BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Comunicación móvil y sociedad, una perspectiva global

Manuel Castells
Mireia Fernández-Ardèvol
Jack Linchuan Qiu
Araba Sey

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (472 páginas, 2.11 Mb) pulsando aquí

Familias microcoordinadas

Dado que a menudo la familia contemporánea toma la forma de una red microdistributiva con multitud de emplazamientos y con un alcance translocal y, en ocasiones, transnacional, en todo el mundo se han adoptado tecnologías móviles en el ámbito de la familia. Debe resaltarse que esta demanda de comunicación móvil hace tiempo que existe ya que los miembros de la familia desean estar siempre en contacto y ajustar continuamente sus actividades para asegurar el funcionamiento de la unidad familiar. Por tanto, como las nuevas tecnologías ofrecen nuevas posibilidades de coordinación y de apoyo social, son adecuadas por su capacidad de reforzar las relaciones familiares existentes sin necesidad de recurrir a transformaciónes revolucionarias. Dado que el próximo capítulo abordará la cuestión de la juventud y la comunicación inalámbrica, incluyendo la transformación de las relaciones intergeneracionales entre padres e hijos, a continuación examinaremos la móvilidad y la comunicación familiar de forma más general.

Como se observa en la figura 7, que recoge la presencia de teléfonos móviles en el hogar para algunos países europeos, la penetración de la telefonía móvil en la esfera privada es muy alta.468 Estas tablas incluyen teléfonos móviles adquiridos en el trabajo por los miembros de la familia, y que de hecho se utilizan con propósitos privados, no quedando reflejado el número de aparatos disponibles en un hogar determinado. Si bien los datos, por tanto, difieren de los presentados por el ITU, también resultan interesantes porque revelan, entre otras cosas, la práctica del préstamo de móviles en la esfera privada. Aunque en las sociedades más ricas es probable que todos los miembros de una familia dispongan de su propio terminal,469 la práctica del préstamo en el ámbito familiar está muy extendida tanto en los países desarrollados como en los que se encuentran en vías de desarrollo, lo que significa que algunos miembros de la familia pueden convertirse en usuarios activos de telefonía móvil sin poseer ningún aparato móvil.470 De forma poco sorprendente, los países nórdicos se encuentran a la cabeza, con Finlandia alcanzando una penetración del 92 % de hogares en 2003. Lo más relevante es que la distancia respecto a los países escandinavos se ha acortado con el tiempo; en 2003, 7 de cada 10 hogares europeos disponían de teléfono móvil, excepto Francia con un 66 %, un valor ligeramente inferior. El caso alemán resulta interesante porque el año 2000 sólo el 30 % de los hogares tenía como mínimo un teléfono móvil, mientras que en 2003 el índice de penetración llegó al 73 %. En otras partes del mundo como, por ejemplo, Latinoamérica, la situación es ligeramente distinta, ya que la penetración es menor mientras que la tendencia de crecimiento es la misma.

Los datos de adopción del teléfono móvil en el ámbito familiar sugieren que en la actualidad está muy extendida, y no sólo para propósitos laborales, ni en el seno de familias ricas, sino también entre gente perteneciente a familias con poco ingresos.471 En EE.UU., Asia-Pacífico, Oceanía y zonas urbanas del mundo en vías de desarrollo, incluyendo a África,472 también existe una tendencia clara que indica que los teléfonos móviles se están convirtiendo cada vez más en parte integral de la vida familiar.473 En casi todo el mundo, la comunicación móvil ha demostrado de forma inequívoca su utilidad para la coordinación de las actividades diarias de la familia.474 Por tanto, aunque durante un periodo en Europa existió un discurso poco favorable respecto a la telefonía móvil a finales de los años noventa,475 éste tuvo una escasa repercusión durante y después de dicho periodo. Y el modelo general continúa vigente: cuanto más ocupados están los padres, más temprana es la adopción de teléfonos móviles.476 Con el incremento en el uso de teléfonos móviles para la comunicación familiar, desde principios de siglo los operadores de telecomunicaciones han empezado a ofrecer paquetes especiales orientados a este mercado. A menudo se utilizan estrategias de marketing, como en los EE.UU., para ofrecer llamadas ilimitadas entre los miembros de la familia o llamadas gratuitas de larga distancia a partir de las 9 de la noche. Como resultado de esto, se ha producido un fenómeno sin precedentes: hoy en día, casi todos los miembros de la familia de la mayoría de los hogares están interconectados a todas horas.

Una de las consecuencias es la mayor facilidad para ofrecer cuidados a distancia tanto a niños477 como a adultos. En este sentido, sería interesante disponer de más información sobre el modo en que la gente mayor utiliza el móvil, y, especialmente, si existen diferencias entre los países con una mayor solidaridad familiar (por ejemplo, en los países mediterráneos) en comparación a aquéllos en que las relaciones familiares son menos intensas.

Para las familias, la función más importante del teléfono móvil es la micro-coordinación. Según Ling, «la micro-coordinación es la gestión matizada (fina) de las interacciones sociales. Puede observarse en la redirección de viajes ya iniciados, puede observarse en el acuerdo itinerante sobre dónde y cuándo se encuentran los amigos, y puede observarse, por ejemplo, en la capacidad de llamar avisando que llegamos tarde a una cita».478 Mediante una llamada de voz o un SMS pueden realizarse ajustes en las actividades de los miembros de la familia que deben viajar por motivos laborales o que se desplazan para ir al supermercado, recoger a los niños de la escuela o acompañarlos en coche a cualquiera de las actividades extraescolares. Estos desplazamientos pueden realizarse en coche, en transporte público o incluso a pie. Aunque en algunos casos la micro-coordinación puede evitar viajes innecesarios, en otros también puede generar una mayor necesidad de desplazarse. De ahí que, como Ling y Haddon demuestran en un estudio, la telefonía móvil no esté transformando de forma significativa el número de desplazamientos que realiza una persona, aunque sí permite la redirección de los que ya se han iniciado.479 Así, disponer de un teléfono móvil permite mayores niveles de eficiencia en las actividades cotidianas gracias a su función de microcoordinación y al contacto perpetuo. De todos modos, debe añadirse que también puede hacerse un mal uso del teléfono móvil hasta reducir, al menos parcialmente, su eficiencia. En este sentido, algunas actividades de coordinación que anteriormente podían llevarse a cabo con un coste menor, hoy en día resultan más costosas tanto desde un punto de vista de tiempo como económico. Esto se debe a que, al margen del uso instrumental otorgado al teléfono móvil (compartir información y coordinar), la tecnología también se utiliza con propósitos expresivos, por ejemplo, cuando llamamos para decir simplemente «Te quiero».

Otro aspecto importante a destacar es el hecho de que, teniendo en cuenta las nuevas relaciones familiares, la crisis de la familia patriarcal conduce a la desaparición de formas tradicionales de autoridad paterna y a la más temprana emancipación psicológica y social de la juventud, temas que exploraremos con más detalle en el capítulo 4. No obstante, existen excepciones en algunos contextos sociales.

Yoon descubrió que en las familias coreanas, donde la madre y los hijos están ligados a ciertos lugares fijos dentro de esta estructura de relaciones íntimas, la obtención del teléfono móvil reproduce la autoridad del padre. En su opinión, [...] lo más probable es que las relaciones móviles de la familia sean dirigidas por la madre, mientras que el padre es quien ejerce un control más fundamental sobre los miembros de la familia. Algunos padres no llaman a sus hijos directamente, sino que llaman a su mujer a casa y le piden que encuentre a sus hijos utilizando el teléfono: «No es normal recibir una llamada de mi padre. Si tiene algo que decirme, llama a mi madre a casa y entonces ella me llama al teléfono móvil.» Esta forma de contacto quizás esté relacionada con la comunicación patriarcal tradicional donde el contacto de los padres con los hijos está normalmente mediatizado por la «persona doméstica», la madre.480 Es evidente que no estamos hablando únicamente de las relaciones entre los miembros adultos de la familia sino también de la que se establece entre hijos/hijas y padres, y como esta cuestión tiene que ver con los jóvenes, la desarrollaremos más ampliamente en el capítulo 4. Centrándonos en una aproximación general a todas las cuestiones que tienen que ver con las relaciones familiares, la película china estrenada en 2004 Shouji (Teléfono celular) aborda la tensión cultural entre la individuación y el sostenimiento de los valores colectivistas tradicionales centrados en la unidad familiar. Lo que mejor refleja el film es la contradicción existente entre la búsqueda del placer individual y los valores sociales tradicionales, especialmente los que tienen que ver con la familia. La cinta presenta la telefonía móvil como una amenaza para la sociedad, mostrándonos cómo el aparato se usa para mantener y encubrir relaciones extramatrimoniales y destruir relaciones existentes. Refleja las ansiedades de la clase media asociadas al nuevo dispositivo, que surge de la tensión individuo-colectividad ya existente en las comunidades chinas antes de la difusión de la telefonía móvil. En este sentido, debe destacarse el hecho de que la introducción de nuevas TIC, ya sea internet o la telefonía móvil, no necesariamente conduce a una mejora en la calidad de la comunicación familiar, sino que a menudo amplifica sus conflictos.481 Para terminar debemos señalar que en la familia también se pueden producir violaciones de la privacidad, especialmente en la era contemporánea en que la familia puede adoptar formas diversas, desde el matrimonio hasta la cohabitación, incluyendo a gente de orientación sexual diversa. Así, dado que los matrimonios y las parejas utilizan cada vez más aparatos móviles para comprobar las actividades ajenas, no resulta extraño que se produzca un mal uso de las nuevas tecnologías. Katz recoge el ejemplo de un hombre joven que accedía a la información de las llamadas que recibía su novia en su aparato inalámbrico y se ponía en contacto con los hombres que emitían las llamadas para amenazarlos.482 Según parece una mujer de Chicago abandonó a su novio porque tenía la sensación de que la mayoría de las llamadas que recibía de él en su teléfono celular las realizaba para controlarla.483 En un caso aún peor, un hombre de California fue arrestado por utilizar un teléfono móvil con tecnología GPS para localizar y acechar a la que había sido su novia tras colocar el teléfono en los bajos de su coche.484 De nuevo, como ocurre con tantas innovaciones tecnológicas, sus efectos son transformados por las relaciones sociales existentes, a menudo caracterizadas por la dominación y el conflicto. La micro-coordinación de la familia tiene mucho que ver con el uso que se hace de la comunicación móvil para empeorar los problemas de las familias en crisis.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet