LA OTRA PARTE DEL TURISMO: LA DINÁMICA INTERNA DEL PREJUICIO

LA OTRA PARTE DEL TURISMO: LA DINÁMICA INTERNA DEL PREJUICIO

Maximiliano Korstanje

Volver al índice

 

 


ANÁLISIS DE LOS ESTEREOTIPOS NEGATIVOS

LOS TURISTAS CHILENOS

Para inferir en cuales fueron las causas que llevan a los profesionales del sector a calificar negativamente a los chilenos es necesario establecer ciertas mediaciones y desagregar los estereotipos en dos grupos: por un lado aquellos que forman parte del grupo turismo, y por el otro aquellos del grupo control.

Es importante, no dejar de subrayar algunas de las calificaciones que recibieron los chilenos en el grupo turismo tales como: traidores, al principio parecen adorables hasta que se los conoce, más prepotente y sobrador que el argentino pero sin carisma.

Dentro de la misma categoría negativa, podemos notar y reagrupar los estereotipos en tres clases: Insultos tales como “miserable” entre otros; alusiones a hechos relacionados con la traición: tales como traidores, usurpadores, enemigos, resentidos, mentirosos, falsos, contrarios, vendidos, mejor tener cuidado, malos hermanos, fallutos; y a características de su personalidad tales como agrandado, soberbio, desconfiado, lento, desagradable, presumidos etc.

Estos tres motivos principales se encuentran como constante en ambos grupos; sin embargo en el grupo control existe una repetición más marcada en relación a la categoría hechos relacionados con la traición que en el grupo turismo. De forma inversa, en el grupo turismo se encuentra mayor frecuencia de alegorías relacionadas con características de la personalidad.

Del siguiente cuadro podemos observar que en el grupo turismo un 91,17% catalogó negativamente a los chilenos con arreglo a sus características personales, mientras que en el grupo control ese porcentaje cae al 66,0%. De la misma forma, en el grupo turismo apenas un 7,35% emite adjetivos con alusiones a la traición mientras que ese porcentaje sube a un 30,0% en el grupo control. Los insultos se mantienen en ambos grupos.

Esta tendencia se explica a través del tipo y frecuencia del contacto entre uno y otro grupo con personas de nacionalidad chilena. Para aquellos que no han tenido contacto con extranjeros personalmente, la imagen negativa de los chilenos hace referencia a temas más generales y abstractos enraizados en el colectivo tales como la traición, la mentira, la falsedad entre otros; en cambio para quienes tienen la posibilidad de tratar con los chilenos diariamente, los estereotipos negativos adquieren una forma más personalizado con referencia a las características personales.