El turismo como factor de desarrollo económico local en la provincia de Villa Clara
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

EL TURISMO Y SU INCIDENCIA EN EL DESARROLLO LOCAL DE VILLA CLARA, CUBA
 

María del Carmen Lloret Feijóo y otros

 

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (133 páginas, 614 kb) pulsando aquí

 

 

 

 

2.2- El turismo como factor de desarrollo económico local en la provincia de Villa Clara.

Santa Clara, debe su fundación a los continuos ataques de corsarios y piratas a las poblaciones costeras, lo que provocó el traslado del poblado de San Juan de los Remedios hacia el centro del país, en busca de protección. De esta forma surge una nueva villa el 15 de julio de 1689, con una ceremonia en la hoy llamada Plaza del Carmen, donde existía una pequeña elevación del terreno, en el territorio que los aborígenes cubanos denominaron Cubanacán. Su ayuntamiento celebró la primera sesión en 1690 y en 1867 alcanzó el título de ciudad.

En este sitio se funda la Villa Gloriosa de Santa Clara a la sombra de un tamarindo. Sus primeros habitantes provienen de la Villa San Juan de los Remedios fundada en 1513 (como pueblo español y como villa en 1545). En un principio se discutió sobre qué nombre darle al nuevo asentamiento: Pueblo Nuevo, Cayo Nuevo, Pueblo Nuevo de Antón Díaz… hasta que al final adoptó el de Villa Gloriosa Santa Clara.

El 25 de octubre de 1689 pasa el cabildo a la nueva villa. En el 1951 se quiso perpetuar tan histórico acontecimiento con la construcción del Monumento en el Parque del Carmen; consiste en 18 columnas de mármol situadas en espiral ascendientes que unidas por un amplio friso está rematada por una cruz. Cada columna tiene inscrito en bronce los nombres de las familias fundadoras de la villa que posteriormente se convirtió en la capital de la antigua provincia de Las Villas y actual Vila Clara.

Se dice que Santa Clara es una ciudad rodeada de mitos y leyendas alrededor de su origen. Santa Clara es una ciudad relativamente joven. Con sus 318 años de fundada mantiene el encanto de sus monumentos, mostrándose coqueta y moderna.

San Juan de los Remedios se remonta a una fecha tan lejana como el año 1513, fecha en que los conquistadores españoles visitaron el lugar y dejaron los mismos hombres y condiciones creadas para un primer asentamiento de lo que a través del tiempo sería la octava villa fundada en Cuba por el entonces vastísimo reino de España.

No obstante a las condiciones creadas por sus propios pobladores, a los habitantes de esta localidad estaban bajo la constante amenaza de corsario y piratas, la villa estaba desprotegida y muy cerca de la costa norte y era continuamente asediada, además existían aún las historias de que Remedios estaba ubicada en la propia boca del infierno y que el mismísimo Lucifer se encargaría de destruirla.

Teniendo en cuenta las características de la villa y el sentimiento de miedo de sus pobladores, las familias remedianas emigraron hacia el centro del país, por eso hablamos de Remedio en Santa Clara, pues tuvo una influencia directa y determinante en la fundación de la Villa de Santa Clara el 15 de julio de 1689, junto a estas familias se fueron sumando lentamente los habitantes que de formas dispersas se encontraban en la zona y otros que más tarde fueron llegando.

Además de las muestras de apego de los habitantes del lugar a su terruño, a raíz del traslado de éstos hacia Santa Clara, Remedios fue incendiada quedando en pie sólo la Iglesia, a pesar de ello los vecinos rehicieron sus casas en la villa y continuaron desarrollando su vida.

Villa Clara se sitúa en el centro de la isla de Cuba. Limita al Norte con el Océano Atlántico; al Este con las provincias de Ciego de Ávila y Sancti Spiritus, con quien también comparte territorio por el Sur; por el Oeste colinda con las provincias de Cienfuegos y Matanzas, constituye un sitio de obligado tránsito para los miles de turistas que recorren cada año los principales destinos de la isla.

En Villa Clara se pueden encontrar hermosos paisajes y atracciones turísticas alternándose lo pintoresco con lo grandioso: la llanura y la montaña, villas coloniales y ciudades en franco desarrollo industrial, pueblos de pescadores y agradables instalaciones turísticas, y un sinnúmero de territorios insulares con un enorme potencial natural en estado virginal.

Desde las elevaciones de la Sierra de Guamuhaya, viajando a través del Valle de Jibacoa, el lago Hanabanilla, la zona premontañosa, las onduladas sabanas del Centro, las llanuras litorales, los yacimientos minero-medicinales de Elguea, los mogotes de Jumágua y culminado en toda la extensa cayería del Norte de la provincia, bañadas por las cálidas y cristalinas aguas del Atlántico, se respira la misma atmósfera pura y se puede contar con la sincera hospitalidad y la amistad del villaclareño, en síntesis, del cubano.

La ciudad de Santa Clara o ciudad del Che –como también se le nombra-, cuenta con diversos lugares de interés histórico, arquitectónicos, recreativos, paisajísticos y turísticos. Su centro histórico se desarrolla a partir del Parque Leoncio Vidal; a su alrededor se localizan una serie de edificaciones que exponen una gama de códigos arquitectónicos que viajan desde los coloniales, neoclásicos, eclécticos, artdéco hasta los posmodernistas, en instalaciones como el añejo Teatro La Caridad, La Casa de la Cultura, el Museo de Artes Decorativas, la Galería de Artes, la Biblioteca Martí, el Instituto de Segunda Enseñanza -hoy secundaria básica Osvaldo Herrera-, el hotel Santa Clara Libre… también reserva atractivos singulares como la Loma del Capiro, el Memorial y Monumento a Ernesto Che Guevara y sus compañeros de lucha de la Guerrilla Boliviana, y el Monumento al Tren Blindado, lugar histórico donde el Che dirigió la última y decisiva batalla librada contra la tiranía, entre otros.

Villa Clara le espera para que descubra una tierra insólita, llena de costumbres, de calor de pueblo, de gente humilde y laboriosa, consagrada a la vida, de contagiosa alegría… visitar el territorio villaclareño será como dejar un capítulo abierto para el pronto regreso…

La provincia de Villa Clara combina en sus atractivos un amplio espectro de opciones para la naturaleza y el ocio, apoyada en propuestas de sol, playa, excursionismo, cultura e historia. Para convertirse así en uno de los más prometedores destinos de la industria del ocio en Cuba, envuelto en un programa de dinámica expansión.

En esa región destaca la provincia de Villa Clara, donde la estrategia de expansión del turismo dirige la mirada hacia los territorios que se integran en la Cayería Norte, con varios kilómetros de excelentes playas y un entorno prácticamente virgen.

En la última década del siglo XX el sector turístico se ha caracterizado por ser el elemento pivote del desarrollo de la economía cubana. Este desarrollo no ha sido parejo a nivel territorial y una de las provincias menos favorecidas en este proceso ha sido Villa Clara.

Villa Clara ha sufrido cierto retraso, por la ausencia de un desarrollo turístico acorde a sus posibilidades ya que la provincia se ha caracterizado por ser eminentemente azucarera con un peso muy importante en la Balanza Económica Nacional. Sin embargo, es uno de los territorios con mejores índices demográficos del país tanto en cantidad como en calidad ya que posee uno de los más sólidos sistemas educacionales a nivel de país, en infraestructura y resultados.

Villa Clara se sustenta en una economía industrial, agraria con predominio de la industria azucarera y el turismo; se destacan además las industrias Sidero-Mecánica, Electrodoméstico y Textil. Sus principales producciones son de azúcar de caña, y sus derivados como mieles y ron, electrodomésticos y otros utensilios para el hogar, maquinarias para la industria pesada, bujías para automóviles, textiles, productos químicos, papel, alimentos, mármol, tabaco y cítricos.

El proyectado desarrollo de una sólida infraestructura hotelera y extrahotelera en su cayería norte y la explotación de otros atractivos turísticos vinculados en lo fundamental con las tradiciones e historia de la región, deben llevar a Villa Clara a convertirse en el mediano plazo en un destino vacacional de preferencia dentro de la mayor de las Antillas.

Hasta hace pocos años Villa Clara era un destino turístico casi desconocido, visitado solamente por grupos de recorrido que permanecían algo más de un día aquí para visitar el Memorial Ernesto Che Guevara o conocer algunos de los otros encantos de la provincia que constituye el centro geográfico del país.

Pero la construcción de una autovía sobre el mar-llamado predaplén- de 48 kilómetros de extensión sirve de enlace entre la mayor ínsula del archipiélago cubano y los cayos Santa María, Las Brujas, Ensenachos, Cobos, Majá, Fragoso, Francés, Las Picúas y Español de Adentro, entre otros.

El Cayo Santa María, es un pequeño islote de 13 Km. de largo y 2 de ancho, preciado por su excelente playa y las características de su flora y fauna terrestre y la naturaleza marina, atractiva para la práctica del buceo, abriendo definitivamente las puertas de este destino turístico. Esta región del noreste de la provincia la integran también los cayos vecinos de Ensenachos y Las Brujas.

Hacia el centro de la isla Santa Clara, capital provincial, es una ciudad pulcra y tranquila, fundada en 1689 y que tiene el Museo Memorial erigido al Ché Guevara y sus compañeros caídos en combate en Bolivia, el teatro La Caridad (1885) y el parque Leoncio Vidal, sitios que merecen conocerse. Cuenta, además, con la ventaja que su propia posición geográfica le concede, colocándola a 267 kilómetros de Ciudad de La Habana, 74 de Cienfuegos, 207 de Varadero y apenas 88 de Trinidad.

Otros atractivos con que cuenta Villa Clara son el lago Hanabanilla, uno de los mayores embalses artificiales del país construido al pie del macizo montañoso del Escambray y donde existe una reserva de flora y fauna.

Para la opción de naturaleza, el hotel Hanabanilla pone a disposición de los visitantes 125 habitaciones con todas las facilidades que requiere el ocio en la época moderna, además de un estrecho contacto con el entorno.

El Refugio de Fauna Hanabanilla presenta una exuberante flora contando con veinte especies de helechos arborescentes, treinta y tres tipos de plantas medicinales, once maderables e igual cantidad de comestibles.

Instalado en una de las riberas del lago del mismo nombre en la Sierra del Escambray y rodeado de una bella e intensa vegetación, el establecimiento ofrece también la posibilidad de capturar en el embalse los mayores ejemplares de truchas que se encuentra en el territorio cubano.

El mencionado reservorio cuenta con un espejo de agua de 14,9 kilómetros cuadrados, y entre 30 y 40 metros de profundidad como promedio, con una altitud sobre el nivel del mar de 364 metros y un potencial de almacenamiento en torno a los 300 millones de metros cúbicos.

Los viajeros en su recorrido pueden acceder también a la pequeña Cascada del Amor, que en su descenso termina en una refrescante poceta ideal para aliviar el calor del verano cubano en un ambiente agradable y único.

En los alrededores del embalse pueden ser apreciados ejemplares de tocororos, cotorras, carpinteros reales y patos floridos, entre otras especies de aves endémicas que habitan la región, todo ello en un entorno que invita al descanso y la meditación en estrecho contacto con la naturaleza.

La localización de una parte de la Sierra del Escambray en el territorio, hace también a Villa Clara uno de los destinos del país con mejores condiciones para atraer al turismo de naturaleza. Por sus grandes pendientes, sinuosos caminos y la persistencia de áreas boscosas, además de servir de trinchera para las últimas bandadas de cotorras que se ven en la provincia.

La existencia de los famosos baños termales y mineromedicinales de Elguea deja la puerta abierta para los interesados en mejorar su calidad de vida, ya que este hotel dispone de las mejores estaciones termales, cuyas aguas muestran un elevado contenido de minerales, además de ser sódicas, brómicas y débilmente sulfuradas, con una temperatura promedio de 45 grados Celsius y un caudal que alcanza los 25 litros por segundo. Este balneario es reconocido en toda Latinoamérica dirigida al tratamiento del sistema nervioso, ostemuscular, así como los órganos respiratorios del tractus digestivo o de la piel.

Más de un centenar de habitaciones - dobles, matrimoniales y especiales para minusválidos - están a disposición de los clientes, con las facilidades propias de la modernidad y complementadas con canchas de tenis, voleibol, bicicletas y paseos a caballo.

Su Centro Termal, con un área de 1300 metros cuadrados, dispone de tres piscinas de aguas medicinales, sauna, gimnasio, baños individuales, salón de belleza, salas de masajes, reposo y para consultas médicas, entre otros servicios.

La institución pone a disposición de los visitantes el acceso a tratamientos de electroterapia, quinesioterapia, fangoterapia, ejercicios corporales aeróbicos, moxibustión, podología, psicorrelajación, hidroterapia, fisioterapia, masoterapia, medicina tradicional y tratamiento facial.

Al sur de la ciudad de Santa Clara, capital de la provincia, se encuentra el Área Protegida Cubanacán, verdadero paraíso natural y refugio de anfibios, reptiles, mamíferos y aves, donde destacan 10 especies que conforman la lista de grupos endémicos del país.

En perfecta armonía, la salud se mezcla con el ocio gracias a recorridos por la ciudad de Santa Clara, la cayería norte de la provincia y por lugares de interés histórico y cultural del territorio.

La provincia ha recibido mayoritariamente un turismo de circuito, atraído por la vinculación entre la ciudad capital (Santa Clara) con la figura del comandante Ernesto Che Guevara quien libró importantes combates, en la región central.

Camajuaní, municipio eminentemente agrícola en el cual abundan los buenos torcedores de tabaco, es lugar de tránsito obligado camino a los cayos del norte y sobre todo la última requiere de toda la atención y tiempo disponible del visitante.

Desde Caibarién, poblado de pescadores rodeado de aguas profundas en las que existen importantes criaderos de langosta, una autovía sobre el mar de más de 48 kilómetros de extensión enlaza a tierra firme con los cayos del norte, en dos de los cuales: las Brujas (que cuenta con un pequeño aeródromo) y Santa María existen ya facilidades de alojamiento.

El último de éstos, bautizado como la rosa blanca de los Jardines del Rey, tiene apenas 13 kilómetros de longitud, casi la totalidad de los cuales están constituidos por excelentes playas de finísima arena blanca, aguas límpidas, tranquilas y transparentes, y cuyos fondos –donde abundan formaciones coralinas y una gran diversidad de especies submarinas– invitan a la práctica del buceo y la fotografía submarina.

La propuesta de Ordenamiento para este Cayo se basa en la distribución del total de habitaciones en tres Unidades Turísticas: “Las Dunas”, “La Estrella” y “Lagunas del Este”. Las Dunas es la unidad por la cual ha comenzado la explotación turística. La Estrella es la segunda unidad del cayo, en ella se concentran las mayores elevaciones del mismo. Lagunas del Este es la tercera y más exclusiva, por encontrarse en la zona más oriental y dónde se concentran los mayores valores naturales.

En el propio entorno de la cayería norte de Villa Clara es posible encontrar interesantes propuestas para los amantes del turismo de naturaleza; de la arqueología, en las cuevas Pelo de Oro o la del Muñeco; o planificar excursiones al cercano faro Caimán Grande y al barco mielero San Pascual, encallado en las cercanías de Cayo Francés desde hace casi 70 años y convertido en una rareza naval al estar hecho de hormigón armado y botado al agua en 1920 en los astilleros de San Francisco, California.

Conocido también por los habitantes como El Pontón, muchos lo consideran como un islote más, aunque en la actualidad ofrece a los vacacionistas las facilidades de sus 10 camarotes y una posición envidiable para apreciar los atractivos de la región.

La infraestructura turística del territorio cuenta con cotos de caza y depósitos artificiales de agua para la pesca de la trucha.

Debido al escaso desarrollo alcanzado hasta el año 2000, el turismo no había podido reanimar otros sectores, ni aprovechar cabalmente las posibilidades de recursos humanos que brinda el territorio. Esto generó cierto nivel de migración interna y hacia el exterior que comienza a ser notable.

Hasta el año 2001, la provincia solo contaba con pequeños hoteles para el turismo de tránsito y prácticamente todos se encontraban situados en la ciudad de Santa Clara. En el 2001 contabamos con un hotel de 300 habitaciones en el Cayo Santa María, despertando esta actividad con el proceso constructivo que se está llevando a cabo en dicha cayería, proyectado para desarrollar el turismo de sol y playa.

La plaza fuerte en la estrategia de expansión está en Cayo Santa María, donde ya operan instalaciones hoteleras y existe un proyecto de inversiones con un límite de hasta cinco mil habitaciones, a lo cual se añade una terminal y pista aérea en Las Brujas capaz de recibir naves de pequeño y mediano porte.

En el propio entorno de la cayería norte de Villa Clara es posible encontrar interesantes propuestas para los amantes del ecoturismo y la arqueología.

En este paradisíaco islote se levanta el hotel Melía Cayo Santa María, instalación armónicamente insertada en un ambiente natural, recomendada para familias, grupos de amigos y parejas.

Este Cayo se encuentra a 50 km de cualquier asentamiento poblacional importante y a 100 km de la capital provincial. Por un lado, confiere grandes oportunidades de desarrollo y por otro, la lejanía puede encarecer y complicar su desenvolvimiento futuro sobre todo en el ámbito de sus interconexiones con otros sectores productivos y de la diversificación del producto en si mismo.

El sol de Cayo Santa María coloca los cimientos para ser uno de los polos turísticos más importantes del país, para esto requiere de una infraestructura extrahotelera capaz de satisfacer las demandas de los más exigentes clientes.

El hotel Sol Cayo Santa María, bajo administración del grupo español Sol Melia, cuenta con 300 habitaciones (de ellas tres para minusválidos) y un programa de operaciones bajo la modalidad de Todo Incluido.

La infraestructura de servicios de la instalación incluye a los restaurantes La Fontanella, Los Cocos, el ranchón de playa La Picua y la parrillada Los Flamencos, entre otras facilidades.

Con 80 mil hectáreas de extensión, cuenta con una extensa colonia de flamencos, especies endémicas del lugar como lagartos y moluscos, 250 variedades de la flora (40 de carácter ornamental). En los refugios del cayo se localizan vestigios de culturas precolombinas en cavernas cercanas a la playa, paisajes subacuaticos, validos para conformar una variable oferta vinculada a la modalidad del ecoturismo.

Además del potencial turístico, existen condiciones inigualables para servir de refugio a la flora y fauna, pues se encuentra en exclusiva la especie conocida como jutía rata, además de otras variedades endémicas como lagartos, moluscos y el pájaro arriero.

La diversidad animal se complementa con una flora que incluye 248 especies, de las cuales 91 son medicinales, 72 maderables, 41 melíferas y 40 ornamentales, todo ello acompañado de hermosos paisajes subacuáticos.

Un sistema de canales se convierte en un verdadero laberinto acuático entre los cayos, a la vez que ofrece un enorme potencial para los programas de turismo de contemplación y la actividad náutica.

Para quienes visitan el área, Ensenachos dispone de las mejores playas, aunque su pequeña extensión limita el programa de desarrollo. Se localiza a 48 km de la ciudad de Caibarién por vía automotor y a 7 Km. de la pista aérea existente en Cayo Las Brujas. La posición de este cayo, a sotavento de Cayo Santa María, lo resguarda de los vientos predominantes del este. Es el más pequeño de los tres polos. Por las características geomorfológicas del cayo el alojamiento no puede desarrollarse paralelo al recurso playa. El Farallón de La Guasa acogerá las habitaciones de playa Ensenachos y el promontorio del este las de playa El Mégano. Partiendo de esta premisa el cayo dispondrá, como máximo, de una capacidad de 500 habitaciones con una densidad habitacional entre 20 y 25 habitaciones por hectáreas.

El desarrollo turístico de algunos de sus numerosos cayos tiene una importancia trascendental por su alto valor estético y recreativo, al contar con hermosas playas, exuberante flora y fauna caribeñas, todo lo cual ratifica el enorme potencial de la naturaleza en la porción central del archipiélago cubano.

Un ejemplo de la contribución del sector turístico a la tasa ocupacional de la provincia lo constituye el comportamiento de la misma durante el período 2002-2003 en la cayería norte, específicamente en Villa Las Brujas, apreciándose en la siguiente tabla:

Tabla 12. Índice ocupacional según cantidad de turistas (Villa Las Brujas)

Fuente: Trabajo de Diploma. Yanisley Moya Monteagudo, 2004.”Proyacción estratégica corporativa hasta el 2007 para Villa Las Brujas.

En los datos anteriores se un crecimiento del 33.79% del índice ocupacional del año 2002 respecto al año 2003 debido al incremento de la cantidad de turistas y de los días que pernoctaron.

En la cayería norte, las 24 cabañas de Villa Las Brujas -en el islote de igual nombre- se complementan con una amplia franja de arena de casi dos kilómetros de playa, unido a los servicios de una terminal aérea capaz de recibir naves de pequeño y mediano porte.

En los cayos del refugio se localizan asimismo vestigios de culturas precolombinas en cavernas cercanas a las playas, acompañados de hermosos paisajes subacuáticos, validos para conformar una inigualable oferta vinculada a la modalidad del ecoturismo.

Las leyendas también están presentes en la zona, como es el caso de Las Brujas, cuyo nombre esta vinculado a las historias de fantasmas, ruidos y apariciones que circulaban entre los pobladores, aunque otras narraciones las asocian con los encuentros amorosos entre un pescador y una joven de la localidad.

La provincia cuenta con 1764 habitaciones con un promedio de ocupación del 60%. Se prevé que para el 2010 la provincia contará en la región noreste con 9000 habitaciones ubicándose así entre las más importantes en el país y en el Caribe.

El hotel horizontes Los Caneyes es orgullo del sector turístico en Villa Clara. Sus módulos habitacionales se encuentran entre los más altos del país. Han ingresado valores por encima del millón de dólares por varios años consecutivos y el nivel de satisfacción del cliente sobrepasa la media de la cadena Horizontes. En el año 2000 se les fue otorgada la condición Vanguardia Nacional y la Casa Matriz lo ubica entre los cinco de superiores resultados en el país.

Los Caneyes, con construcciones que imitan a viviendas de la Cuba precolombina y que acogen a 95 habitaciones, se le añade el céntrico hotel Santa Clara Libre, uno de los más altos en la zona central de la mayor de Las Antillas.

Más allá de las playas, la riqueza de la flora y la fauna, la región cuenta con el toque singular proveniente de San Juan de los Remedios.

El centro histórico de Remedios, declarado además Monumento Nacional en 1980, tiene su punto de partida en la actual plaza José Martí, otrora conocida como de la Parroquial y de Isabel II, flanqueada por hermosos flamboyanes, y a la vez se conservan edificaciones características de esa época, como es la casa del Alférez Real y la de Las Arcadas, es el único del país en cuya plaza principal existen dos iglesias: la de Nuestra Señora del Buen Viaje y la Parroquia Mayor, en la que existe un enorme altar totalmente enchapado en oro y una escultura –se presume que única en el mundo– que representa a la Inmaculada Concepción embarazada.

Entre los tesoros de la villa está el museo consagrado al destacado músico cubano Alejandro García Caturla, nacido en el pueblo en 1906 y que atesora en la que fuera su casa numerosos exponentes vinculados a su quehacer artístico.

Además, la fama de la localidad está estrechamente vinculada con una celebración surgida en el siglo XIX y que llega hasta nuestros días en las tradicionales parrandas de diciembre, que enfrenta en un desafío fraternal a los habitantes de los barrios del Carmen y San Salvador de Horta representados por un gallo de lidia y un gavilán, respectivamente, y que se enfrentan en ingenio, imaginación, música y bullicio donde no hay espacio para los perdedores, desde la noche del 24 de diciembre hasta la mañana del siguiente día.

Por todo ello, Remedios se consolida como uno de los platos fuertes de la industria del ocio en Villa Clara, con una oferta cargada de cultura e historia para responder a los gustos de los visitantes más exigentes.

Los trabajadores de la industria del ocio también crecieron espiritualmente. Ya que cientos de enfermos se benefician gracias a la entrega de propinas para la salud destinadas a la lucha contra el cáncer. El aporte de propinas para la salud en el año 2000 fue 2751,77 dólares.

La acción terrorista contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001 inicio la cuenta regresiva de la industria sin humo y Villa Clara no fue la excepción. La parálisis en el arribo de turistas al país determinó la caída de los fundamentales indicadores de la eficiencia.

Al cierre de agosto los ingresos en divisa crecían a un 8.2%, la ganancia era superior en un 29% y el costo por peso era de $0.80. Pero a pesar de la brusca caída de la utilidad, se mejoró en un 0.4% se rebajó el costo por peso en dos centavos y entidades como Los Caneyes, Palmares, SERVISA, Tienda Universo, la Óptica Miramar, TRANSTUR, EMPRESTUR y campismos cumplieron el plan de ingresos y además crecieron.

La provincia de Villa Clara está llamada a convertirse en los próximos años en el quinto polo turístico más importante de Cuba. Para ello requiere de una acelerada estrategia de formación de los recursos humanos necesarios para esta tarea.

En el territorio villaclareño las actividades económicas más vinculadas a la franja costera las encabeza la pesca, el turismo y los recursos hidráulicos, junto a las producciones agropecuarias y de la industria, incluyendo esta última las ramas del azúcar, la alimenticia, la básica y la ligera.

La actividad turística en la provincia generó ingresos directos de 17.1 millones de dólares y 13.8 millones de pesos en el 2002, han pernoctado en ese período 53528 turistas internacionales con una estancia promedio de 2,52 días, los ingresos por turistas/ días fueron de 77.7 dólares por lo que en la provincia predomina el turismo de tránsito.

El sector turístico de la provincia de Villa Clara, localizada en la porción central de la isla, cerró en positivo la gestión correspondiente al 2002.

Según cifras de esa industria, en el lapso de referencia se contabilizaron 61200 visitantes foráneos, para un incremento del 15% respecto al periodo precedente.

Asimismo, se registraron aumentos en las utilidades y los ingresos, unidos a una reducción en los costos de cuatro centavos por peso.

Durante el 2002 se destacó la promoción y comercialización de productos y servicios del sector con ofertas que abarcan desde las bellezas de sol y playa en la cayería nordeste hasta la exuberante naturaleza del macizo montañoso del Escambray.

Entre los principales países emisores de viajeros hacia Villa Clara figuran Canadá, Francia, Italia, Alemania y España, unido al alza en la estancia promedio de los visitantes.

En el año 2002 se puede apreciar el desarrollo economico local de Villa Clara mediante dos alternativas: desde la cayeria norte donde se han desarrollado varias opciones:

• Cayo Las Brujas.

• Villa Cayo Las Brujas este cuenta con 24 habitaciones.

• Unidad Turística Cayo las Brujas.

• Marina Punta Periquillo.

• Cayo Ensenachos.

• Hotel Cayo Ensenachos.

• Cayo Santa Maria.

• Hotel Melía Santa Maria con 360 habitaciones.

• Parcelas III-IV con 900 habitaciones.

• Unidad Turística La Estrella.

• Unidad Turística Laguna del Este.

• Delfinario.

• Pedraplen.

• Abasto de agua.

• Solución de residuos.

• Central eléctrica.

• Centro de comunicaciones.

• Infraestructura de apoyo.

• Base TransGaviota y Via Rent-Car.

• AT comercial y Base de Apoyo contructores.

Y también podemos ver el desarrollo en tierra firme:

Remedios

• Ampliación del Hotel Mascotte (Rumbos)

• Hostal Barcelona (Cubanacán)

• Punto de renta de Veracuba

• Centro Cultural-Recreativo (Cubanacán)

• Parque Buena Vista (Rumbos)

• Campo de Golf (Rumbos)

Caibarién

• Viviendas para la fuerza de trabajo

• Puntos de venta en el malecón (Rumbos y Palmares)

• Punto de renta Transtur

• Restaurante La Vicaria (Palmares)

• Tienda Universo

• Plaza Comercial-Recreativa (Cubanacán)

• Hotel Comercio (Cubanacán)

• Hotel Brisas del Mar (Islazul)

Santa Clara

• Recuperación de Habitaciones en Hotel Los Caneyes y Villa La Granjita

• Hotel Central (Cubanacán)

• Hostal América (Cubanacán)

• Hostal El Villarista (Rumbos)

• Parador de Carretera (Rumbos)

• Parque Mini-Cuba (Cubanacán)

Manicaragua

• Mejoramiento del Hotel Hanabanilla (Islazul)

En el año 2003 a Villa Clara arribaron más de 63200 visitantes fundamentalmente de Canadá, Francia, Italia y Alemania. Esta notable afluencia propicia el sobrecumplimiento de los programas de ingresos y utilidades.

Con unas mil habitaciones disponibles para el turismo internacional cerró en el 2003 la provincia de Villa Clara, con 659 capacidades, distribuidas en nueve instalaciones, y recibió en este mismo año más de 70 000 visitantes. La terminación de un pequeño hotel de 18 habitaciones en el centro de la ciudad de Santa Clara, además de que se encuentra en construcción un segundo hotel (360 cuartos) en la cayería nordeste del territorio, donde ahora está en explotación el Sol Cayo Santa María (300) y Villa Las Brujas (24), ambos propiedad del grupo Gaviota. A más largo plazo se prepara la reparación de otras instalaciones que ampliarán el número de alojamientos, fundamentalmente en el circuito turístico Santa Clara-Caibarién

En el año 2005 arribaron 414000 visitantes los que pertenecen a un turismo convencional con edades entre 35 y 45 años. Existen 11 hoteles con categorías hasta 5 estrellas plus como el hotel Ensenachos By Occidental catalogado como el más lujoso del país y entre los dos de su tipo en América Latina, tenemos 164 hostales, 135 en Santa Clara, 19 en Remedios y 5 en Caibarien registrando 29000 visitas.

En la provincia a partir de 1998 se observa un incremento discreto pero sostenido del total de establecimientos con que cuenta la misma, manteniéndose por encima de los treinta establecimientos donde el peso mayor recae sobre los hoteles y moteles, siendo constante el número de albergues (3). Además, se incrementan más de 1600 plazas de 1998 al 2005, de las cuales 1635 se ubican en los hoteles y moteles y las seis restantes en los albergues. De forma general podemos concluir que con un incremento de cinco establecimientos en el transcurso de esos ocho años se logró ampliar considerablemente el número de plazas existente en nuestra provincia (ver anexo 10). Unido a esto, en el 2005 arribaron 93669 visitantes por año, más que en 1998 (ver anexo 11), este indicador se elevó en más del 61%.

El total de turistas internacionales que visitan nuestro territorio creció de 292888 en el 2004 a 402114 en el 2005 reflejando que en el transcurso de un año casi se duplicó esta cifra. El principal emisor es Canadá con 168624 representando aproximadamente el 41.9% de los países emisores y Brasil es el país de donde menos turistas provienen con 344 visitantes en el 2005 reflejando el 0.08%. Se puede apreciar también que en países como Canadá, Alemania, Italia, España, Inglaterra, Suiza y Brasil la cantidad de turistas provenientes de los mismos se ha incrementado de un año respecto al otro (2004-2005) mientras que los de Francia, México, Estados Unidos, Argentina, Portugal, Holanda, Colombia y Chile, disminuyeron. (Ver anexo 12).

Los ingresos asociados al turismo durante el período 2004-2005 fueron en ascenso y la mayor parte de los mismos en divisas. (Ver anexo 13).

En la provincia existen cinco municipios (Corralillo, Caibarien, Remedios, Santa Clara y Manicaragua) que son los que mas ingresos obtienen asociados al turismo, dentro de los mismos la mayor parte en divisas, aportando una gran parte de las mismas al territorio. De forma general los ingresos totales de estas localidades fueron crecientes en el período del 2001-2005 con un monto total al finalizar el mismo de 59686.2 (MP), de los cuales 42873.6 (MP) fueron en divisas para un 71.83%. El municipio que más ingresos asociados al sector turístico obtuvo fue Santa Clara (capital provincial) aportando en el 2005, 26269.7 (MP) de los cuales 17633.7 (MP) fueron en divisas para un 67.1%. Sin embargo es válido señalar que el segundo municipio en obtener mayores ingresos por este concepto fue Caibarien con la particularidad de que el 96.16% de los mismos fueron en divisas, comportándose así durante el período antes mencionado (2001-85.31%, 2002- 98.75%, 2003-94.54% y 2004-96.96%), esto se debe principalmente al desarrollo turístico que se está llevando a cabo en la cayería norte perteneciente a esta localidad. Por su parte, Remedios es el que menos ingresos obtiene con solo 123.1 (MP) en el 2005, aunque la proporción en divisas es similar a la de Caibarien con un 92.68%. (Ver anexo 14).

Otro aspecto que se ha visto favorecido en el territorio, gracias al desarrollo turístico alcanzado, es la tasa de ocupación que ha sido ascendente durante este periodo incrementándose de 24.80 (MP) en 1998 a 66.01 (MP) en el 2005 para un 62.42%. (Ver anexo 15).

Además, el comportamiento del costo por peso de la actividad turística osciló $0.70 en 1998 a $0.95 en el 2005 donde la mayor parte del mismo fue en divisas con 0.75 divisa en 1998 y 0.67 divisa en 2005 reflejando un incremento en estos años aunque, en el último comienza a disminuir (Ver anexo 16). Hasta el año 2005 el costo por peso de esta actividad aún es elevado, como se puede apreciar es inferior el ingreso por peso invertido respecto al costo de ese mismo peso que se invirtió.

El comportamiento de algunos indicadores económicos de la provincia reflejan como el sector turístico favorece al desarrollo social (mejora de la calidad de vida) de la misma. Algunos de estos son el salario medio mensual el cual se ha venido incrementando sostenidamente en el período de 1999-2005 con un promedio de $285, superior al salario mínimo fijado en la actualidad que es de $225.

Otro indicador que se mantiene con un ritmo creciente es el promedio total de trabajadores vinculados a este sector, creciendo de 21800 trabajadores en 1999 a 29100 en el 2005. En la provincia también ha crecido el número de trabajadoras femeninas en la actividad turística incrementándose de 15505 en 1999 a 18790 en el 2005. El salario devengado por este sector durante este período creció considerablemente hasta alcanzar en el 2005 $115400000 en correspondencia con el aumento del salario medio mensual. (Ver anexo 17).

Anteriormente hemos hablado del efecto arrastre del sector turístico en los demás sectores de la economía y en la provincia de Villa Clara esto se puede apreciar a través del incremento de la productividad de la producción bruta de sectores que se encuentran vinculados directa o indirectamente con el desarrollo del turismo como son: Industria, Construcción, Agropecuario, Silvicultura, Transporte y otras actividades productivas. El turismo para su desarrollo necesita de un grupo de insumos que son elaborados por la industria contribuyendo así al desarrollo de ella misma la que contaba en 1999 con una productividad de $9914 y ya en el 2005 ascendía a $19772.

El sector de la construcción es uno de los pilares dentro del desarrollo turístico ya que se encarga de la construcción de habitaciones, hoteles, carreteras y toda la infraestructura de manera general, revitalizando su productividad hasta alcanzar $13342 en el 2005. Otro sector que ha progresado significativamente unido a la actividad turística es el transporte donde su productividad ascendió de $5766 en 1999 a $7795 en el 2005. Un comportamiento similar se observa en la productividad de la producción mercantil de los sectores antes mencionados. (Ver anexo 18).

El Ministerio de la Industria Ligera se ha visto favorecido ya que tiene a su cargo una de las principales producciones exportables que se destinan al mercado interno en divisas, en este caso nos referimos a los muebles para el turismo con una producción en el 2000 de $37300 y en el 2005 ascendió a $208300 con algunas fluctuaciones debido a las características del turismo de cambiar el mobiliario en fechas determinadas y con algunas especificaciones. (Ver anexo 19). Unido a esto se encuentran los fondos exportables por municipios donde la vanguardia la tienen Sagua, Caibarién, Remedios, Santa Clara, Santo Domingo y Manicaragua, los que también son puntera de la actividad turística.

El municipio que más se destaca es Santa Clara aportando en el 2000 $22788.1 miles de pesos (MP) por este concepto y ya en el 2005 la cifra es de $25196.9 MP para un 54.4% seguido por Caibarién con un 16.2% del total en el 2005 y por último se ubica Sagua con solo $397.7 MP. Además es válido señalar que Remedios en los tres primeros años de este período analizado no entregaba fondos exportables pero a partir del 2003 inicia esa actividad con un incremento de $1741.2 MP del año 2004 respecto al 2003. (Ver anexo 20).

En este período las ventas e ingresos totales en divisas y las utilidades se comportaron favorablemente aunque en algunas actividades hubo pérdidas. La actividad mayorista creció de $43349.8 MP en el 2001 a $22946.1 MP, obteniéndose pérdidas en el 2005 por valor de $86 MP aunque más del 50% del total de las ventas fueron en divisas.

La actividad minorista obtuvo mejores resultados ya que las ventas totales crecieron de $57553.7 MP en el 2001 a $89669.4 MP en el 2005, siendo más del 93% de los ingresos totales en divisas. En la actividad de los servicios los ingresos totales en divisas crecieron de $8215.5 miles de pesos libremente convertible (MCUC) en el 2001 a $9586.0MCUC en el 2005, representando los mismo durante el período más del 90%. (Ver anexo 21).

El sector de la construcción como habíamos mencionado ha sido uno de los que ha alcanzado mayor desarrollo gracias a la cantidad de obras elaboradas para el turismo. En el período 2001-2005 estas obras representan el 6.6%, 2.3%, 5%, 8.23%, 6.30% respectivamente. (Ver anexo 22).

El volumen de las inversiones del sector turístico se ha elevado ya que el 2001 era de $2246.4 MP y el 2005 ascendía a $17391.3 MP. (Ver anexo 23).

Esta actividad también constituye un indicador de desarrollo del Plan Turquino que es uno de los aspectos priorizados dentro del programa revolucionario de la provincia. (Ver anexo 24).

Durante este capítulo se aborda la parte teórica del Desarrollo Económico Local y la vinculación del sector turístico con este concepto. También se recogen varios datos que evidencian el comportamiento del turismo como factor de Desarrollo Económico Local en la provincia de Villa Clara.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet