BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS

Horacio Mercado Vargas
Marisol Palmerín Cerna

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (124 páginas, 1.74 Mb) pulsando aquí

 

 

 

VI.2.3. POLÍTICAS PARA LAS PEQUEÑAS EMPRESAS

Las pequeñas empresas han sido señaladas por muchos como básicas para el desarrollo en América Latina; entre ellos el ex presidente argentino Raúl Alfonsín, quien les da prioridad, porque, «son, en América Latina, las más importantes fuentes de empleo y, por lo tanto, de integración social»; y esto, en un mundo que atraviesa una crisis de empleo, la cual se manifiesta en nuestra región como «un círculo vicioso de desocupación, pérdida de capacidad laboral, pobreza y segmentación social».

Alfonsín, ex presidente de Argentina, se pregunta: «¿Cómo podemos actuar entonces?» Y responde: «El pensamiento neoconservadornos aconseja la pasividad, el laissez faire a las fuerzas del mercado. Nosotros no podemos estar de acuerdo con esa postura. Consideramos útiles los mecanismos de mercado como parte de la sociedad libre y democrática, pero coincidimos con aquéllos que piensan que el mercado no es un producto natural sino una construcción social que cuando una economía presenta desajustes que ponen en peligro la salud de sus habitantes y de sus instituciones es indispensable formar una posición activa. «La creación de puestos de trabajo es fundamental si se consideran los problemas en una perspectiva de largo plazo; en este aspecto, las pequeñas y medianas empresas son muy relevantes, ya que contribuyen a equilibrar las tendencias a la concentración económica y a la profundización de las brechas de ingresos y de poder social. Y aportan a la consolidación de los lazos sociales, la promoción de culturas productivas y el desarrollo de habilidades técnicas».

Es pues, necesario estudiar a las pequeñas y medianas empresas (las PYMES), con el fm de diseñar las políticas para su fomento y detectar, con claridad, su contribución al crecimiento económico, a la creación de formas de colaboración productiva que brinden competitividad, a la formación de una sociedad autónoma y pluralista y a una amplia participación socio-política.

Quizá en su estudio reciente titulado, «Un Nuevo Enfoque en el diseño de políticas para las PYMES: Aprendiendo de la experiencia europea», Patrizio Bianchi nos muestra algunas buenas respuestas. El Dr. Bianchi nos presenta primero la política industrial tradicional, que daba impulso a la creación de empresas líderes nacionales: Esta política se siguió en Europa y en Japón explícitamente y, en Estados Unidos, a través de su política de defensa.

En México se instrumentó en el sexenio 1988-1994, pero de manera implícita, ineficiente, incompleta y siguiendo procedimientos poco claros. Esta línea de pensamiento no consideraba capaces de competir a las pequeñas empresas, sólo podían ser fuente de empleo precario. Las PYMES no son agentes marginales, ni de baja productividad. Pero, nos dice Bianchi, sin una estrategia general difícilmente pueden sobrevivir, y menos aportar frutos para el desarrollo. La nueva estrategia nacional debe favorecer sus mutuas complementariedades, incentivando a los grupos de empresas que son los nuevos «sujetos colectivos» del juego competitivo.

¿Cómo instrumentar nuevas políticas en un contexto de apertura y globalización? El proceso de apertura, nos dice Bianchi, requiere ser apoyado por una clara estrategia industrial que favorezca las redes y reorganice la industria en favor de la cooperación productiva. La política industrial se ubica entonces en un contexto social y cultural específico, usa todos los instrumentos disponibles --que siguen siendo muchos- y crea «entramado s» para la cooperación. El estado, si tiene la voluntad de actuar y la estrategia adecuada, puede convocar a todos los niveles de gobierno (nacional, regional, citadino y aún de barrio) a apoyar los procesos de abajo hacia arriba que de manera sistémica creen un ambiente positivo para la cooperación.

Solamente así pueden formarse conjuntos integrados por gobiernos, asociaciones, universidades, instituciones y empresas como los nuevos actores en la competencia, frente a los embates de otros sistemas. En México se ha visto desde hace muchos años la importancia de las pequeñas y medianas empresas, pero no hemos logrado articular una política que sea efectiva.

Quizá, en parte porque no creíamos de veras en ellas; quizá porque nos importaba la imagen más que la sustancia; quizá, porque confiamos en ellaissez faire y «hacíamos como que hacíamos» quizá, porque queríamos que cada una de las microempresas saliera por su propio pie de la guerra a la que la sujetamos. Mucho de lo que nos dice Bianchi ya de alguna manera lo hemos intentado en México desde antes del neoliberalismo, creemos que vale la pena intentarlo de nuevo, pero adecuadamente y bien, con consenso social e integralmente: ese es el mensaje de la experiencia y de la teoría de Bianchi.

Estudios de caso y lo que podemos aprender de ellos. Políticas regionales integrales.

Tierra de Empresas, la región italiana de Emilia-Romagna.

El esquema de desarrollo de esta región se basa en la pequeña empresa y la amplia extensión de este modelo en la sociedad (existe una empresa por cada 10 habitantes). Un número tan amplio de empresas promueve una sociedad abierta, integrada, de cooperación para la competitividad y, a la vez, una mayor equidad ya que las pequeñas empresas crean un entramado social y político muy diverso al de los' company towns' . Porque, por supuesto, las empresas no pueden ser dejadas solas, tiene que haber formas de apoyo y cooperación que las vinculen para que, en su conjunto, cubran «de manera virtual» las actividades que en otras partes realizaría una gran empresa. Por ello, ha sido necesaria una política de largo plazo y de apoyos financieros, pero integrados con servicios reales, que responden a las necesidades socioeconómicas de la región.

Desde hace muchos años los sindicatos también contribuyeron al proceso de desarrollo, pero no como parece creer la lógica neoliberal imperante: fueron firmes en defender los intereses de los agremiados, no permitieron la implantación de un modelo de mano de obra barata, pero sí se enfocaron hacia la flexibilidad y hacia la formación.

Para los dirigentes y pensadores de la región no existe la panacea de la globalización, más bien es una realidad desafiante que solamente puede ser enfrentada con un sistema integrado, que no sea puramente económico-comercial, sino que tome lo social como parte integrante y como objetivo, tanto para la propia región, como para una solidaridad global.

Quizá lo más importante que habría que enfatizar es: el valor del trabajo es central. El trabajador es primordial y debe ser respetado; pero para el trabajador, laborar es importante, formarse para trabajar bien, ser productivo. Existe, en palabras de Patrizio Bianchi, una cultura del trabajo que da consistencia a la vida general. Por ello, claro que hay marketing, ferias, etc., pero como lo señaló el director de la Asociación de Pequeños Industriales: «¡Ay de nosotros si nos olvidamos del trabajo!» Los centros de apoyo a las empresas.

El ERVET, constituido en 1974 es el instrumento de realización de los objetivos de política industrial de la región Emilia-Romagna.

Como otras financieras regionales europeas, el ERVET traduce la programación regional en acciones operativas, elaborando y realizando, juntamente con las fuerzas económicas interesadas, proyectos innovadores y desarrollando actividades de difusión.

Para sostener de manera específica las estrategias de fortalecimiento, de crecimiento, de globalización del sistema económico, el ERVET ha constituido, desde los años ochenta, una red de Centros de Servicio para las empresas que constituyen el Sistema ERVET.

Los objetivos principales que ERVET persigue y realiza, junto con su Sistema de centros de carácter horizontal y transversal, son el desarrollo de proyectos y la prestación de servicios innovadores para empresas, servicios que se encuentran en áreas de frontera en las que el mercado no tiene todavía interés o capacidad de oferta.

Las acciones que sirven al conjunto de los sectores productivos de la región, así como áreas territoriales específicas, se concentran en los temas de la innovación, la intemacionalización y las finanzas.

Uno de los Centros de Servicios es el Demo Center, institución que destaca por la innovación, formación y sobre todo, difusión. Se trata de un centro con visión estratégica que presenta a los pequeños empresarios «para que puedan ver y tocan> las nuevas tecnologías; un centro realizado entre la región, la provincia y las asociaciones empresariales con el objetivo de abrir a las nuevas tecnologías, demostrando su uso a pequeños grupos de empresarios. Como ejemplos podrían mencionarse los métodos de realizar prototipos por computadora, o cómo trabajar en red entre numerosas pequeñas empresas.

El Demo Center asocia empresas que operan en los sectores mecánico, electromecánico, electrónico y en otros con problemas afines con respecto a la automatización e información tecnológica.

Objetivo general es el de acrecentar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas a través de la difusión de tecnologías innovadoras de fabricación y gestión de la producción. Pretende dirigir el desarrollo tecnológico de las empresas hacia soluciones integradas y orgánicas, obteniendo de las inversiones en automatización e informatización, las máximas ventajas en términos de competitividad.

Demo Center, en colaboración con la Universidad y otras instituciones, realiza una investigación permanente de las necesidades empresariales de las pequeñas y medianas empresas. Este análisis tiene en cuenta la problemática de tipo tecnológico, informativo y organizativo, ofreciendo un cuadro constantemente actualizado de la situación de las empresas a nivel local y regional.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet