BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS

Horacio Mercado Vargas
Marisol Palmerín Cerna

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (124 páginas, 1.74 Mb) pulsando aquí

 

 

 

CONCLUSIONES

El pensar en establecer un negocio, implica una serie de planteamientos a reflexionar tales como prestar servicios, producir o comercializar y no sólo eso también hay que pensar en el nombre del establecimiento, el nombre del producto, la etiqueta, registrar una marca.

Cuando ya hemos establecido lo primero ¿qué hacer? Ahora pensemos ¿en dónde lo voy a vender?, ¿a quién se lo ofrezco?, ¿quién me lo puede comprar?, son premisas que al igual que las primeras son importantes porque de ello dependerá mi éxito y permanencia en el mercado.

En el caso particular de la transformación del cobre, también existen esas prernisas; agregando a ello el considerar que su proceso de elaboración o transformación por pieza es diferente porque para unas piezas es sólo cuestión de unos días, otras se producen por 30 o 40 piezas diarias y las de gran valor económico no menos de 8 meses porque son producto de la creatividad de los maestros artesanos que con su afán, su amor al trabajo y profundo cariño al cobre que les inspira para diseñar verdaderas, auténticas y originales obras de arte.

Para comercializar piezas de artesanía en cobre u obras de arte en cobre, es imprescindible pensar ¿cuántas piezas se pueden ofrecer de cazos, floreros, fruteros, centros de mesa, ollas de aro, jarras o jarrones?, porque hay variedad, pero no son iguales, son parecidas en forma, no así en tamaño, podremos ayudamos de un catálogo, anteponiendo la cantidad en existencia y la posibilidad de hacerlas sobre pedido aclarando que no será exactamente igual porque son hechas a mano y que su proceso de elaboración es tardado.

Podemos concluir entonces, que nuestras miras a exportar deben sólidamente respaldadas por suficiente producción mensual, ya que la demanda mensual reportada según la casa de las artesanías de Morelia, Michoacán es de 60 piezas y con un mínimo de 25 piezas, cantidad que deberemos tener lista para ocupar el lugar de las piezas vendidas en el mes en una boutique artesanal de arte en cobre.

Publicitarnos por Internet es una excelente opción, indicando siempre la pieza, tamaño, medidas, precio y cantidad en el inventario para ofertarlas al consumidor o cliente potencial, mencionando siempre y como carta de presentación que son piezas hechas a mano, únicas, tradicionales y la única fuente de ingresos de un pueblo que su única ocupación es transformar ideas y pensamientos en arte; un pueblo lleno de tradiciones usos y costumbres que a través de sus piezas quieren dar la vuelta al mundo.

Exportar puede que en papeleo sea difícil, pero como ya se dijo antes lo difícil es, o sería mantener un stock de almacén, que para mantenerlo habrá que realizar convenios por escrito con varios maestros artesanos para en conjunto, se pueda reunir una cantidad suficiente para exportar.

El mercado nacional, no es que sea malo, existe clase pudiente, organizaciones gubernamentales, empresas enormes y exitosas como los cinemas, las cadenas de televisión entre otras que si pueden perfectamente cubrir el importe de estas piezas ya sea para la decoración de su hogar y oficina, sin embargo, el ingreso promedio de nuestra población mexicana no cuenta con lo suficiente para desembolsar ni mil ni doscientos pesos en una pieza que sólo es ornamental, no es utilitaria y que tampoco es de primera necesidad.

La situación económica del mexicano en México no es tan halagüeña, los bienes duraderos y artículos de primera necesidad en su canasta básica siempre serán en primer término y por lo tanto un artículo como este que no representa vacaciones, entretenimiento o salud no será por menos tomado en cuenta a menos que sea útil y durable de acuerdo al uso y necesidades de la familia.

En cambio, la situación de económica del mexicano en Estados Unidos, se muestra mejor, aunando a ello que lejos de su patria, de la tierra que los vio nacer, ellos si pagarían cualquier cantidad por tener en su hogar u oficina un cachito de México.

Estados Unidos, Canadá y algunas partes de Europa resultan ser un mercado interesante, atractivo y que tendría mucho éxito con gente de alto poder adquisitivo no importando que no sea mexicano, ya que para ellos las culturas, tradiciones, usos y costumbres de otros países son interesantes y respetadas por los extranjeros quienes si estarían dispuestos a adquirir artesanías, piezas auténticas hechas a mano.

Es importante poner especial atención al empaque, la etiqueta, la forma de presentar el producto y una vez definido el mercado que nos interesa y sus oportunidades, se debe estudiar la manera en que el futuro negocio explotará esas oportunidades. Amén de eso establecer un local con una excelente presentación, localización, distribución y atención al cliente con perfecto conocimiento del artículo a ofertar.

En el comercio internacional se han presentado cambios, mismos que ya no se asemejan mucho a la clase de intercambio analizado por la teoría clásica. En donde se nos habla de un comercio internacional basado en ventajas comparativas, según el cual todos los países participan en el comercio internacional exportando productos con los que son mas competitivos, así tenemos que los países en vías de desarrollo como México, exportarían materia prima; y los países desarrollados exportarían manufacturas.

A partir de la Segunda Guerra Mundial una porción grande y creciente del comercio mundial ha llegado a consistir en intercambios que no pueden atribuirse con tanta facilidad a las ventajas latentes de los países que exportan bienes particulares, sino al contrario, el comercio parece reflejar conveniencias arbitrarias o temporales, derivadas de las economías de escala en donde las alianzas estratégicas juegan un papel clave, de la experiencia acumulada a través de la investigación y desarrollo y de la innovación tecnológica.

El análisis económico tradicional se basa en el supuesto de que los mercados no distan mucho de ser perfectamente competitivos, en donde se encuentran muchos productores demasiado pequeños para poder influir en precio o en acciones futuras de sus competidores. Es decir, se hablaba de un mercado inter industrial donde las ventajas comparativas de la teoría clásica se daban sin ningún problema. Pero el cambio del patrón comercial ha hecho que este supuesto sea en la actualidad inaplicable a la política comercial.

Se dice que las empresas trasnacionales están ubicadas en mercados imperfectamente competitivos, en donde realizan un comercio intra industrial. Tres características son las que parecen definir perfectamente a las empresas trasnacionales, estas son: - Tener pocos rivales identificables.

- Contar con la capacidad para afectar los precios.

- Influir en acciones competitivas.

Estas empresas ubicadas en los países desarrollados, tienen tendencias de crecimiento, por lo tanto, están alertas a las nuevas aperturas económicas de los países en desarrollo. El establecimiento de este tipo de empresas en países en desarrollo viene a perjudicar a las empresas pequeñas nacionales, las cuales están acostumbradas a gozar de un mercado sin competencia en donde no tuvieron la necesidad de mejorar la calidad y precio de sus productos.

Las PYME mexicanas, las cuales conforman el 98 % de la industria de la nación, se encuentran inmersas en este problema. Al iniciarse la apertura comercial, se dijo que las empresas mexicanas iban a aprender a competir conforme fuera transcurriendo el tiempo, pero la realidad ha sido otra muy distinta.

Con esto, no se quiere decir que se esta en contra del modelo económico actual, los acontecimientos históricos y los que están sucediendo actualmente nos indican que el comercio internacional es la clave del desarrollo económico de una nación. Sin embargo este comercio internacional debe de ser más justo.

No cabe duda que la apertura realizada en las negociaciones del TLCAN fue abrupta para el sector de la PYME, aún cuando se negoció la apertura por periodos de tiempo, las PYME no han podido enfrentar la competencia proveniente de nuestros principales socios comerciales. Esto se debe a que como la mayoría del sector industrial mexicano está conformado por PYME, son muy pocas las empresas que tienen una producción a gran escala, por lo tanto, sus costos de producción son más elevados. Si el sector de la PYME se integrara y trabajara en conjunto, se podrían tener mejores resultados, es decir, que PYME que producen bienes similares se integren y cada empresa desempeñe un papel específico en el proceso de transformación, de modo que cada empresa se convierta en una unidad productora o consumidora de bienes y servicios que otras requieren o suministran. En conjunto el comportamiento seria de una gran empresa, en términos de aprovechamiento de economías de escala, pero se conservaría la flexibilidad derivada de la independencia de cada una de las unidades que la conforman.

Otro problema que aqueja a las PYME, es que en México, pocas son las empresas que fomentan el interés por desarrollar la investigación y la innovación tecnológica de sus productos, mientras que en otros países estos factores son clave para lograr el éxito en la comercialización. Es necesario que se le dé la debida importancia a estos factores, que las empresas busquen el mejoramiento de sus productos, que estén siempre al día innovando la producción de acuerdo a los requerimientos de los consumidores.

Todos estos problemas debieron de ser previstos y solucionados antes de la firma del TLCAN y de la apertura comercial, pero como nos encontramos ya inmersos en este tratado, proponemos para lograr una recuperación económica, elevar nuevamente los aranceles, pero no al mismo porcentaje que se tenía, e idos eliminando de una manera estratégica, sin dejar de apoyar a las empresas para que mejoren la calidad y precio de sus productos, para que una vez que se decida dar una mayor apertura. Nuestras PYME se encuentren en las mismas condiciones de competitividad que las empresas extranjeras.

Es necesario que el gobierno otorgue un programa de apoyo hacia la PYME (y no hacia el sistema financiera como lo está haciendo en la actualidad) que reactive el sector de la PYME y así poder salir de la crisis.

Las PYME ya están completamente agotadas y ya no hay forma de aguantar mucho tiempo las presiones de tasas de interés elevadas y un mercado financiero inestable.

El desaliento y agotamiento que existe actualmente en las empresas y sus trabajadores, ha sido generado debido a que cualquier medida que tome el gobierno se considera insuficiente a causa de la falta de confianza que persiste en el país.

El fortalecimiento económico de México no puede estar sujeto a la decisión y privilegio de los especuladores, ni a falta de decisiones serias porque habría altos costos para la nación.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet