BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Comunicación móvil y sociedad, una perspectiva global

Manuel Castells
Mireia Fernández-Ardèvol
Jack Linchuan Qiu
Araba Sey

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (472 páginas, 2.11 Mb) pulsando aquí

Prestación de servicios públicos a través de dispositivos móviles

A menudo se considera que la tecnología móvil es un dispositivo personal para la esfera privada y un instrumento empresarial utilizado con propósitos comerciales. La razón que explica esto es que, comparativamente, el sector público no ha utilizado de forma suficiente la tecnología móvil a pesar de algunos avances en m-Gobierno, servicios sanitarios móviles y otras aplicaciones diseñadas para los discapacitados. Por tanto, el potencial de la tecnología móvil para la prestación de servicios públicos está lejos de su desarrollo completo. Es evidente que la división público/privado no debería considerarse impermeable.

Si las entidades del sector público tienen un papel central en el diseño de la tecnología aplicada a los servicios públicos, los usuarios comerciales también pueden convertirse en participantes activos si logran encontrar su nicho de mercado. Un ejemplo de esto último lo proporciona una empresa de Los Ángeles que ofrece un servicio para enviar a los conductores un mensaje de texto en el que se les advierte de que retiren su vehículo de una zona restringida o para recordar a los pacientes cuándo deben tomar su medicación.543 En un nivel fundamental para la disponibilidad de acceso, algunas organizaciones comunitarias sin ánimo de lucro también pueden ayudar a mejorar la accesibilidad inalámbrica del público en general mediante recursos como el movimiento Freewireless544 y warchalking.545 M-GOBIERNO El m-Gobierno es una extensión del e-Gobierno y permite que los ciudadanos puedan acceder a la información pública, obtener servicios gubernamentales y/o involucrarse en los procesos de la administración pública a través del teléfono móvil, PDA, ordenadores Wi- Fi y otros dispositivos portátiles. Corea inició el proyecto «m-Gobierno» en noviembre de 2002 y en el año 2007 se completará el plan «u-Corea (es decir, Corea ubicua)».546 En Filipinas, la Agencia Nacional de Consumo intentó utilizar la telefonía móvil de un modo innovador para modernizar el pago de impuestos en febrero de 2002.547 No obstante, la mayoría de las experiencias m-Gobierno tienen lugar en el ámbito local, como ocurre, por ejemplo, en algunos municipios de Japón y España. Ayuntamientos como el de Sagamihara, en la Prefectura de Kanagawa, al sur de Tokio, emprendió un experimento de m-Gobierno en abril de 2004 que permite a los usuarios informar de daños o defectos que hallen en las calles y señales de tráfico enviando imágenes desde sus teléfonos con cámara.548 El mismo servicio se ofrece en el pueblo de Jun (Granada, España).549 Encontramos otro ejemplo en Nakashibetsu, una comunidad agraria del este de Hokkaido, la isla más al norte de Japón.550 Debido a la mecanización y modernización de la agricultura, la gente joven de la zona, especialmente las mujeres, han ido abandonando la región para vivir por su cuenta o para entrar en la universidad. La ciudad de Nakashibetsu empezó entonces a usar deai móvil para promover los matrimonios, una estrategia que ha demostrado tener mucho éxito. En este caso, se utilizó la internet inalámbrica, incluyendo el chateo a través de terminales i-mode, para seleccionar a gente soltera que participaría en «la reunión bianual prematrimonial de tres días de duración».551 Por otro lado, en el caso de España, diversos ayuntamientos, pequeños y grandes, ofrecen servicios a través del teléfono móvil. Normalmente, lo que se ofrece es información relevante sobre actos o eventos (Bormujos,552 Fuenmayor,553 Zaragoza554). La cantidad de información proporcionada varía de una ciudad a otra. En algunos casos se ofrecen servicios SMS simples pero eficientes, por ejemplo, el Ayuntamiento de Barcelona lo usa para mantener a sus ciudadanos informados sobre el estado de sus instancias, como el permiso necesario antes de iniciar un proyecto de obras mayores.555 Otro tipo de servicio público importante tiene que ver con los vehículos de transporte equipados con dispositivos móviles inteligentes, un sector en auge en Europa. Esto incluye el primer vehículo europeo que realizó un trayecto experimental sin conductor en 2004.556 En Alemania, un proyecto imposible de realizar sin contar con la tecnología inalámbrica, introdujo un sistema de gestión de peajes vía satélite en las autopistas alemanas.557 Es importante destacar, a este respecto, que la tecnología de comunicación móvil se desarrolla más rápidamente que el mercado automóvilístico. Dado que el ciclo vital de un teléfono móvil es habitualmente más corto que el de un vehículo a motor, los fabricantes de coches no se han decidido a instalar dispositivos inalámbricos de último modelo en sus productos.

También ha resultado difícil establecer estándares para la comunicación entre vehículos, lo que explica, entre otras cosas, por qué se ha retrasado la adopción de tecnologías móviles en el sistema de transporte europeo.558 Las experiencias de m-Gobierno no son exclusivas de las economías más desarrolladas como la japonesa o la europea, sino que también las encontramos en regiones en desarrollo como África, donde se ha aplicado la tecnología en una serie de servicios tales como la sanidad pública o las elecciones. Un estudio revela la utilidad de los ordenadores de mano para la recopilación de datos sanitarios y la diseminación de la información en Ghana, Uganda y Kenia.

Los investigadores llegan a la conclusión de que con la adecuada formación, ayuda técnica e información, estos dispositivos serían muy apropiados para las características de África, aunque la tecnología podría resultar algo cara para el africano medio.559 Por otro lado, en Senegal, los encargados de controlar las elecciones utilizaron teléfonos móviles para informar de forma inmediata a las emisoras de radio sobre el recuento de votos, impidiendo que el Gobierno (que al final acabaría perdiendo las elecciones) alterara los resultados.560 Una situación similar se produjo en las elecciones de Ghana de 2000 y 2004.561 FORMAS ALTERNATIVAS DE ACCESO: EL MOVIMIENTO FREEWIRELESS562 Y EL WARCHALKING* En esta sección abordaremos la cuestión relativa al modo en que las tecnologías Wi-Fi ofrecen formas alternativas de acceso a internet. Inicialmente se concibió el Wi-Fi como una alternativa inalámbrica para conexiones de corto alcance entre los ordenadores de una casa o de una oficina. Sin embargo, no tardó en descubrirse que el Wi-Fi también podía utilizarse para extender el alcance de las redes de ordenadores en los espacios públicos. Además, tanto los vendedores de equipos como los entusiastas de los sistemas inalámbricos se dieron cuenta de que, con el hardware adecuado y unos hábiles retoques, se podían establecer conexiones entre terminales a varios kilómetros de distancia.563 En este sentido, el elemento fundamental es que el Wi-Fi aplica un modelo empresarial distinto de los tradicionales servicios de telecomunicaciones y banda ancha. Dado que la red aumenta su tamaño con cada nuevo punto de acceso y con cada nuevo dispositivo capaz de recibir señales Wi-Fi, no son necesarios los incentivos para convencer a un proveedor monopolista para que construya caras infraestructuras.564 Bar y Galperin (2005) destacan los tres factores principales que explican la gran popularización de las tecnologías Wi-Fi. En primer lugar, el Wi-Fi permite emitir con una gran amplitud de banda sin el coste del cableado. En segundo lugar, la amplia campaña en favor de la estandarización, coordinada por la «Alianza Wi-Fi» (Wi-Fi Alliance), ha contribuido no únicamente a reducir los precios sino también a asegurar la compatibilidad entre los clientes Wi-Fi. En tercer lugar, la falta de regulación implica que Wi-Fi puede operar prácticamente en cualquier lugar.565 En este contexto, el Wi-Fi consigue desarrollarse gracias a iniciativas no comerciales realizadas por individuos o colectivos y mediante iniciativas comerciales a pequeña escala.566 Se trata de modelos descentralizados de implantación de la banda ancha inalámbrica.567 Las que aquí nos interesan son las primeras, las iniciativas no comerciales, ya sea las promovidas por el sector público o por movimientos sociales de base.

En algunos casos, los gobiernos, y especialmente la administración local, están promoviendo nuevas formas de acceso que permiten aumentar las posibilidades de comunicación e información del ciudadano y ayudarles, de esta forma, a superar la brecha digital. Así, los ayuntamientos favorecen la conexión inalámbrica como respuesta a una demanda social, a veces de forma gratuita pero normalmente mediante una cuota. Esto ayuda a cubrir las necesidades de la propia institución al ofrecer servicios de comunicación móvil a los empleados municipales, a las empresas de servicios públicos, al transporte público, etc. Durante los últimos años, el número de ciudades con redes de banda ancha inalámbricas no ha hecho más que aumentar.

Aunque la escala, arquitectura y modelo de negocio de cada una de ellas varía significativamente,568 en julio de 2005 existían 88 redes regionales de banda ancha inalámbricas (38 de las cuales estaban en EE.UU.), y 32 redes urbanas que se utilizaban con fines municipales (28 en EE.UU.).569 También existen un total de 37 «zonas de conexión» urbanas en todo el mundo (22 de las cuales, en EE.UU.).570 Estas redes pueden encontrarse tanto en las ciudades grandes como en las pequeñas. En el caso concreto de EE.UU., el hecho de que las grandes ciudades se planteen construir Redes del Área Metropolitana (MANs) que cubrirían todo el municipio ha despertado una gran controversia. Las operadoras afectadas han reclamado a los legisladores que bloqueen los proyectos municipales de Wi-Fi, lo que ha provocado un debate sobre el papel de los gobiernos locales en la provisión de servicios inalámbricos de banda ancha.571 Es importante destacar que existen comunidades, que no reciben servicios por parte de los operadores existentes, para las cuales es de suma importancia el papel de los gobiernos locales, tanto en los países desarrollados como en los que se encuentran en vías de desarrollo.572 En este caso, no parece que las empresas de telecomunicaciones estén en contra de la iniciativa privada mientras no se vean obligadas a ofrecer el servicio sin obtener beneficios.

Por otro lado, también existen iniciativas sociales de base, tales como los movimientos a favor de sistemas inalámbricos gratuitos, particularmente activos en Europa aunque también presentes en EE.UU. Esto ejemplifica el modo en que diferentes comunidades crean de forma voluntaria zonas de conexión Wi-Fi gratuitas y los directorios de éstas para ser consultados, por ejemplo, a través de internet.

Este tipo de iniciativas se da tanto en ciudades grandes como pequeñas, y su objetivo es la creación de redes independientes, gratuitas y libres para el acceso público. No obstante, según una investigación realizada por Sandvig, los miembros del movimiento Freewireless suelen tener un estatus socioeconómico elevado y vivir en países ricos. No representan al ciudadano medio, ya que para participar en una comunidad abierta inalámbrica es necesario disponer de los adecuados conocimientos técnicos y, normalmente, algo más de mil dólares en dispositivos personales (ordenador portátil o de mano, tarjeta inalámbrica, etc.).573 En este sentido, más que redes comunitarias en el aspecto más estricto del término, estas redes son grupos de usuarios. También pueden interpretarse como un modo de proporcionar acceso gratuito o acceso a un servicio barato para los ricos.

Técnicamente, un «nodo» inalámbrico de libre acceso es una zona en la que se ofrece acceso sin cables a internet. Según informaciónes publicadas por NodeDB, existen 7.408 nodos en Europa. Los países que lideran el desarrollo de esta infraestructura son Grecia (5.446), España (1.020), Alemania (353) y Francia (172).574 A pesar de las dificultades legales y normativas para la provisión de acceso libre a internet, este movimiento social ha recibido el apoyo de ciertas autoridades locales. Como resultado de ello, una serie de ayuntamientos españoles han sido denunciados por financiar el acceso Wi- Fi gratuito.575 Un aspecto interesante del desarrollo de la tecnología Wi-Fi, tal y como hemos indicado antes, es que mientras la industria todavía está intentando encontrar un modelo viable para la provisión de servicios Wi-Fi, la tecnología está adoptando una orientación comunitaria. En EE.UU., por ejemplo, existen 38 nubes Wi-Fi y 16 zonas Wi-Fi repartidas por todo el país, y la mayoría se han establecido para reforzar a las comunidades y no para generar beneficios.576 Dado que no todos los sistemas públicos Wi-Fi son gratuitos, el objetivo de otras comunidades ha sido el de conseguir servicios sin coste alguno. El mejor ejemplo de esto último son los activistas del warchalking, quienes usan tiza para dibujar señales en las paredes e indicar, de forma pública, dónde existe disponibilidad de conexión gratuita Wi-Fi.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet