LA GESTIÓN LOCAL DEL DESARROLLO
EXPERIENCIAS DE PANAMÁ, ESPAÑA. MÉXICO, ARGENTINA Y PERÚ

LA GESTIÓN LOCAL DEL DESARROLLO EXPERIENCIAS DE PANAMÁ, ESPAÑA. MÉXICO, ARGENTINA Y PERÚ

Lorena G. Coria (coordinadora)

Volver al índice

 

 

 

 

Resumen

El estudio aborda el tema de las posibilidades que brinda el financiamiento por parte de las autoridades gubernamentales en la generación de iniciativas de desarrollo local.

El caso aquí presentado corresponde a una agrupación colectiva llamada “Grupo Ejidal de Responsabilidad Solidaria”, ubicada en un espacio rural, El Arenal, Jalisco, México; que nace como producto de los apoyos recibidos por parte del Banco de Crédito Rural de Occidente, “BANRURAL”, aunque su desarrollo posterior dependió de elementos que están más ligados al liderazgo de sus actores y su capacidad de aprendizaje e innovación.

Palabras Clave: Iniciativas locales, financiamiento, desarrollo local.

1. Introducción

El presente documento analiza las iniciativas locales efectuadas en un sector del ejido El Arenal, en el municipio de El Arenal, Jalisco; con relación al grupo de ejidatarios que conforman la agrupación colectiva llamada “Grupo Ejidal de Responsabilidad Solidaria” (de aquí en adelante GERS), cuyo nacimiento y desarrolló se da partir del año 1967.

Las iniciativas del grupo ejidal nacieron ligadas a los apoyos otorgados por el desaparecido Banco de Crédito Ejidal, posteriormente llamado Banco de Crédito Rural de Occidente (“Banrural”), los cuales consistían en créditos económicos y en especie para la cría de ganado, bovino ó porcino. Este tipo de beneficios financieros, y la participación de un sector del ejido, fueron fundamentales para el desarrollo de las iniciativas y la incidencia de esta agrupación (GERS) como parte del desarrollo local de El Arenal, Jalisco.

El municipio de El Arenal se encuentra ubicado en la región Valles del Estado de Jalisco (ver mapa #1). Cuenta con una extensión territorial de 181.81 km², y de acuerdo al último Censo de Población y Vivienda (INEGI, 2000), tiene una población de 14,523 habitantes, de los cuales 9,796 (67%) se encuentran en la cabecera municipal . El Arenal se localiza a 37 kms. al Oeste de la Zona Metropolitana de Guadalajara, y se enclava en la zona tequilera tradicional de Jalisco .

El ejido El Arenal, está constituido a su vez con una superficie de 1,242-00-00 hectáreas, conforme a la ley agraria e inscrita en el padrón del Registro Agrario Nacional desde 1927, en el que se beneficia a 207 ejidatarios.

Como contexto de la situación económica prevaleciente al final de la década de los sesenta, cuando inicia la agrupación (GERS), se puede señalar que el crecimiento económico de México estaba deteriorándose significativamente. Entre los indicadores económicos del sector agrícola que dan cuenta de ese escenario están los siguientes: La tasa anual de crecimiento del producto agrícola que llegó al 7 por ciento entre 1940 y 1950, descendió al 4 por ciento en la década siguiente y tan sólo al 0.7 por ciento entre 1965 y 1974.Como resultado de este bajo crecimiento del producto agrícola, los precios de los alimentos se elevaron de manera impresionante: del 2 por ciento anual en el periodo de 1960-1965, al 7.6 entre 1970 y 1973, y a un 24.6 por ciento en 1974 (Alcántara Ferrer, 1979).

Esta perspectiva en El Arenal, Jalisco como en la mayoría de las zonas rurales, hizo imprescindible la generación de acciones que enfrentaran ese deterioro, lo cual dio pie a que los jóvenes y padres de familia emigraran al “Norte” debido a que el empleo era escaso, y el que existía, no era suficiente para toda la población.

Ante este escenario, las instituciones gubernamentales, estatales y municipales, trataron de activar la economía en el medio rural al otorgar apoyos a campesinos y ejidatarios principalmente, consistentes en créditos refaccionarios para insumos tales como fertilizantes para cultivos de caña y maíz; así como financiamiento para la compra de ganado porcino y bovino para su crianza, y de esta manera aprovechar los conocimientos en el plano agropecuario de los ejidatarios quienes tenían la facilidad para el cuidado de animales.

Por lo anterior, resulta importante documentar las acciones locales que se dan como consecuencia de los financiamientos otorgados por los actores institucionales y preguntarnos ¿es posible denotar procesos de desarrollo local a partir de este elemento? ¿Qué tipo de iniciativas locales se generan? ¿Cómo reaccionan los actores locales? ¿Es un caso extraordinario o es posible suponer generalidades recurrentes en el financiamiento como elemento potenciador de iniciativas locales?