La economía en Malvinas en la post guerra
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

ISLAS MALVINAS, SU HISTORIA, LA GUERRA Y LA ECONOMÍA, Y LOS ASPECTOS JURÍDICOS SU VINCULACIÓN CON EL DERECHO HUMANITARIO

Bruno Tondini

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (154 páginas, 838 kb) pulsando aquí

 

 

 

 

VI.2.4.1.- La economía en Malvinas en la post guerra.

La guerra terminó siendo beneficiosa para los residentes de la isla , quienes en su mayoría son personas de ascendencia inglesa o escocesa y son conocidos, a veces, como “kelpers” o “algueros”, debido al tipo de alga que se encuentra allí.

“El Conflicto”, como lo llaman en las Islas, obligó a Gran Bretaña a reexaminar su relación con el lugar y dio origen, por ejemplo, a la plena ciudadanía británica para los isleños. No obstante, los mayores cambios han sido de naturaleza económica, el resultado de la decisión de Gran Bretaña de permitirle al gobierno de las Malvinas declarar una zona económica de 320 kilómetros, la cual les da a los isleños jurisdicción sobre las aguas a su alrededor, que, si bien gélidas, son ricas en peces.

Tras la guerra, la política de Londres dio un giro radical. El Gobierno de Thatcher dedicó como primera medida 30 millones de dólares para obras de reconstrucción y otros 60 millones en ayuda al desarrollo. Y en 1985 añadió una disposición que cambiaría el futuro de las Malvinas: el Gobierno local fue autorizado a explotar los derechos de pesca en sus aguas, aunque estas fueran reclamadas por Argentina. A ello hay que añadir que todos los gastos de Defensa, incluyendo la construcción de un importante aeropuerto junto a una base militar en el centro de las islas, corrían -y corren- a cargo de Reino Unido. "Hasta ese momento las Falkland no veían un penique por lo que se pescaba", apunta Jenny Cockwell, una neozelandesa editora del Penguin News, el periódico local. "En los primeros doce meses los ingresos de las islas pasaron de ocho a 54 millones de dólares", señala John Fowler. Y siguieron subiendo. En la actualidad son de más de 140 millones de dólares para una población total que no llega a las 3.000 personas. La mayor parte de las empresas que pescan en las Malvinas son españolas.

Gracias a estos ingresos y en apenas dos décadas la transformación de las Malvinas ha sido total, en lo material y en lo social. Los niños ya no se marchan a los once años para seguir estudiando, sino que lo hacen, al Reino Unido, a los dieciséis. Desde ahí hasta que acaban la carrera todos los gastos -viajes, manutención, alojamiento, matrícula y algún dinero para otros gastos- son sufragados por el Gobierno local. En la actualidad más de 30 jóvenes estudian con este sistema. Se ha llevado adelante una reforma agraria de manera que la tierra ya no pertenece a una veintena de familias. Se ha construido un hospital avanzado y una red de carreteras y los caballos han sido sustituidos por los cuatro por cuatro de fabricación inglesa o japonesa.

Los habitantes de la isla habían pugnado por una iniciativa de este tipo mucho tiempo antes de la guerra, pero Gran Bretaña siempre se había negado por temor a provocar a la Argentina. “La guerra fue un catalizador del cambio, pero fue la zona pesquera lo que realmente le dio el impulso inicial a todo”, destaca Andrea Clausen, una de las integrantes del consejo legislativo que supervisa cuestiones relacionadas con la pesca. “A base de sacrificio y sufrimiento, hemos sido capaces de erigir nuestra economía y sociedad, así como ponernos al nivel del resto del mundo”. Hoy, las actividades pesqueras generan aproximadamente 88 millones de dólares al año, en tanto las licencias e impuestos de pesca suministran más de dos tercios de los ingresos anuales del gobierno, que ascienden a 66 millones de dólares. Debido a esto, las Islas Malvinas registran algunos de los mayores ingresos por persona en todo el mundo, con aproximadamente 50.000 dólares al año, así como reservas bancarias por 360 millones de dólares.

Hoy, las 2.955 personas que viven allí enfrentan un desafío muy diferente: un influjo de forasteros, atraídos por la prosperidad que ha resultado a partir de cambios que los británicos introdujeron en este territorio al otro lado del mar, tras su victoria de 1982.

Empleos como los de esquilador de ovejas y enfermera actualmente son desempeñados por chilenos, en tanto personas de raza mixta de la isla de Santa Helena, que yace aproximadamente 4.000 kilómetros al noreste, trabajan como meseros y dependientes en tiendas. Justo frente a la costa, embarcaciones coreanas, taiwanesas, rusas y españolas, con tripulaciones indonesias, filipinas y bangladesíes extraen toneladas de calamar, el que ha reemplazado a la lana y el cordero como la principal exportación del territorio. “Sencillamente no somos suficientes como para llevar a cabo todo el trabajo que se necesita”, dice Mike Summers, uno de los integrantes del consejo legislativo de las Islas Malvinas. Una de las consecuencias de la riqueza y mayor contacto con el mundo exterior es que, actualmente, existe una creciente necesidad de “equilibrar las inevitables tensiones que se encuentran entre nativos y recién llegados en cualquier isla pequeña”, destacó. “Hubo una época en la cual todos nosotros éramos pequeños agricultores rurales”, agregó Summers. “Ahora no lo somos. Somos algo más, aún isleños de las Malvinas, pero necesitamos precisar qué significa eso”. Antes de la guerra, las islas eran poco más que una gigantesca granja ovejera, dominada a lo largo de más de un siglo por la Compañía de las Islas Malvinas.

Sólo por si la Argentina se sintiera tentada a atacar de nuevo, Gran Bretaña mantiene una considerable presencia militar. Su costo asciende a 150 millones de dólares anuales, o aproximadamente una cuarta parte del uno por ciento del presupuesto de la defensa británica. Incluye, más o menos, a 2.000 soldados, marineros y aviadores, más el armamento: desde aviones de combate Tornado hasta cañones y naves patrulla de la naval

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet