BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

MÉXICO EN LA ALDEA GLOBAL

Coordinador: Alfredo Rojas Díaz Durán

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (155 páginas, 733 kb) pulsando aquí

 

 

 

TEORÍA DEL MESTIZAJE

La mezcla de orígenes de tanto genéticos como culturales, constituye el eje principal del “gran efecto globalización”.87 El «gran efecto global», no se condensa en el imperialismo financiero ni en el liberalismo atroz, tampoco es meramente económico o político, pues, afecta todos los niveles conocidos de realidad. Mucho menos puede remitirse a un culpable o a unos cuantos conspiradores. El «gran efecto global» no es un predestino único e inexorable, es impredecible e incierto. La aldea global somos miles de millones de mezcladores que no sentimos culpa de mezclar ni de mezclarnos, pues la mezcla es nuestro origen, nuestro pecado original. Y, así como nacemos con la mezcla genética impuesta, nacemos con la mezcla cultural puesta. En este inicio de la era global, ya no existe país, persona o lugar que no sea afectado por el fenómeno de la mezcla genética o, de su efecto, la interculturalidad.


La Interculturalidad

El «gran efecto globalización» se inicia desde las primeras migraciones que partieron de África hace miles de años, después se amplifican las desviaciones con las conquistas de las grandes culturas, después con la era global. La tesis de que nos dirigimos hacia la “raza cósmica”, de José Vasconcelos, explica el gran efecto globalización: la mezcla genética y cultural se refleja en individuos más sanos y virtuosos.88 Y, bien, ¿qué significa todo esto?, ¿qué ha sucedido? ¿Cuánta distancia suponen nuestros orígenes más ancestrales? Sabemos mucho de la historia de la Conquista hasta la actualidad y cuatro mil o cinco mil años atrás, pero de antes existe muy poca información. Aunque muy recientemente, la arqueología y la genética actual, coinciden en que derivamos de especies de monos y gorilas, posteriormente de homínidos y, finalmente, que el hombre moderno tuvo uno o varios orígenes comunes pero todos dentro de África.

Según el evolucionismo biológico, hace 400 millones de años surgió el reino animal, que rápidamente evolucionaron hasta salir del medio acuático necesariamente convertidos en “anfibios”. Cien millones de años después algunas especies anfibias se transformaron en “reptiles”, y otros cien millones de años después (hace 200 millones de años) distintos cordados (Filum) que mostraron gran capacidad de variación y rá pida evolución hasta que arribaron a la clase “mamíferos”.89 Después de la inusitada desaparición de los dinosaurios hace 65 millones de años, los mamíferos empezaron a proliferar y, dentro de ellos, surgiría la Orden de los primates, de cuyo muy variado género darían a su vez origen a una superfamilia de homínidos (hace 15 millones de años). Estos grandes monos evolucionaron durante 10 millones de años más, hasta dar origen al género de homos (Australopitecus, Homo habilis, y la especie Homo sapiens) de donde surge la subespecie Sapiens que es el homo moderno (homo sapiens sapiens).

Los antropoides fueron los primeros en caminar erguidos y seguir a los grandes animales a territorios desconocidos (Homo erectus). Entre estos homínidos, se encontraron primero al procónsul de Kenya y los Australopitecus, que tenían un cerebro pequeño, su hablar eran balbuceos, construyeron las mismas herramientas durante al menos un millón de años.

Luego encontraron a Lucy, que sólo caminaba erguida pero era más antigua, dató 3.2 millones de años. El crecimiento cerebral se empezó a acentuar inexplicablemente hace apenas 500 mil años, con lo que también inexplicablemente surge el hombre moderno, el Homo sapiens.90 Hace 120 mil años que los humanos modernos salieron de África y cruzaron Asia concentrándose en lo que hoy es Turquía y de ahí fueron hacia otros lugares. Después, otros grupos salieron de África hacia Asia y Oceanía y hace 43 mil años arribaron a Europa y finalmente a América. El hombre moderno que predominó salió de África lentamente hasta poblar todos los continentes, fundando en cada paso nuevos y nuevos orígenes que se han yuxtapuesto unos a otros.

El origen más lejano del «efecto globalización», ha acompañado al ser humano desde el principio, inició con fuerza hace 50 o 120 mil años, incrementó hace 38-43 mil años y aumentó drásticamente hace 13 mil años con el surgimiento de las grandes culturas y sus grandes intercambios. Ha sido una gran bifurcación la conquista de América, pero el aumento más drástico del efecto globalización lo estamos viviendo hoy mismo, que por primera vez, podemos hablar de fusión de todos los genes y culturas. La actual revolución tecnocientífica y de las comunicaciones, la globalización de la migración, el joven comercio global, son la triada que encabeza ésta quinta «revolución genocultural».

La población mundial aumentó casi cinco veces durante el siglo XX tentando el límite sostenible;91 un tercio de la población mundial ha migrado, el comercio mundial ha aumentado y las supercarreteras de la información funcionan de manera análoga a las redes neuronales del cerebro, una especie de diadema de madre Gaya. Esto produce un aumento drástico del número de interacciones intersubjetivas, que a su vez amplifican las desviaciones genéticas y culturales. En otras palabras, la globalidad significa aumento drástico de “entropía genocultural”.92 Pero, veamos la proposición a niveles:

A) Nivel genético
El aumento de la mezcla humana refuerza la herencia genética. Los alelos atrofiados dentro de los genes obtienen menos posibilidades de fijarse, por ende, de transmitirse extendiéndose. En todas las especies que se reproducen por sexo, opera una selección promedio de gametas al reproducirse, desechando alelos atrofiados. En otras palabras, entre más lejana es la mezcla, los genes se reproducen en mejores condiciones promedio (reforzamiento genético exógeno); por el contrario, entre más cercana es la mezcla, tienden a fijarse alelos pervertidos o atrofiados (declinación genética endógena).93 Así, la atrofia genética producida por la mezcla cercana, pueden llevar a cambios notables en las variaciones genéticas, produciendo en ocasiones mutaciones malignas. Las mutaciones malignas provocan enfermedades y las enfermedades disminuyen la calidad de vida, por tanto, el aprendizaje y la autosuperación. Precisamente, se observa en los grupos más fundamentalistas una mezcla demasiado cercana, mientras que en los mestizos sincréticos, se observa un efecto hacia una mezcla más lejana. Lo cual repercute en detrimento y superación de la especie humana. Si sólo se practicara la mezcla cercana, no habría intercría entre grupos, si no hay mezcla lejana entonces los descendientes de cada grupo se desarrollarían en una especie separada. De hecho, "la especie" no existiría. Obtenemos para un vigésimo diálogo profundo: la mezcla genética lejana refuerza la supervivencia de la especie humana; la reproducción cercana le hace declinar, lo mejor es no exceder en los extremos.

Ningún grupo o raza humana tiene un origen lineal que parta de un primer origen único, debido a la movilidad de orígenes y a que la muy breve diferencia genética humana indica que los primeros orígenes se han mezclado. Sólo que el origen fundante sea muy reciente, pero no me refiero a cualquier origen. Digo que no existe una línea recta que parta desde un “origen único primitivo” hasta el presente y los demás seres humanos se hayan andado por las ramas. Demostrado porque existe una gran tela de diversificación del hombre moderno, a la vez que una elevada compatibilidad genética.

Todos los seres humanos compartimos el promedio de 99.92% del código genético, con más o menos las mismas habilidades y necesidades. Mientras que el restante 0.08% determina raza, o más bien dicho: los diferentes rasgos fenotípicos humanos. Así, el hecho de que existan más o menos diferentes rasgos fenotípicos humanos entre judíos, japoneses, egipcios, europeos o mayas; no significa que sus diferencias genéticas sean incompatibles entre sí, como entre cuervos y ballenas. Porque en realidad todos tenemos un mismo origen que es la especie humana que se ha diversificado tanto filogenética como ontogenéticamente hablando. Hasta los rubios que descienden de los arios, finalmente descienden de los negros en África, igual que todos.94 Y, una línea genética tampoco predetermina pautas culturales. Por lo que, para un vigésimo primer diálogo profundo: el gran efecto globalización, desde sus inicios, posee tendencia hacia la “mezcla lejana”, hacia una mayor reforzamiento genético a consecuencia del drástico incremento en la cantidad de interacciones subjetivas a nivel mundial.

B) Nivel Psicosocial o Cultural
Tenemos que, la mezcla genética lejana refuerza la supervivencia de las especies y, que, la reproducción cercana le hace declinar. ¿Sucede algo parecido con la mezcla cultural?
En la era global, la mezcla cultural crece más que el fundamentalismo totémico, debido al enorme aumento de la proliferación informática, el aumento de los intercambios mercantiles globales y el aumento drástico de la migración. La revolución mercantil e informática y la migración masiva producen entropía cultural, porque intercambian genes y orígenes culturales que al mezclarse conforman las nuevas culturas.

Las nuevas redes de información por definición no son jerárquicas, sólo significan mayor intercambio de información, nuevos flujos informáticos, nuevos receptores, nuevos contenidos, nuevas reglas del juego. Si bien la revolución de la informática y las trasnacionales ha propiciado un mayor control de la información y del consumo, sin embargo, aún se observa mayor dinámica en los flujos locales e informales que aumentan la interacción comunicativa entre grupos, familia e individuos. Esto es, la revolución informática crece en control, pero crece mucho más en proliferación entre la sociedad civil pues en realidad el internet no tiene jerarquía y muy poca censura.

La economía trasnacional crece como nunca, pero sólo constituye el 20% de los intercambios globales.

No existen impedimentos esenciales creer o dejar de creer en algo, ni para que cada quien mezcle o deje de mezclar sus valores según considere, incluso, no existen contradicciones esenciales entre las principales creencias. La mezcla cultural es análoga a la mezcla genética, porque la cultura ha florecido cuando se diversifica y, se ha marchitado con dictaduras y absolutismos de todo tipo.

Pero entonces, ¿la mezcla amenaza los fundamentalismos? La mezcla no amenaza nada, porque los diversos casualmente coinciden y difícilmente llegan a ponerse de acuerdo en algo, aunque algunas veces en la historia ha llegado a suceder. En cambio, los fundamentalistas tienden más a coincidir en puntos de vista y tiempo de reunión para conspirar. ¿Los fundamentalismos amenazan a la mezcla cultural? La facilidad de conspiración implica una pequeña desventaja para la entropía genocultural, el avance de los fundamentalismos es avasallante, pero tienden más a enfrentarse entre sí mismos que a imponer su destino común a todos. Cuando, el único destino común seguro es la muerte. La mezcla genocultural relativiza los fundamentalismos pero no pretende eliminarlos, porque son sus propios fundamentos, aunque no acostumbre especializarse en ninguno. Y, lo más probable es que cualquier conspiración se relativice tanto que se pierda en el mar infinito de las pretensiones humanas.

La tendencia a la mezcla genética es natural e irreversible, la imposición de un destino común nunca ha sido del todo posible. Hoy existe una tendencia a creer que el secularismo judeoluterano se globaliza también de manera natural e irreversible, pero no es así. El secularismo pretende globalizar una modernidad moribunda, la idea luterana de que Dios bendice con el paraíso terrenal de la riqueza y el consumo a - quien trabaja y ahorra más.95 Pero, la adopción del modernismo judeoprotestante no resulta igual en un país que en otro, mucho menos si no son judeocristianos. Cada cultura sustenta la modernidad a manera propia. La especificidad cultural no va en contra del globalismo secularizante, aunque le aísla y le carcome. El verdadero enemigo de los fundamentalistas no es otro fundamentalismo (como el secularismo judeo luterano versus mahometanismo o maoísmo versus tibetanismo, etcétera), si no, la irreversible mezcla cultural que avanza de manera imperceptible, mientras los fundamentalistas esperan enemigos clarificados. Además, los grandes milenarismo se abren, dialogan como nunca antes, se relativizan mutuamente y dan pié a un sinnúmero de sincretismos. Así que, el triunfo total del secularismo financiero tiene serios problemas y aún tendrá más, porque el enriquecimiento atroz que predica no es superior a cualquier otra propuesta milenaria, ni es factible en términos sustantivos. Ser rico no atrae la felicidad ni la completud, sólo resuelve problemas materiales a costa del derroche desmedido de un sinfín de recursos naturales.

La mezcla debilita los milenarismos, pero no los amenaza ni pretende superarlos ni mucho menos desaparecerlos, puesto que se sustenta en ellos. En cambio, los fundamentalistas entre más se unen mas difieren con otros fundamentalismos y, finalmente, contra todos los mezclados. Mientras, para los mezclados, las diferencias siempre son relativas, aún los grandes fundamentos.

La mezcla puede controlarse hasta cierto punto pero todo control es finito, siempre será mucho mayor lo no controlado pues su tendencia es al infinito. Los fundamentalismos son finitos, la mezcla cultural tiende al infinito. Oír el mayor número de puntos de vista, relativiza los fundamentalismos, pero al mismo tiempo, le hace ser a uno más tolerante, complejo y pacífico. En tanto, los fundamentalistas, por el mismo aferramiento a sus principios, se aíslan cada vez más, se vuelven intolerantes con los demás, simplistas y violentos. En suma, para un vigésimo segundo diálogo profundo: como sucede en cualquier sistema, nadie puede estar totalmente abierto a unos y a otros no, ni totalmente cerrado a unos y a otros no, porque nuestras diferencias no son sustanciales en el nivel genético ni en el cultural.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet