MEJORES PRÁCTICAS PARA EL ESTABLECIMIENTO Y ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD DE SOFTWARE

MEJORES PRÁCTICAS PARA EL ESTABLECIMIENTO Y ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD DE SOFTWARE

Vega Lebrún Carlos
Rivera Prieto Laura Susana
García Santillán Arturo

Volver al índice

 

 

 

 

2.6.7.3.- Proceso definido (Nivel 3)

En este nivel de madurez, se recomienda evaluar la complejidad de los requerimientos, el diseño, el código y los planes de prueba, y evaluar la calidad de los requerimientos del diseño del código y de las pruebas. En términos de complejidad, se sugiere que los siguientes puntos se midan a este nivel:

1. Complejidad de los requerimientos (Número de distintos objetos y acciones llevadas a cabo en los requerimientos).

2. Complejidad del Diseño (Número de módulos de diseño, Complejidad Ciclomática, Complejidad de Diseño de McCabe.

3. Complejidad del Código (Números de Módulos de Código, Complejidad Ciclomática.

4. Complejidad de las pruebas (Número de Caminos a probar, Si el desarrollo es orientado a objetos, debe de considerarse el número de interfaces de objetos a probar.

Se puede evaluar la minuciosidad de las pruebas. Así, por mencionar algunas métricas recomendadas de calidad, podemos decir las siguientes:

a) Defectos descubiertos,

b) Defectos descubiertos por unidad de tamaño (densidad de defectos), c) Fallas de requerimientos descubiertos,

d) Fallas de diseño descubiertas,

e) Fallas de Código descubiertas,

f) Densidad de fallas por cada producto. Se enfatiza que este conjunto no es representativo del espectro completo de medidas que pueden ser empleadas. Aspectos tales como facilidad de mantenimientos, grado de utilización facilidad de uso y otros atributos de calidad de software que no son considerados por la cuenta de defectos.