BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

CURSO DE TEORÍA POLÍTICA
 

Eduardo Jorge Arnoletto

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (393 páginas, 2.11 Mb) pulsando aquí

 

 

 

 

a) Teorías marxistas del imperialismo.

Lo primero que hay que decir aquí es que ni Marx ni Engels elaboraron ninguna teoría específica del imperialismo. En sus obras sólo se encuentran referencias genéricas y poco elaboradas sobre el colonialismo tal como se manifestaba en su tiempo. Su principal aporte es, pues, haber dado las bases teóricas generales para construir posteriormente dichas teorías.

Esas bases son la concepción materialista de la historia, que descubre el fondo económico de los procesos imperiales, oculto debajo de las racionalizaciones basadas en el honor, la gloria o las motivaciones ético-religiosas; y la idea de las contradicciones del capitalismo como fuerza motriz de la historia contemporánea.

Las principales, o al menos más conocidas, teorías marxistas del imperialismo son las de:

- Rosa de Luxemburgo.
- Lenin.
- Paul Baran y Paul Sweezy.

Estas teorías tienen algunas características generales comunes:

- la afirmación de que, en la fase del pleno desarrollo de sus fuerzas productivas, la organización capitalista de la producción logra instrumentar al estado para sus fines, y se convierte en causa del imperialismo y de la violencia bélica que lo acompaña.

- la idea de que la eliminación del imperialismo y de la guerra requiere la superación del capitalismo, la cual se ve favorecida por sus propias contradicciones.

La teoría de Rosa de Luxemburgo se basa en combinar la doctrina marxista con la teoría económica del subconsumo, tal como fue planteada por Malthus, Sismondi, Rodbertus y Hobson.

En síntesis, Rosa de Luxemburgo dice lo siguiente: El proletariado produce mucho y consume poco, apenas lo necesario para sobrevivir y reproducir la fuerza de trabajo, que es lo que le permite la participación en el ingreso que se le reconoce.

Por consiguiente, los capitalistas no logran vender toda su producción en el mercado interno urbano. El intercambio con la economía rural tampoco es suficiente para absorber la producción industrial urbana.

Para realizar su plusvalía, los capitalistas se ven obligados a colocar sus productos en otros mercados, por ejemplo en sociedades menos desarrolladas, de las que pueden obtenerse otros recursos, como materias primas, alimentos, etc. Ésto lleva a desarrollar el mercado internacional, cuya dominación motiva frecuentemente guerras, ya sean con los países que se quiere dominar o abrir al comercio, o entre potencias imperiales, por la hegemonía en áreas del mundo.

La teoría leninista del imperialismo se basa en la tendencia a la baja que sufre la tasa de ganancia del capital, a medida que se realiza en una sociedad la acumulación del capital y crece la competencia entre capitalistas, con lo que las ganancias en el mercado interno tienden a reducirse y desaparecer.

En esas condiciones se busca el desarrollo del mercado internacional, que ofrece oportunidades de inversión más atractivas que las existentes en el mercado interno.

El ciclo evolutivo completo que describe Lenin es , en una apretada y esquemática síntesis, el siguiente: El capitalismo competitivo originario (al que acabamos de referirnos) tiende a ser sustituído por un capitalismo monopólico, que busca y finalmente obtiene el control del estado, es decir, del gobierno. Con esa poderosa herramienta busca asegurarse el acceso y dominio de las fuentes de materias primas y de los mercados, lo que produce guerras, de conquista de países colonizables y de competencia con otras potencias imperiales.

La teoría del "capitalismo monopolista", de Paul Baran y Paul Sweezy es una actualización o perfeccionamiento de la teoría leninista del imperialismo. Sus autores son dos economistas, que procuran enfatizar el papel de la economía monopolista como principal factor del imperialismo.

Toman como objeto de estudio la economía de los EE.UU. y su principal innovación a la teoría de Lenin se refiere al militarismo.

Dicen estos autores que, en una economía de capitalismo monopolista, uno de los principales usos del "surplus" (nuevo concepto con el que reemplazan el "plusvalor" del lenguaje marxista tradicional) son los gastos militares. El presupuesto militar es causa del enorme desarrollo económico de los EE.UU.; dan ocupación, directa o indirectamente, a una gran masa de la población; aparte de lo cual es un eficaz instrumento del avance tecnológico.

Una confirmación, al menos parcial, de estas ideas la hemos tenido recientemente: al plantearse, Perestroika mediante, la posibilidad concreta del fin de la guerra fría y de la carrera armamentista, se ha reconocido en medios parlamentarios norteamericanos que el desarme no podía seguir el ritmo de los progresos diplomáticos en pro de la paz, sino el ritmo, mucho más lento, de la adaptación de la economía a las nuevas condiciones.

La conclusión, para Baran y Sweezy es clara: para una economía de capitalismo monopólico, fomentar la eclosión de conflictos bélicos en el mundo es un interés objetivo. La opulencia y fortaleza de esta sociedad se debe a su política imperialista.

Ampliando lo ya expuesto, tenemos entonces que, para Rosa de Luxemburgo, la explicación del imperialismo se basa en las condiciones de realización de la plusvalía, creadas por la contradicción entre las fuerzas productivas y los límites del mercado. En el último estadio evolutivo del sistema capitalista, la producción no encuentra una demanda con suficiente solvencia (1).

Rosa de Luxemburgo distingue tres partes en la producción capitalista:

- la que se utiliza para renovar los medios de producción (sustitución del capital fijo).
- la que permite mantener a los obreros (subsistencia más reproducción de la fuerza laboral) y a los capitalistas.
- la que produce la acumulación o reproducción del capital; que, en la perspectiva marxista, es la parte de la plusvalía usurpada a los obreros.

En esta última parte, según Rosa de Luxemburgo, la que plantea el problema. Cómo hacen los capitalistas para realizar esa parte de la plusvalía? Es decir, a quién venden esas mercaderías para convertir en dinero en efectivo la parte más importante de sus ganancias? Dice Rosa de Luxemburgo: (2) "Para que pueda darse la acumulación, los capitalistas deben encontrar en otros lugares los compradores para la parte de mercaderías que contiene el beneficio destinado a la acumulación; y esos compradores deben conseguir medios de pago procedentes de una fuente autónoma y no facilitada por los capitalistas... Tienen que ser compradores que se procuren los medios de pago gracias a un sistema de intercambio de mercaderías, y por lo tanto basándose en una producción de éstas, y esta producción tiene necesariamente que situarse fuera del sistema capitalista de producción".

Según este enfoque, el capitalismo siempre necesitó de relaciones con el medio no capitalista circundante, para realizar su plusvalía y para contar con fuentes de recursos naturales y reservas de mano de obra.

A fines del siglo XIX, su expansión cobró la forma de un imperialismo acentuadamente militarista por la competencia entre potencias capitalistas por la posesión de las últimas regiones no capitalistas del mundo.

Rosa de Luxemburgo veía este proceso como una "expresión política" de la acumulación del capital, de la que dependía la continuidad de dicha acumulación; era, en definitiva, un modo de prolongar la vigencia del capitalismo, una prórroga, ya que la base de acumulación del capital disminuye a medida que el imperialismo capitalista destruye las "economías naturales" de las regiones que van cayendo bajo su influencia.

La teoría leninista del imperialismo, si bien tiene algunos puntos en común con la anteriormente descripta (manipulación capitalista del estado, relación causal directa entre capitalismo e imperialismo) es un enfoque claramente diferenciable.

Parte del concepto de "capital financiero", que define una etapa en la evolución del capitalismo: la transición de la competencia al monopolio, por la fusión del capital bancario y del capital industrial, lo que implica necesariamente un creciente dominio de la actividad industrial por la banca (3). En esta nueva fase, los bancos no son simples intermediarios en el flujo monetario sino propietarios de una parte cada vez más importante del capital industrial.

Esta etapa se caracteriza por la emergencia de monopolios, por la penetración de la influencia de los mismos en todos los resortes del estado, y por la lucha por el dominio del mercado mundial (imperialismo). El paso del librecambismo al proteccionismo es la aplicación, como norma estatal, de la política económica de los monopolios, que obtienen así una "sobreganancia" en el mercado interno que les permite organizar una política de expansión de exportaciones basada en el "dumping".

Esta políticas engendra una política exterior de conquistas y anexiones imperialistas, para extender las fronteras "protegidas" y ampliar la base de sustentación de la expansión comercial.

Para autores como el ya citado R. Hilferding, Nicolás Bujarin (4) y Lenin (5), en el contexto descripto aparecen dos causas principales del imperialismo:

- la exportación de capitales.
- la búsqueda incesante de materias primas.

Lenin resumió todo este proceso en un párrafo famoso, que lo describe así: "1) Concentración de la producción y del capital hasta un grado de desarrollo tal que ha creado los monopolios, cuyo papel es decisivo en la vida económica; 2) fusión del capital bancario y del capital industrial, y creación, sobre la base de ese "capital financiero" de una oligarquía financiera; 3) la exportación de los ca-pitales, a diferencia de la de mercancías, adquiere una importancia muy especial; 4) formación de uniones internacionales monopólicas de capitalistas que se reparten el mundo; 5) fin del reparto territorial del globo entre las mayores potencias capitalistas".

La obra de Baran y Sweezy será revisada con mayor detalle en el apartado d) Neoimperialismo y dependencia.


(1) Philippe Braillard y Pierre de Senarclens "EL IMPERIALISMO", FCE, México, 1982.

(2) Rosa de Luxemburgo "L'ACCUMULATION DU CAPITAL", trad. de Irène Petit, Maspero, París, 1967, t. II, pag 147 y ss; citado por Braillard et al., op. cit.

(3) Rudolf Hilferding "LE CAPITAL FINANCIER. ÉTUDE SUR LE DEVELOPPEMENT RÉCENT DU CAPITALISME", Editions du Minuit, París, 1970.

(4) Nicolás Bujarin "L'ECONOMIE MONDIALE ET L'IMPERIALISME. ESQUISSE ÉCONOMIQUE', Editions Sociales Internacionales, París, 1928.

(5) Lenin "L'IMPERIALISME, STADE SUPREME DU CAPITALISME", Editions Sociales, París, 1971.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet