BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


J.M. KEYNES, EL PROFETA OLVIDADO

Mario Guillermo Gómez Olivares

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (247 páginas, 1.36 Mb) pulsando aquí

 

 

5.1.3.2. Una interpretación de la desocupación involuntaria por D. Patinkin

Este autor ha desarrollado una vasta investigación sobre Keynes que tiene su punto alto en su libro “Keynes’ Monetary Thought: A study of its Debelopment”, donde se sintetizan más de 20 años de ensayos y reflexiones sobre el significado del pensa-miento de Keynes, en una perspectiva de contribuir para historia del pensamiento económico. La interpretación que Patinkin presenta en su libro “Keynes’ Monetary Thought: A Study of its Development”, es el resultado de una larga reflexión y estudio sobre el pensamiento de Keynes.

Patinkin asiente con el hecho de que, Keynes tiene una visión sobre el mundo en que las decisiones son inevitablemente basadas en expectativas extremamente inciertas sobre el futuro. Esto es válido para la inversión, por lo que el nivel de la in-versión es en la economía muy inestable y por arrastramiento se genera inestabilidad en el nivel del empleo. El nivel del empleo es determinado por la interacción de la demanda y la oferta en dos mercados: el mercado de bienes (bienes de inversión y de consumo) y el de la moneda, por lo que: “The General Theory can(as has been said more than once) be regarded as the first practical application of the walrasian theory of general equilibrium” .

Esto en el sentido de reducir el modelo formal de Walras a un modelo de n ecuaciones simultaneas con n incógnitas a un modelo manipulable a partir del cual se pue-dan retirar implicaciones para el mundo real. Por eso, el modelo de la Teoría Gene-ral es un modelo en que se integran los sectores reales y monetarios. Patinkin reconoce que el propio Keynes, con mucha probabilidad, no vió su trabajo en términos de ecuaciones simultaneas. Como Patinkin escribe:“For Keynes‘s procedure is basi-cally the Marshallian partial equilibrium one, which determines the equilibrium price and the quantity in the market for any specific good by first analysing the demand and supply curves in that market under the asumption of « other thing equal», and which then takes account of the changes that may be generate in these «other things» as a result of interactions with other markets, by shifts in the curves of thes elriginally considered market” .

Es en la base de las interacciones entre los mercados que Patinkin levanta la hipó-tesis de que el análisis de la Teoría General sea en términos del equilibrio general walrasiano. Patinkin, partiendo de la afirmación de que la novedad central de la Teoría General es la teoría de la demanda efectiva, quiere poner énfasis en el carácter reequilibrador de las fuerzas que están por atrás de la demanda y de la oferta agregada, para demostrar que el sistema posee fuerzas que llevan el sistema al equilibrio, pero para lo cual es necesario tiempo de ajuste, justificando la intervención de los gobiernos .

Para Patinkin, y correctamente, como yo propio he afirmado, uno de los objetivos del análisis de Keynes es atacar la posición clásica de que existen fuerzas automáticas de mercado que aseguran la manutención del pleno empleo, designadamente la flexibilidad de los salarios nominales. Para Patinkin, uno de los mayores objetivos de la Teoría General es demostrar que un declino en los salarios no alcanza ese objetivo, por lo que un aspecto muy interesante del abordaje de Patinkin es la negación de la hipótesis de «salarios rígidos» como constituyendo la principal novedad del análisis de Keynes en relación a la desocupación: “Conversely, if the General Theory were to be interpreted as being based on the asumption of absolute rigidity of money wages, then there would be no novelty to its message: for the fact that such a rigidity can generate unemployment was a commonplaces of the clasical economics” .

Las curvas son las curvas de oferta y demanda agregada. La curva de demanda agregada toma en cuenta la influencia de la tasa de interés y del estado de las ex-pectativas.

Una posición inicial de pleno empleo Q es perturbada por una onda repentina de expectativas adversas que causan un movimiento de la curva de inversión, y por tanto, de la curva de demanda, para abajo de Q para R, que es una posición de equilibro de subempleo. La desocupación que resulta causa un declino en los salario monetarios y, por tanto, un incremento de la cantidad de moneda real y un declino en el nivel de la tasa de interés, permitiendo el crecimiento del nivel de la inversión- un mo-vimiento para arriba de la curva de demanda, llevando la economía a la posición S. Como esta posición es aún de desocupación, el salario declina en un proceso dinámico al largo del camino. Para Patinkin el argumento de Keynes es :“(...) that becau-ses of a relatively high interest elasticity of demand for money interacting with a relatively low interest elasticity of demand for investment-both of whose effective magni-tudes are very much influenced by a states of expectations- this automatic adjust-ment proces is not very efficacious: at best it can bring about only a very slow rates of improvement in the states of employment in the economy,..., “Chapter 19 of Book V is the apex of the General Theory. It is here that Keynes finally ties all elements of the analytical framework that he had developed in the book I to IV in order rigorously to establish the quaesitum of his General Theory, namely, «There is therefore, no ground for the belief that a flexible wage policy is capables of maintaining a states of continuous full employment;-any more than the belief that an open-market monetary policy is capable, unaided, of achieve this result. The system cannot be made self-adjusting along these lines»” .

Para Keynes, una reducción de los salarios monetarios presenta el inconveniente de tornar extremamente inestables los precios, existiendo estabilidad solo en la situación de pleno empleo. El salario debería reducirse sin límites hasta alcanzar el punto en que existe una abundancia de moneda en términos de unidades salarios, de modo que la tasa de interés restaure el nivel de inversión compatible con el pleno empleo.

El proceso dinámico que Patinkin describe solo seria posible si una reducción de los salarios monetarios estimulase la demanda agregada a través de una caída en la tasa de interés generada por un aumento en la cantidad de moneda. Para Patinkin, Keynes no toma en consideración que un incremento en la cantidad de moneda tiene un efecto riqueza directo sobre la demanda agregada: “In the long run growth context, Keynes does recognize that a higher level of wealth in the form of physical capital will generate a lower propensity to save and thus a higher propensity to consume” .

Esta crítica es totalmente infundada, porque Keynes defiende exactamente lo mismo para el largo plazo, más allá de que, en el corto plazo, solo podría suponer lo contrario. Más que considerar un efecto riqueza, debería considerar un efecto pauperización. La evidencia de esto está no capítulo 24 de la Teoría General, en que defiende una baja de la tasa de interés, de modo a que la eficiencia marginal del capital tienda a cero; defiende la eutanasia del rentier, la redistribución del ingreso con el des-aparecimiento de los riesgos y de la incertidumbre que obligan al pago de interés. El llamado efecto Pigou o efecto de liquidez real, que está en la base de esta posición de Patinkin, no considera que una reducción de los salarios provoquen una reducción de los precios, por lo que la situación se mantiene, si la liquidez real favorece a otros grupos de ingreso, deberá ser considerado que inclusive si la tasa de interés baja, la eficiencia marginal que depende de las expectativas de largo plazo, puede bajar simultáneamente, eliminando ese efecto. En palabras de Keynes: “Perhaps the most important influence, operating through changes in the rates of interest, on the readines to spend out of a given income, depends on the effect of these changes on the appreciation or depreciation in the prices of securities and other assets. For if a man is enjoying a windfall increment in the values of his capital, it is natural that his motives toward current spending should be strengthened, even though in terms of income his capital is worth no more than before; and weakened if he is suffering capital loses” .

Parece claro para Patinkin, que Keynes creía que la elasticidad interés de la tasa de inversión era baja y que la inversión podría ser mantenida al nivel de pleno empleo cuando:“(...) the marginal efficiency of capital and hence the rates of interest would be brought down «aproximately to zero within a single geration»” .

La reflexión más importante de la interpretación de Patinkin se lee en esta afirmación: “I have interpreted the General Theory, not as static theory of unemployment equilibrium, but as a dynamic theory of unemployment equilibrium” .

El argumento de Patinkin es que esta interpretación esta relacionada con el pensamiento Keynes y contraría la idea de que se analiza una economía en que el nivel del empleo y la tasa de interés permanecen constantes; por lo contrario es aquella en que el nivel del salario monetario y la tasa de interés bajan continuamente, y, en que la eficiencia marginal baja más rápidamente que la tasa de interés, por lo que se genera una situación de estado crónico de desocupación, en el cual la intensidad está cambiando en el tiempo . Esta, con certeza, no es la posición de Keynes, pues pone énfasis en los factores de re-equilibrio, en cuanto que en Keynes se trata de una posición de equilibrio de subempleo o de fluctuaciones del empleo a un nivel menor que el pleno empleo. La evidencia encuentra Patinkin en la afirmación de Keynes: “It is an outstanding characteristic of the economic system in which we live that, whilst it is subject to severe fluctuations in respect of output and employment, it is not violently unstable. Indeed it seem capables of remaining in a chronic condition of subnormal activity for a considerable period without any marked tendency either toward complete collapse” .

Patinkin enfatiza a chronic condition of subnormal activity, que no es una situación de «underemployment equilibrium». El hecho de no considerar esta diferencia ha generado interpretaciones basadas en la «hipótesis de rigidez de los salarios» o de la«trampa de liquidez».

La dificultad de Patinkin es que Keynes utiliza el concepto de «unemployment equilibrium», y como este propio recuerda, el análisis de Keynes no se basa ni en la rigidez de los precios, ni en la trampa de liquidez, por lo que Patinkin debe demostrar que Keynes utilizaba aquel como un concepto de desequilibrio. De hecho, Patinkin critica la utilización del término equilibrio en Keynes, dejando claro que Keynes no podría distinguir entre equilibrio estático por un lado y desequilibrio dinámico por otro.

En figura anterior, el proceso en su conjunto describe un proceso de desequilibrio dinámico, donde cada punto de intersección, por ejemplo R es un punto de equilibrio para el corto plazo: “(...) And this, I feel, is really all that Keynes meant when he referred to a «level of employment consistent with equilibrium» that is less than full employment” .

La evidencia encuentra, en primero lugar, en la recapitulación de la Teoría General no capítulo 18. Keynes coloca énfasis en que la tasa de interés es determinada por la preferencia por la liquidez y la cantidad de moneda. Las variables independientes son las funciones comportamentales (consumo, preferencia por la liquidez e eficiencia marginal del capital), la unidad salario y la cantidad de moneda. Asumiendo estas constantes: “Keynes accomplishes his present «object which is to discover what determines at any time» the equilibrium level of the dependent variables-employment, and hences output” .

Es decir, segundo Patinkin, equilibrio de corto plazo.

Una segunda evidencia. Cuando Keynes fala en la posición en que los salarios no continuan a declinar o cuando adopta una posición en la cual un declino no genera ningun cambio ulterior, este no habla de equilibrio, utiliza el concepto de «stable equilibrium», «long period position» o «resting place». Aquí viene a la superfície, segundo Patinkin, el «alma marshaliana» de Keynes.

Un punto de equilibrio como R, es un punto de corto plazo que corresponde a un equilibrio transitorio de Marshall, generado por un declino en la demanda de D para D‘. las curvas S son las curvas de corto plazo, con un número de firmas en la industria. El paso de S1 para S2, S3, corresponde a una salida de empresas de la industria cuando sufren perdidas. En el caso de una industria con costos constantes, este proceso conduce, por último, para el restablecimiento de un nuevo equilibrio de largo plazo Q‘en el nivel original de precios.

Existen todavía importantes diferencias. Primero, cuando el movimiento de equilibrio que nos lleva a la posición de corto plazo R en la figura de la página, los precios son mantenidos constantes produciéndose cambios en el output; alternativamente, en la figura de la página anterior, los movimientos se producen con cambios en los precios y el output constante. Se trata de procesos que combinan ajustes en los precios y en el output para el corto plazo. En un análisis microeconómico a la Marshall, las repercusiones del proceso de ajuste dinámico en la demanda de la industria pueden ser olvidadas. El análisis que realiza Keynes, en la cual existen expectativas adver-sas y presiones de la liquidez que generan contracciones del output, es macroeconómico: “It is this difference, and not the difference betwen process adjusting and quantity adjusting per se which generates the differences in the dynamic analysis” .

Una segunda diferencia es subrayada por Patinkin: en el análisis marshalliana la preocupación es principalmente con la posición de largo plazo de equilibrio de la industria como consecuencia de un declino en la demanda; Keynes no se muestra grandemente preocupado con esta cuestión; preocupase con la situación dinámica de la economía en estado de «unemployment disequilibrium», es decir, en una economía que permanece en una condición de subactividad por un considerable período sin que existan tendencias de mercado que la lleven o a la recuperación o al colapso.

Como el propio Patinkin reconoce, no hay cualquier referencia de Keynes al concepto de equilibrio. El hecho de Patinkin enfatizar acentuadamente que la noción de desequilibrio se adapta mejor el análisis que Keynes realiza, se debe la que este utiliza un concepto de equilibrio que no es el mismo de Keynes.

En la noción de equilibrio, sea parcial, sea general, está implícito que la economía posee fuerzas que se requilibran en el corto plazo, es decir, un desequilibrio es siempre un concepto de corto plazo o de equilibrio transitorio. Keynes utiliza el concepto de equilibrio móvil para designarla situación dinámica en contraposición al equilibrio estático. Patinkin simplemente ignora esta noción. La demanda efectiva es un concepto de equilibrio, en el sentido de que en un determinado momento una oferta elástica es igual a la demanda agregada, porque tanto la oferta como la de-manda resultan de las anticipaciones de los empresarios. En relación a una demanda menor que la capacidad de producción, los empresarios buscan maximizar el lucro adecuando los recursos, es decir, el empleo, para ese nivel de demanda, existiendo por eso una posición de equilibrio de subempleo.

El raciocinio de Patinkin es solo un análisis por el lado de la demanda, ignorando la oferta, o suponiendo que la oferta genera fuerzas que llevan a diferentes posiciones de equilibrio de corto plazo. A pesar de vislumbrar los ajustes por las cantidades, atribuye a este un papel requilibrador: disminuición del empleo, presión sobre los salarios, reducción de los precios, efecto de liquidez real, disminución de las tasas de interés, aumento de la demanda medio, aumento de la inversión. La introducción de las expectativas perversas sobre la demanda por parte de Patinkin no considera las expectativas sobre la oferta, ni considera las expectativas extrapolativas sobre la in-versión, ni las expectativas sobre el consumo que se reflejan sobre la demanda de inversiones, ni los efectos de la preferencia por la liquidez, es decir, las expectativas aparecen en el análisis Patinkin ad-hoc, en substitución del shock externo, típico del análisis neoclásica. Eso podemos ver claramente en su análisis de la desocupación.

Podemos definir la desocupación involuntaria, segundo Patinkin, en el caso de existieren restricciones que impidan al individuo de se comportar como sujeto maximizador neoclásico. Esa conducta se exprime gráficamente en las curvas de oferta y demanda, donde los agentes se comportan voluntariamente, satisfaciendo las con-diciones de equilibrio. Caso contrario, el individuo actúa involuntariamente. Específi-camente: “(...) the norm of reference to be used in defining involuntary unemploy-ment is the supply curves of labor; for this curve shows the amount of the employ-ment which the workers of the economy want to obtain in the light of the money wa-ge, price level, and budget restraints with which they are confronted. Henced as long as workers are «on their supply curve»- that is, as long as they succed in selling all the labour they want to at the prevailing real wage rates tases of full employment will be said to exist in the economy” .

Siendo así, en el equilibrio existirá siempre pleno empleo, variando conforme se produzcan alteraciones en los salarios reales, o en los factores objetivos e subjetivos que determinan la curva de oferta del factor trabajo.

El problema de determinar la desocupación involuntaria implica responder a la cuestión de saber, como es que los individuos son obligados a comportarse involuntariamente. Tal acontecerá cuando los agentes están fuera de la curva de oferta.

La respuesta de Patinkin considera la posición tradicional neoclásica: la existencia del pleno empleo es asegurada a través de la flexibilidad de los salarios monetarios, los cuales tienden a reducirse cuando se produce exceso de oferta, asegurando el equilibrio. De acuerdo a él, esta es una verdad tautológica, sin importancia y sin sig-nificado, pues nada se dice sobre las fuerzas que generan la desocupación, sobre la relación entre el nivel de salarios reales y el volumen de desocupación, y sobre todo nada se dice sobre:“(...) the efficacy of an automatically functioning market system with flexible money wages in eliminating involuntary unemployment” .

De este modo esta abierto el camino para explicar la existencia de la desocupación involuntaria, pero eso nos conduce a la teoría patinkiniana de la desocupación involuntaria. De cualquier modo, su abordaje por el lado de la demanda para la desocupación involuntaria (fuera de las curvas de equilibrio) permite explicar la desocupación como un fenómeno de desequilibrio, existiendo fuerzas, aunque viscosas, que pueden llevar en el largo plazo al pleno empleo. Existe así una diferencia fundamental en el análisis de Patinkin relativamente al que realiza Keynes. Aunque reconociendo la existencia de la incertidumbre que genera expectativas pesimistas sobre el futuro de la tasa de interés, no integra estas en su análisis, ni considera los efectos de la disminución de los salarios sobre la demanda. El análisis de Patinkin considera situaciones de recesión suaves, en que existen expectativas sobre la recuperación y, por tanto, en la subida de los precios y de los salarios, una vez que son eliminados los stocks de existencias y los bienes de capital obsoletos. En ese sentido la recesión tiene un efecto positivo y lleva a una mejor afectación de recursos. El análisis de Keynes tiene un cuadro histórico diferente, el de la depresión aguda con una lentísima recuperación.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet