BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Comunicación móvil y sociedad, una perspectiva global

Manuel Castells
Mireia Fernández-Ardèvol
Jack Linchuan Qiu
Araba Sey

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (472 páginas, 2.11 Mb) pulsando aquí

 

 

Repensar el desarrollo y la comunicación: cuestiones de actualidad

¿DESARROLLO SALTÁNDOSE ETAPAS? El antiguo argumento gershenkroniano sobre los «saltos de etapas» (leapfrogging) aparece siempre que se habla de la comunicación móvil en el contexto del desarrollo. No hay duda de que la telefonía móvil ha proporcionado los medios para que los países en vías de desarrollo se salten la etapa de la tecnología de la telefonía fija. La mayoría de los países en vías en desarrollo, donde las operadoras de línea fija pertenecen al Estado, no han podido desarrollar una infraestructura adecuada, un problema que la reciente privatización y desregularización no siempre ha logrado solventar. Así, en dichas economías, los teléfonos móviles se utilizan como sustitutos de las líneas fijas en las grandes poblaciones, en oposición a lo que ocurre en las economías desarrolladas donde se tiende a utilizarlos como complementos.

Sin embargo, como describiremos en los casos de China e India, la infraestructura de la línea fija ha resultado útil al proveer alternativas inalámbricas de bajo coste a los teléfonos móviles. No existe suficiente información como para sustentar la hipótesis de los saltos de etapas, es decir, la eliminación de los estadios hacia el desarrollo económico. Sin embargo, una de las características del impacto potencial del desarrollo de la telefonía móvil podría ser su contribución a que los países en vías de desarrollo se sitúen lo más cerca posible del servicio universal de telecomunicaciones, lo que ha demostrado ser el nivel de masa crítico en el que las telecomunicaciones empezaron a mostrar un impacto significativo en el crecimiento de las economías avanzadas.1145 LOS EFECTOS DE LA TELEFONÍA MÓVIL EN EL DESARROLLO ECONÓMICO Existe un intenso debate sobre el impacto general de la comunicación móvil en el desarrollo económico de un país. Un estudio empírico de la telefonía móvil en África (patrocinado por Vodafone) concluye que los teléfonos móviles pueden tener un importante impacto positivo en el crecimiento económico y en algunos casos puede incluso doblar el impacto que están teniendo en los países desarrollados.

Los resultados muestran que en los países con un bajo nivel de ingresos, el PIB per cápita podría ser un 0,59 % más alto si hubiera, por término medio, diez teléfonos móviles más cada 100 habitantes.

Los teléfonos móviles generan unos efectos de red significativamente mayores en los países en vías de desarrollo que en los desarrollados, donde las líneas fijas ya han realizado dicha función. Según Waverman, Meschi y Fuss (2005), «mientras que en los países en vías de desarrollo los beneficios derivados de los móviles son dobles (el incremento del efecto de red de las empresas de telecomunicaciones sumado a la ventaja de la móvilidad), en las economías desarrolladas el primer efecto es mucho más limitado». Desde esta perspectiva, los índices diferenciales de crecimiento económico entre los países en vías de desarrollo pueden explicarse parcialmente gracias a la penetración de la telefonía móvil.1146 Parece que existe también un nexo importante entre las infraestructuras de telecomunicaciones y los flujos de inversión directa extranjera que llegan a África1147 y América Latina, en particular Brasil y México, que se han convertido en destacados exportadores de equipamiento móvil.1148 Sin embargo, para ser completamente efectiva, la tecnología de comunicación móvil debe complementarse con el desarrollo de otras áreas de la infraestructura social y económica (por ejemplo, mejores líneas de comunicación y sistemas postales).

LA BRECHA DIGITAL MÓVIL Aunque no hay duda de que los teléfonos móviles han reducido las deficiencias en el acceso a la telefonía en países en vías de desarrollo, todavía hay una gran brecha entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo en términos de niveles de difusión y tipo de tecnología en uso.1149 Hasta el momento, la tecnología móvil no ha provocado un gran impacto sobre la brecha de internet, aunque algunos investigadores y académicos ya se han pronunciado sobre el papel de las tecnologías emergentes (por ejemplo, Wi-Fi) para el suministro de acceso a internet en los países en vías de desarrollo.1150 Un elemento al que apenas se presta atención debido a la euforia provocada por el avance de la comunicación inalámbrica, es la línea divisoria entre lo rural y lo urbano en países en vías de desarrollo. En México, por ejemplo, el uso del teléfono móvil es significativamente más alto en las zonas urbanas que en las rurales.1151 Un estudio comparativo realizado en Ghana entre una barriada urbana (Mamobi) y una zona rural (Praso) mostraba unos niveles muy altos de uso del teléfono móvil en Mamobi, así como una percepción del teléfono móvil como «medio de conexión social, coordinación e intercambio de información práctica».1152 Por otro lado, en Praso, donde no había cobertura de telecomunicaciones (móvil o fija) se consideraba que, en general, las TIC colaboraban al incremento de la brecha existente entre el medio rural y el urbano.

Como ya hemos apuntado en el capítulo 2, normalmente las estadísticas sobre las suscripciones de telefonía móvil no están desagregadas geográficamente, por lo que es muy difícil realizar una estimación de la extensión de la cobertura móvil en red. Aunque es un tema que genera controversia en el sistema de libre mercado, los gobiernos no han ignorado del todo tal disparidad, y varios de ellos han ampliado las obligaciones del servicio, o acceso, universal a las compañías de telefonía móvil, una petición tradicionalmente reservada a las operadoras de línea fija. Más adelante, en este mismo capítulo, describiremos una serie de mecanismos y estructuras que se han desarrollado para solventar este problema (por ejemplo, sistemas de acceso compartido y alternativas inalámbricas de bajo coste).

móvilIDAD FRENTE A CONECTIVIDAD En los países desarrollados, los teléfonos móviles se definen con el término móvil, ya que se considera un medio para la comunicación en movimiento. No obstante, el beneficio inmediato para contextos en vías de desarrollo es el de la conectividad asociada a la disponibilidad de medios de comunicación, tanto si éstos son móviles como si no lo son. Por tanto, las consideraciones relacionadas con la móvilidad, el estilo y el acceso a internet, por ejemplo, pueden considerarse secundarias a la de la conectividad básica en este escenario.1153 Como señalan Gough y Grezo, «el modo en que los móviles se usan, se valoran y se poseen en los países en vías de desarrollo es muy diferente al de los países desarrollados».1154 Por tanto, es importante identificar la auténtica fuente del beneficio del desarrollo. Para los que ya tienen una línea fija en casa y/o en el trabajo, el teléfono móvil aporta el beneficio añadido de la móvilidad y la conveniencia. Para quien el teléfono móvil constituye la primera forma de comunicación personal, lo que más se aprecia es estar finalmente conectado, aunque la móvilidad sea una ventaja añadida. Ésta es, quizás, la mayor diferencia entre las zonas con alta teledensidad fija y aquéllas con una baja presencia relativa de líneas fijas en los países en vías de desarrollo. En efecto, existen zonas donde el teléfono móvil es el único aparato del hogar, razón por la cual tiene una ubicación fija, y en algunos casos, debido a su batería de corta duración, está permanentemente enchufado.1155 DISEÑAR TECNOLOGÍAS PARA LOS MERCADOS EN DESARROLLO Una de las pruebas de la flexibilidad de la tecnología de comunicación inalámbrica es su grado de adaptación a las condiciones de las economías en desarrollo. Precisamente dicha flexibilidad ha permitido el desarrollo de una variedad de técnicas para ajustar la telefonía móvil en los países en vías de desarrollo. Al mismo tiempo, queda clara la posibilidad de diseñar una tecnología para obtener beneficios (por ejemplo, aparatos de bajo coste) y sistemas de facturación (p. ej., el prepago) para los países pobres, siempre y cuando tanto los fabricantes de equipamiento como los proveedores de servicios acepten unos niveles de ingreso medio por usuario más bajos.

Incluso en los países en vías de desarrollo, los operadores de telefonía móvil han ralentizado el desarrollo de estrategias dirigidas a grupos con ingresos muy bajos, ya que prefieren centrarse en maximizar los ingresos de los negocios existentes en las zonas que dan beneficios.

1156 En Sudáfrica, por ejemplo, las operadoras de teléfonos móviles, anticipándose a menores márgenes de beneficios, han recortado las comisiones a los mayoristas de tarjetas prepago, reduciendo de forma efectiva el margen comercial de los mayoristas del 30-40 a un 10 %.1157 Dicha tendencia hacia la maximización del beneficio en el mínimo periodo de tiempo, puede ser en última instancia el obstáculo más importante para el despegue de los países africanos.1158 Sudáfrica tiene la mayor red de GSM de África y una industria competitiva con dos operadoras de telefonía móvil, pero también tiene una de las tarifas más altas del continente.1159 La tarifa media mensual por 100 minutos de tiempo de emisión es unas tres veces más alta que la de las líneas fijas; según Minges,1160 si dividieran dicha tarifa por la mitad, los operadores podrían recuperar la inversión en cinco años.

COSTE FRENTE A BENEFICIO Teniendo en cuenta la precariedad de los servicios de telecomunicaciones de que dispone la gente pobre, resulta irónico que tiendan a gastar en telecomunicaciones una mayor proporción de ingresos que los ricos. La posibilidad de intercambiar información tiene una gran importancia, tanto si se es rico como si se es pobre; sin embargo, debería ser materia de reflexión el modo en que el uso de la telefonía móvil afecta los ingresos de la población de recursos bajos. Los estudios llevados a cabo demuestran que los costes de comunicación a través del móvil son inferiores a, por ejemplo, el desplazamiento para hacer una llamada de línea fija o encontrarse con un colega en persona. Los teléfonos móviles, además, aportan el beneficio añadido de la móvilidad junto al control y monitorización de los gastos. Sin embargo, también se puede argumentar que las líneas fijas, si se extienden a comunidades pobres, ofrecerían una telefonía y un acceso a datos más barato, lo que permitiría dedicar más recursos a otras necesidades más importantes.

Aunque es relativamente barato establecer y conectarse a un sistema de telecomunicaciones inalámbrico, el coste de uso (el terminal y las llamadas de teléfono) sigue siendo alto para la mayor parte de la población. No está claro, por tanto, que el cambio de las líneas fijas a las móviles genere mayores beneficios a los usuarios de pocos recursos. Sin embargo, puede que muchas regiones no dispongan de una alternativa a la comunicación inalámbrica, debido al alto coste que supone el despliegue de una infraestructura de telecomunicación fija. Bajo estas circunstancias, los gobiernos deberían actuar para asegurar que el monopolio de los sistemas inalámbricos sobre la comunicación no comporte abusos en el coste o negligencias en el servicio.

USOS SOCIALES FRENTE A USOS COMERCIALES Por lo que se refiere a este tema, parece que los usuarios de los países en vías de desarrollo no se diferencian de los de los países desarrollados. En África, como en otras partes del mundo, se ha demostrado que la gente suele utilizar los teléfonos móviles más para la interacción social que para actividades comerciales.1161 Esto incluye el uso del teléfono tanto a nivel personal como en el entorno empresarial.

La investigación llevada a cabo en algunos países en vías de desarrollo como Ghana, Sudáfrica y Jamaica, indica que el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta clave para la gestión de negocios y de los compromisos, así como la gestión de las relaciones con la familia extensa y con los parientes que están viviendo lejos.1162 De hecho, cada vez es más difícil distinguir entre los usos sociales y comerciales, ya que las conexiones interpersonales a menudo contribuyen a la formación de capital social, un aspecto muy importante para el desarrollo de los pequeños negocios.1163


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet