PENSAMIENTO, HERRAMIENTAS Y ACCIÓN DEL ESTRATEGA

PENSAMIENTO, HERRAMIENTAS Y ACCIÓN DEL ESTRATEGA

Rodeloy Castellanos Crúz

Volver al índice

 

 

 

 

 

3.1.2. Segmentación en Áreas de Actividad Estratégica

Un excelente conocimiento de nuestras fortalezas y debilidades no basta si desconocemos o comprendemos mal los frentes donde actuamos, cada uno con sus características peculiares. La empresa moderna presenta por lo general una diversificación bastante grande en sus actividades, tendrá varias líneas de productos y servicios, también diversas dependencias tecnológicas o logísticas entre productos, y variedad de Clientes.

El análisis estratégico clásico no tomaba esta diversidad en cuenta y por lo mismo resultó inoperante. La segmentación de actividades ha permitido justamente superar dicha dificultad y con ella podemos responder a nuestra pregunta: ¿Cuáles son las Áreas de Actividad Estratégica de la empresa?

Entendiendo el concepto, un Área de Actividad o Segmento Estratégico se define como el conjunto de productos y/o servicios destinados a un mercado específico y para los cuales es posible formular una estrategia (puede incluir una o más unidades de negocio) Aquí está la clave, podemos luchar aisladamente en el frente que representa este segmento puesto que tiene sus propias posibilidades y limitaciones. El desglose de las áreas ofrece el “mapa del campo de batalla” de la empresa.

M. Godet (2000) lo ilustra mejor: “Dos actividades forman parte de un mismo segmento estratégico si implican a los mismos competidores, a los mismos consumidores, o si están estrechamente ligadas entre sí a nivel de producción o distribución, de modo y manera que toda acción sobre una de ellas tendrá repercusiones sobre la otra.” (Godet, p. 51)

Queda clara la necesidad de definir nuestras áreas o segmentos estratégicos, pues a cada uno le daremos un tratamiento específico.

Un criterio esencial en este análisis es la determinación, por áreas, de sus Factores Críticos de Éxito (FCE)6 Será importante valorar además el futuro de cada Área de Actividad Estratégica (es útil emplear algunas de las herramientas predictivas descritas a continuación), así como cuál es nuestra posición en estos segmentos y qué competencias nos distinguen o debemos adquirir para mantenernos competitivos en ellos.

También podremos plantearnos la posibilidad de utilizar las fortalezas de cada Área de Actividad Estratégica para hacer sinergia unas con otras y darle un impulso mayor al desempeño de la empresa.