia de planificación, el pésimo manejo de los recursos naturales o incluso, la ignorancia o insensibilidad; bajo argumentos exclusivamente "económicos", como por ejemplo la creación inmediata de empleos, la reactivación de áreas deprimidas, estupendas inversiones o negocios, etc.

Afortunadamente la población parece cada día más sensible, lamentablemente no por una cuestión milagrosa, sino por que además son cada vez más graves los problemas ambientales y el daño que, sobre la naturaleza estamos generando.

Esta conciencia ambiental ha venido creciendo como consecuencia de las pésimas experiencias que en muchos países del "primer mundo", han sufrido. dichas naciones han comprobado que uno de los peores errores ha sido divorciar la palabra "economía" de la palabra "ecología".

Es importante aclarar que no se esta en contra del desarrollo, ni del crecimiento, ni de la generación de empleos mucho menos del incremento de la calidad de vida de la población en alguna zona o región del planeta, simplemente se busca hacer conciencia de que se puede generar cualquier actividad económica inclusive la turística en un marco de equilibrio y mantenimiento del entorno ambiental.

Quienes saben de turismo, tienen en claro, que los destinos turísticos con mayor probabilidad de éxito, en un mundo cada vez más competitivo, son aquellos que demuestren mayor respeto ambiental, cultural y social. Elementos esenciales de cualquier producto turístico.

“EL TURISMO SUSTENTABLE COMO BASE PARA UN DESARROLLO LOCAL”

El concepto de desarrollo sustentable fue discutido en las reuniones preparatorias de la conferencia sobre el medio ambiente humano celebrada en Estocolmo en 1972, y descrito por algunos autores durante los años setenta, como R. Dasmann, J. Milton y P. Freeman en su libro "Ecological Principles for Economic Development.

Su difusión fue hasta después de la llamada Comisión Brundtland en 1987 en donde se determino dentro de la publicación "Nuestro futuro común" la definición mas conocida al respecto en donde se dice que “El desarrollo sustentable es aquel que provee las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para solventar sus propias necesidades" pero sobretodo después de la Cumbre de Río en 1992, el concepto se ha difundido ampliamente alcanzando amplias repercusiones políticas y promoviéndose a niveles altos de decisión, aquí se marcaron 3 directrices fundamentales una Ecológica, una Económica y una Social.

Ecológica, en el sentido de que no deben ser degradado el entorno natural, Económica, porque como ya se ha comentado que del cuidado del entorno depende el futuro uso de los recursos y Social, en función de que los beneficios deben ser repartidos equitativamente entre la población y no solo en un grupo de privilegiados.

Según otros autores la sustentabilidad es el estado o calidad de la vida, en la cual las aspiraciones humanas son satisfechas manteniendo la integridad ecológica. Esta definición, lleva implícito el hecho de que nuestras acciones actuales deben permitir la interacción con el medio ambiente y que las aspiraciones humanas se mantengan por mucho tiempo (Mooney, F. 1993).

Diversos especialistas mencionan cuatro dimensiones del desarrollo sustentable: socioeconómica, institucional y política, productivo-tecnológica, y ecológica. Un grupo de autores, principalmente economistas, lo consideran equivalente a crecimiento sostenible y aunque sin crecimiento no puede haber desarrollo, este es una concepción reducionista. Un segundo grupo de instituciones y expertos comulgan con la definición surgida de la Comisión Brundtland al definir el concepto como la necesidad de satisfacer las necesidades actuales, sin comprometer la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras, e introducen el compromiso intergeneracional muy debatido y algo difuso. Un último grupo plantea que el desarrollo sustentable necesita cambios fundamentales en el paradigma del desarrollo dominante y señala la importancia del aspecto distributivo, es decir, la equidad, además aceptan que lo que se debe buscar es fomentar el desarrollo del hombre en su espacio y no sólo del espacio (Dourojeanni, A. 1996; World Resources Institute; 1994, citados por Salinas, E. 1998).

Desgraciadamente el discurso es una cosa y los hechos demuestran otra, actualmente el concepto “sustentabilidad” se ha deformado y hasta cierto punto comercializado, prostituido de una forma grotesca, todo el mundo lo utiliza y no todos saben muy bien lo que quiere decir, en el discurso político se ha convertido en una especie de varita mágica con la cual desaparece cualquier problema que se pudiera presentar, ya todo tiene que ser sustentable, la política económica, el desarrollo, el crecimiento, etc.

El concepto de sustentabilidad no puede convertirse en una marca o en un emblema de calidad de algún producto, es algo mas profundo que merece un estudio serio y sobretodo un compromiso.

El concepto de desarrollo sustentable reconoce - de acuerdo a Van Hauwereimer (1998) las conexiones entre la política económica y la política del medio ambiente e insiste en integrar las dos dentro de un amplio contexto socioeconómico y ambiental. (Cruz Jiménez, Graciela 2005)

Con esta visión del autor, es posible afirmar que esta nueva modalidad del desarrollo, se encuentra encaminada hacia tres objetivos: Crecimiento Económico, Equidad y Sustentabilidad. (Cruz Jiménez, Graciela 2005)

En la actualidad existe una estrecha vinculación entre el desarrollo sustentable y las diferentes actividades económicas y el turismo no es la excepción de la regla la mayoría de los autores que han abordado el estudio del turismo coinciden en que hay dos grandes etapas de evolución de esta actividad, que tienen como punto de partida las primeras décadas del siglo actual y como parte aguas, la segunda guerra mundial, periodo en que el mundo tiene profundas transformaciones.

En nuestro país este auge del turismo lo ha incluso posicionado entre los primeros 10 lugares, la cual se ha fortalecido con la firma de los diferentes tratados internacionales y la incursión de México en diferentes organismos.

Para el año 2020, se estima que México será el octavo destino en el ámbito mundial con una llegada de turistas aproximado de 48.9 millones de personas, lo que representaría un 3.1 % de la cuota del mercado mundial (OMT, 1999).

Desafortunadamente la incursión de México en esta actividad no ha sido siempre en base a una buena planeación, parte del desarrollo que se ha dando en nuestro país en materia turística ha sido por caprichos de presidentes o por satisfacer un mercado en particular, específicamente el de nuestros vecinos del norte.

El significado de lo que turismo quiere decir no cuenta todavía con una definición exacta de lo que verdaderamente representa, un factor de intercambio social, cultural, productor de incrementos en los ingresos económicos; por lo mismo, tampoco ha adquirido la conciencia colectiva que necesita como para que se le otorgue la debida importancia, lo ven como algo solo de un grupo, de los que viajan, pero esto va más allá de los participantes directos en el turismo, integra a grupos que aparentemente no están ligados a la actividad como por ejemplo los residentes del lugar que reciben al turista. (Balbuena, Mónica 2004)

Visto que la actividad turística no solo afecta al que viaja y que conjuga varios elementos, se puede decir que es un fenómeno complejo en el que se debe analizar cada una de las partes que participa en él. El concepto y la manera de comportarse frente a esto no está determinado y ni siquiera guiado hacia un mejor camino en el que se pueda conseguir un mayor provecho de ese desplazamiento de personas, como puede ser un intercambio cultural, modos de vida, conservación del medio ambiente, superiores ingresos económicos, etc. (Balbuena, Mónica 2004)

Como podemos observar el desarrollo de la actividad turística se encuentra estrechamente relacionada con el desarrollo sustentable lo que al mismo tiempo involucra de forma directa el desarrollo local.

Pero, ¿Cuál es el papel que debe jugar el gobierno municipal en el fomento al turismo?, ¿Que pasos debe seguir la planeacion de un municipio con vocación turística? turística, existen diferentes características con las cuales debe cumplir una localidad para generar algún tipo de turismo.

Considero conveniente puntualizar algunas de las principales diferencias entre un municipio con vocación turística y un municipio sin vocación turística.

Primero que nada debemos clarificar el concepto de municipio, para fines de este trabajo nos referiremos a el como aquella organización política cuya principal función es administrar los intereses particulares de una comunidad o sociedad la cual vive y convive en un área geográficamente identificada.

De tal forma que identificamos 2 elementos fundamentales que conforman al municipio, uno es la población y el segundo el territorio.

En función de estos dos elementos y del territorio ocupado Roberto Bullón señala dos diferentes tipos de municipios, El Municipio Urbano y El Departamento, condado o partido.

El Municipio Urbano es aquel que comprende el área edificada de un conglomerado citadino, mas una superficie adyacente reservada para su ampliación o crecimiento. En algunos países, a la suma de ambas partes se le denomina ejido urbano.

Los departamentos, condados o partidos son las partes en que se dividen las provincias o estados que integran un país. Cada una de ellas contiene a su vez dos tipos de superficies: las rurales y las urbanas.

Lo anterior resulta fundamental ya que en la gran mayoría de las ocasiones depende mucho el tipo de municipio del que se hable para determinar en función de sus actividades y de los recursos naturales o cultúrales el tipo de turismo que se puede desarrollar.

Además de estas diferencias entre municipios Bullon define 14 singularidades que nos ayudan a distinguir un municipio turístico de un municipio tradicional las cuales son:

1. Tienen 2 tipos de población.

2. Actúan como las unidades productivas del sistema turístico.

3. Su importancia depende de la jerarquía de los atractivos turísticos y de su distancia a las plazas de mercado emisor.

4. Son productores de servicios.

5. Son economías de aglomeración y especialización

6. Reciben fondos exógenos

7. Son la sede principal de las Pymes turísticas.

8. Generan empleos estables.

9. La distribución de los ingresos es amplia y equilibrada.

10. Todos los servicios son complementarios.

11. El principio de armonía es clave para su funcionamiento

12. Son ciudades-empresa.

13. Actúan como productos finales.

14. Son Marcas

Ahora bien el municipio debe y juega un papel fundamental para el fomento del turismo como actividad económica en el ámbito local, las principales funciones a mi consideración que debe realizar un municipio las enmarco en 7 rubros básicos que son:

1. Valorización de los recursos turísticos.

2. Como rector de la actividad turística

3. En la dotación de Infraestructura.

4. En la Promoción.

5. En la profesionalización de los servidores públicos.

6. Ejecución de Programas.

7. Fomentar Nuevas inversiones.

En la medida que nuestras autoridades logren la implementación de estos sencillos pasos, podemos encaminarnos hacia la planificación de una actividad turística desde una perspectiva integral.

Ahora bien cuales son los principales pasos que debe integrar la planificación de la actividad turística, Bullon hace mención de los siguientes:

1. Determinación de la importancia de la actividad turística.

2. Inventario turístico

3. Estudios de Mercado

4. Imagen, Identidad y posicionamiento del centro turístico

5. Objetivos y metas de corto y mediano plazos.

6. Calculo de la Demanda.

7. Balance oferta-demanda y estrategia de desarrollo

8. Programas de productos y actividades.

9. Programa de obra física

10. Programa de promoción

11. Programa de capacitación

12. Programa de comercialización

13. Programa de concientización

14. Programa de participación

15. Programa de Investigación

Como podemos observar existe la posibilidad de que mediante una correcta planeación y participación de los diferentes actores que en ella participan la industria turística funja como base del desarrollo de una comunidad local sin afectar el entorno medio ambiental.

CONCLUSIONES

El incremento de la actividad turística que se genera en los diferentes destinos de nuestro país va en función de la capacidad que tengamos para integrar nuestros recursos naturales y culturales en una planeación ordenada en donde participen los diferentes actores de esta actividad, es decir, el gobierno local, los empresarios, la sociedad y la comunidad universitaria entre otros.

Claro esta que para lograr este nivel de integración entre los diferentes actores es fundamental establecer líneas de acción para reorientar la participación de cada uno de ellos y así impulsar el desarrollo de la comunidad local y que esto se vea reflejado en una mejor y mayor calidad de vida.

El turismo como actividad económica será permanentemente rentable siempre y cuando se cuente con una visión holistica en cuanto a su desarrollo y explotación y debe constituirse en una herramienta eficaz para la planificación de las actividades humanas, el mantenimiento de la identidad de las regiones o países, de la conservación de los recursos naturales y del establecimiento de políticas adecuadas de lo contrario se corre el riesgo de que deje de ser atractiva para el turista.

BIBLIOGRAFÍA

BALBUENA PORTILLO, MONICA. (2004) “La conciencia turística, una formación educativa por alternancias, Universidad Autónoma Metropolitana.

BULLON, ROBERTO C. (2003) “Los Municipios Turísticos” Serie Trillas Turismo, Editorial Trillas, México D.F.

CRUZ JIMÉNEZ, GRACIELA. (2005) “Ecoturismo y Turismo Sustentable” Universidad Autónoma Metropolitana.

CUERVO, LUIS MAURICIO Y JOSEFINA GONZÁLEZ (1997), Industria y Ciudades, en la Era de la Mundialización–Un Enfoque Socioespacial, TM Editores, Colciencias, Cider, Bogotá, Cap. 1.

MOONEY, P.F. (1993). Structure and Connectivity as measures of sustainability in Agroecosystems in J.S. Marczyk and D.B. Johnson (eds) Sustainable Landscape, Proceedings of the Third Symposium of CSLEM, Alberta, June 1992, Polyscience Publ. Inc., Marin Heights, Canada, pp. 13-25.

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE TURISMO (1999) Turismo, panorama 2020.

OMT. Madrid.

SALINAS CHAVEZ, EDUARDO (1998) “El Desarrollo Sustentable desde la ecología del paisaje” Facultad de Geografía, Universidad de La Habana, Cuba