ALGORITMOS PARA ENCRIPTACIÓN DE DATOS

ALGORITMOS PARA ENCRIPTACIÓN DE DATOS

Vega Lebrún Carlos
Arvizu Gutiérrez Diego
García Santillán Arturo

Volver al índice

 

 

 

2.5.6 Modelos de servicios

Un modelo de servicio define las propiedades que debe tener un servicio y que éste ofrece a las aplicaciones que lo usan. En general se puede hablar de dos modelos: servicios integrados (IntServ) y servicios diferenciados (DiffServ).

2.5.6.1 Modelo de servicios integrados

El modelo de servicios integrados intenta integrar todos los tipos de tráficos posibles en una misma red de uso general [Braden94]. Este modelo ofrece servicios cuantificables y mesurables en el sentido que son definidos para proporcionar una determinada calidad de servicio para un tipo de tráfico cuantificado. Este modelo está típicamente asociado a mecanismos de admisión y reserva de recursos en la red.

El modelo de reserva describe cómo una aplicación negocia el nivel de calidad de servicio. El modelo más simple es que una aplicación pida una calidad de servicio particular y que la red se lo proporcione o lo deniegue.

Sin embargo, más que rechazar la petición, la red podría conceder un nivel de recursos menor que el pedido. Un esquema más complejo es el modelo de reserva de “doble pasada”. En este esquema, se propaga la especificación del tráfico inicial desde el origen a los posibles destinos.

Cada router en las rutas guarda estos valores y quizá los ajusta para reflejar su capacidad disponible. Esta especificación ajustada a la red es devuelta al origen que decide si admite o no el canal.

2.5.6.2 Modelo de servicios diferenciados

Este modelo es un mecanismo de calidad de servicio de nivel 3 que ha sido utilizado durante algunos años, aunque se ha realizado poco esfuerzo para su estandarización hasta la aparición recientemente del grupo de Servicios Diferenciados de la IETF (DiffServ) [Blake98].

En este modelo, la red clasifica el tráfico en distintas clases y les aplica una disciplina de servicio diferenciada con el objetivo de proporcionar distintos niveles de calidad de servicio. En este caso no se reservan recursos por lo que no se puede garantizar a priori una calidad de servicio.

De este modo, se pueden tener varias clases de servicio para tiempo real, con varios niveles de retraso. También habrá niveles con servicio predictivo y otros sólo con garantía de entrega. El cliente escogerá el tipo de servicio en función del tráfico a transmitir y por supuesto, el precio que quiera pagar.

Otra de las ventajas de este modelo es su menor complejidad de implementación y su fácil integración con los protocolos IP, en el que cada paquete puede ser marcado con la clase de servicio que requiere.

Esta marca será utilizada por lo routers para diferenciar el servicio por paquete.

2.5.6.3 Tráfico agregado y por conversación

Es importante determinar cómo se va a gestionar el tráfico internamente en la red. La gestión del tráfico por conversación trata cada conversación como un flujo separado. Tradicionalmente, este tipo de gestión está asociado al modelo de servicios integrados. En este caso, la red asigna recursos independientes al resto de las conversaciones y mantiene un control de ellos.

En el núcleo de grandes redes, donde es posible soportar cientos de miles de conversaciones simultáneamente, este mecanismo no es práctico. En estos casos se utiliza el tráfico agregado. De esta forma, un conjunto del tráfico de diferentes conversaciones, se clasifica como un mismo flujo y se maneja como un tráfico agregado. Además, esta agregación permite reducir en conjunto los recursos necesarios y permite obtener una calidad de servicio casi equivalente al modelo por conversación. Los servicios diferenciados son claros ejemplos de uso de tráfico agregado.

2.5.6.4 Requerimientos para compartir recursos

Normalmente la red va a ser compartida por distintos tipos de tráfico Mientras el aspecto más importante en la calidad de servicio es el retraso, aquí el interés primario es el ancho de banda de los enlaces.

Este componente del modelo de servicio, llamado compartición de enlaces, contempla como compartir el ancho de banda de un enlace entre varios flujos de acuerdo con ciertas características [Floyd95]. Se pueden distinguir los siguientes tipos de comparticiones:

- Compartición multi-entidad: Un enlace puede ser usado por varias organizaciones. Se debe asegurar que los enlaces son compartidos de forma controlada, quizás de forma proporcionar a lo que paguen.

- Compartición multi-protocolo: Se debe prevenir que una familia de protocolos (DECnet, IP, IPX, OSI, SNA, etc.) sobrecargue un enlace y excluya al resto. Esto es importante porque las distintas familias de protocolos responden de forma diferente a la congestión.

- Compartición multi-servicio: Un administrador de red puede limitar la fracción de ancho de banda para cada clase de servicio.

El control de admisión será necesario de nuevo para asegurar que la compartición de recursos se va a cumplir.