BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

EL FRACASO DEL NEOLIBERALISMO EN EL ECUADOR Y ALTERNATIVAS FRENTE A LA CRISIS

Carlos Alfredo Uquillas

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (234 páginas, 664 kb) pulsando aquí

 

 

CAPITULO V. ALTERNATIVAS FRENTE A LA CRISIS GENERAL

5.1.- CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO ESTADO

La llegada del nuevo siglo significa que cumplimos cerca de 170 años de democracia, de vida republicana, tiempo en el cual no hemos sido capaces de resolver los principales problemas que nos aquejan.

En esta nueva década se debe efectuar un viraje trascendental que lleve a cabo una serie de transformaciones en la base económica, en la superestructura, en el área urbana y rural; medidas que tengan que ver con el dinamismo de la economía interna, como la apertura conciente al exterior, tanto en las políticas macro y microeconómicas, en la que se levante una profunda transformación en toda línea.

Los desafíos que plantean los pueblos, exigen que la política y la economía se encuentren y logren su conciliación, la libertad jamás debe ser restringida o coartada porque no hay democracia sin libertad y para que exista un orden es necesario que la libertad este garantizada y las necesidades de la población resueltas. Si el crecimiento económico no es compartido con los más pobres, con los sectores más postergados el Estado se convierte en un ente ineficaz, sin garantía en el tiempo; La justicia social debe ser mantenida como un elemento valórico de gran importancia en la acción del gobierno, requisito básico e insustituible en la conformación de cualquier proyecto de crecimiento económico; El crecimiento con equidad debe ser la fuerza del gobierno para que consolide y establezca plenamente la democracia.

Frente a la incuestionable necesidad de promover el desarrollo humano se hace urgente la respuesta del Estado en ampliar y diversificar el empleo, expandir y modernizar los servicios sociales y educar a la población133 asignándoles recursos para que puedan enfrentar los retos de la sociedad moderna.

Todos los actores sociales, políticos y económicos debemos entender que hay que evitar los conflictos innecesarios, las pasiones ideológicas partidistas, que debemos ser tolerantes con las contrapartes y que hay que sacrificar las legítimas razones y aspiraciones para lograr entendimientos que permitan satisfacer y responder en parte las demandas y necesidades de todo el conglomerado social; si así lo hacemos se logrará conseguir los objetivos económicos prioritarios planteados. La actitud de los líderes políticos y dirigentes sociales deben permitir el avance gradual pero sostenido134 para permitir que opere el crecimiento con equidad, todos debemos contribuir al progreso económico y a la plena armonía social.

El sendero que ha tenido que caminar la democracia ha sido duro y tormentoso, partiendo de una democracia de elites, luego de la clase media y estamos consolidando una democracia abierta hacia las grandes masas; observación que se encuentran en todos los procesos democráticos de las democracias del mundo sin excepción135; en la que en la primera forma de democracia de elites un grupo de notables hablaba por el pueblo pero sin el pueblo, nos encontramos en los inicios de nuestra República; Luego los sectores medios pugnaron por ingresar en la toma de decisiones, conformándose la democracia de la clase media, la que se consolidó después de la segunda guerra mundial; y finalmente en la última década del siglo XX gradualmente nos hemos conducido hacia una democracia abierta a las grandes masas. Por lo que se hace necesario ajustar al Estado a sus nuevas funciones, en la que éste administre la totalidad de los intereses de los ciudadanos y los haga converger en solo proyecto nacional.

Este nuevo Estado debe ser representativo de la nueva pluralidad de los estratos sociales; si queremos que sea viable debe velar porque el mercado y la libertad individual se combinen y se custodie, sin la necesidad de utilizar la apropiación de los bienes privados, porque lo puede hacer por la vía pública a través de decretos, ordenanzas o regulaciones.

Este Estado deberá buscar la constitución de una clase empresarial privada e internacional, la formación del clásico empresario aséptico weberiano o el innovador shumpeteriano a los que se le asignará la responsabilidad principal en el desarrollo productivo e inversionista, el cambio tecnológico136 y el progreso. Clase empresarial que guardará amplios lazos de confianza recíproca y lealtad con el Estado y el Pueblo; La relación tripartita de unidad deberá estar marcada por el interés común y nacional; las empresas y el Estado deberán asumir el compromiso social con sus trabajadores y en contrapartida recibirán lealtad, esfuerzo y creatividad desplegados por éstos en el trabajo137.

Por su parte el Estado desarrollará una red de protección social muy efectiva, abrirá camino hacia nuevas actividades productivas que tengan un fuerte contenido tecnológico; propondrá procesos de reestructuración y reconversión industrial en los sectores económicos que por sí están quedando obsoletos; tratando en todo momento de asegurar la competitividad de la estructura productiva en el ámbito interno e internacional y en lo posible la reducción de los costos sociales que causan los ajustes.

El modelo es construir un sistema de relaciones sociales entre Estado, Empresarios y Trabajadores, basado en el reconocimiento social y la legitimidad de la empresa privada y sus beneficios, eliminando la idea de represión salarial y la iniquidad. Si una de las dos o las dos faltaren habrá suficiente causa para la deslegitimación del sector privado y consecuentemente la inestabilidad de la institucionalidad económica; condicionantes esenciales que se necesitan para la construcción de un Estado Moderno en democracia y un nuevo amanecer.

La Modernidad y la Democracia tienen una relación de complementariedad y tensión, porque la primera abre el campo de la identidad y a varias posibilidades de expresión la segunda va a limitarla; así esta modernidad que sugerimos lo hemos hecho lo más compatible con la democracia que tenemos, en la que en primera instancia encontrará resistencia, despertará escepticismo, sospechas, criticas, suscitará una gran oposición a la transición no solo de quienes perderán sus posiciones de privilegio sino también de Velocidad y precisión en la toma de decisiones, porque en crisis no hay tiempo para los análisis.

La democracia inevitablemente requiere de partidos políticos y aquellos que saldrán beneficiados,138 y es en las instituciones políticas donde residirá el poder139 y a las cuales hay que adecuarlas a las nuevas exigencias del entorno mundial, fortificándolas y modernizándolas, incorporándolas a la nueva gerencia, lo cual es indispensable para la competitividad internacional; En segundo término debemos tener muy en cuenta que, de hecho el sistema económico esta dominado por las desigualdades y por los conflictos de intereses140 y es en la sociedad política el lugar donde debe operar la igualdad; por lo tanto esta nueva democracia garantizará y asegurará la igualdad de los derechos y oportunidades y a su vez limitará en lo que más pueda las desigualdades para que se pueda constituir el país en un Estado de Derecho en toda la extensión de la palabra. Este nuevo sistema democrático descansará sobre una amplia base de legitimidad y legalidad suficientemente fortificada, garantizada y protegida con normas generales y obligatorias a las cuales se sometan todos los ciudadanos, sin excepciones que puedan provenir por influencias de poder o de corrupción; con la superación de la crisis económica141 se fortificara el proceso de integración del Estado, para que el nuevo gobierno pueda ejercer su mandato en la totalidad de la jurisdicción territorial y en todos los ámbitos que le ha confiado la Ley; Sistema Democrático que encontrará credibilidad por la avenencia de nuevos actores y una diferente clase política, los cuales irán aprendiendo y perfeccionando su liderazgo político con la participación en la vida pública142 Debe poseer un gran sentido de comunicación y confianza.

Autosuficiente, independiente, equilibrado y flexible.

Tener un gran compromiso social Poseer creatividad y ser capaz de comunicar ideas e ilusiones a sus subordinados que debido a la magnitud de la crisis están perdidos, finalmente tiene que ser un individuo que valores y lidere el cambio, y que nunca deje de pensar en la sociedad.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet