BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


J.M. KEYNES, EL PROFETA OLVIDADO

Mario Guillermo Gómez Olivares

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (247 páginas, 1.36 Mb) pulsando aquí

 

 

2.6.1. Las motivaciones y los objetivos de la acción persuasiva de Keynes.

1. La idea de que el capitalismo individualista está en el fin, que en relación a determinados problemas que afectan el funcionamiento del capitalismo no existen medios a través de los cuales los individuos los puedan resolver, se refleja en los problema analizados por Keynes en el período que precedió a la grande Depresión. Pero la constatación de que el capitalismo individualista del siglo XIX había llegado a su limite, no colocó Keynes entre los ‘nuevos colectivistas‘, propagadores de una nueva fe que introdujese la necesidad de una nueva orden revolucionaria.

En relación a los males económicos, fruto de la ignorancia, del riesgo y de la incertidumbre, Keynes no cedió al pesimismo y propone una intervención a tres niveles: en primer lugar, el estado debe intervenir a través del banco central asegurando la regulación de la moneda y del crédito, más allá de asegurar la información y la transparencia de los mercados; en segundo lugar, la ahorro y el crédito no deberían ser dejados totalmente al acaso, el estado debe estimar el volumen deseado de ahorro de la comunidad y la proporción dedicada a la inversión externa, ayudando el mercado de capitales a atraer los fondos por canales socialmente más lucrativos; tercero, el estado debería tener una idea clara sobre la cantidad y cualidad de la populación . En este sentido, Keynes afirmó:“(...) we have to invent a new wisdom for a new age. And in the meantime we must, if we are to do any good, appear unorthodox, dangerous, troublesome, disobedient to them that begat us” .

2. El objetivo de la persuasión keynesiana es demostrar que el capitalismo proporciona un sistema de libertad superior a otros sistemas, y que, una vez distanciado de las ideas conservadoras, el capitalismo es el sistema que mejor se adapta a un modo satisfactorio de vida, si fuese sabiamente administrado. Keynes no propone el fin del capitalismo, sino una acción colectiva que lo perfeccione, ni niega las motivaciones motrices del funcionamiento del sistema, admitiendo solo que algunas de ellas entraban su funcionamiento.

Comparado con otros sistemas alternativos, el capitalismo es más eficiente cuando pretende alcanzar objetivos económicos y es más eficaz como relación organización social: todavía, es necesario vencer las deficiencias del sistema y de sus agentes más dinámicos, sobrepasar ciertas contradicciones entre el individuo y la sociedad. Keynes estaba vacunado contra la aceptación de ideas que derrumbase la civilización capitalista y era contrario a cualquier idea de colectivismo extremo “How can I adopt a cred which, preferring the mud to the fish, exalts the boorish proletariat above the bourgeois and the intelligentsia who, with whatever faults, are the quality in life and surely carry the seeds of all human advancement..it is hard for an educated, decent, intelligent son of western Europe to find his ideals here, unless he has first suffered some strange and horrid process of conversion which has changed all his values” .

3. La contestación de Keynes a las premisas que objetaban cualquier intervención del estado en la economía, resultan de la apreciación de la realidad del pósguerra. Es de esa observación crítica que extrae la urgencia de la intervención del estado, construyendo una noción teórica sobre la actividad gobernativa amparada en ciertas tradiciones liberales, a las cuales adiciona una visión burkeniana sobre el Estado y un discurso sobre la necesidad de persuadir los gobernantes.

4. Keynes tenía una visión sobre como elaborar y ejecutar la política, una idea del papel que los individuos tiene en ese proceso. Seria dudoso si en una democracia la opinión pública o un grupo de peritos debiese ser consultados sobre los caminos político-económicos alternativos. Era evidente que ponía en causa no solo la política del Banco de Inglaterra, sino también el método secretista de su conducción, sin que la opinión pública tuviese conocimiento de los objetivos y métodos utilizados, ni de sus ventajas, lo que no significaría que las políticos estarían en mejor situación de recomendar lo mejor, hasta porque las aspectos políticos en el proceso de decisión democrático permanecerían misteriosos.

Alternativamente, Keynes entendía que, en primer lugar, debería convencerse un número restricto de personas en posiciones clave en la tomada de decisiones, a fin de se conseguir un soporte decisivo para, en segundo lugar, dirigir la política con el consenso de la opinión pública. Esta era, sin duda, una visión elitista sobre la dirección de los asuntos del estado y la gobernación en materia económica, justamente muy característica de la academia de Cambridge, pues estaba convencido de que la opinión pública no poseía los medios para apreciar las materias en discusión: “I do not think the opposition has come from the great public..rather the position is that while the great public has had a suspicion of where the truth lay, it has not been able to express it clearly. It is as though those responsible for policy have had certain ideas which they have to believe in and what has been happening has been largely in poursuances of those ideas” .

Keynes opone a la rigidez metodológica del sistema financiero y del Banco de Ingla-terra un concepto más democrático de adaptación a las nuevas circunstancias. La gestión de la política del Banco no debería basarse en tradiciones y conocimientos arcaicos, porque la industria estaba a experimentar cambios constantes y era heterodoxa por naturaleza; la conducción del Banco era ortodoxa y basada en máximas establecidas en otra época.

Keynes creía que, si las autoridades fuesen capaces de se dejar persuadir, podría realizarse un cambio en la política económica, pero como los convencionalismos eran desmedidos, la marea debería pasar exteriormente. Esta era una tarea que solo algunos podrían estar en condiciones de ejecutar.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet