LA OTRA PARTE DEL TURISMO: LA DINÁMICA INTERNA DEL PREJUICIO

LA OTRA PARTE DEL TURISMO: LA DINÁMICA INTERNA DEL PREJUICIO

Maximiliano Korstanje

Volver al índice

 

 


Teoría de la Estructural Social

Desde un punto de vista estructural, el prejuicio o la discriminación son mecanismos sociales que ayudan al sistema a reproducir sus pautas culturales y económicas. Así Wallerstein (1991) sostiene que el prejuicio no es solamente el rechazo al otro diferente, sino que debe ser entendido dentro de la práctica de la “economía-mundo”. Es a través del prejuicio que la sociedad alcanza la eficiencia económica al menor esfuerzo y costo posible. (en Margulis y Urresti, 1999:229-232).

Sin embargo, la relación directa entre capitalismo y prejuicio o discriminación puede ser en cierta forma un problema. Si bien, la discriminación puede tener relación con la política y con la economía, no es un producto exclusivo del desarrollo capitalista.

Según Robert Miles, por un lado, el racismo y la discriminación deben ser consideradas “ideologías” ajenas e independientes de las prácticas capitalistas y sus modos de producción; por el otro, como un fenómeno “contradictorio” donde lo que es funcional para un grupo (aquel que discrimina) es proporcionalmente disfuncional para el otro (aquel que es discriminado). En este punto, la efectividad del estudio del problema no radica en la abstracción teórica sino en el análisis histórico de las dinámicas y las relaciones de producción entre los grupos involucrados. (Miles, 1999:100)

Otros autores tienen la certeza que no se puede estudiar el prejuicio sin analizar el orden social y las relaciones de poder entre los grupos involucrados. Aquellos ubicados en una posición de privilegio dentro de la estructura social intentarán a través de la infravaloración y la discriminación perpetuar y conservar esos privilegios. Asimismo, el grupo discriminado asumirá su rol y contribuirá a la reproducción del orden social. Aunque no en forma explicita, cuando un grupo discrimina a otro lo que subyace es el miedo a la pérdida de su posición y estatus. (Clark, 1968) (De Francisco, 1997:72-75) (Essed, 2001b:495) (Brascombe y Schmitt, 2002).