BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales
 

 

MANEJO DEL AMBIENTE Y RIESGOS AMBIENTALES EN LA REGIÓN FRESERA DEL ESTADO DE MÉXICO

José Isabel Juan Pérez (CV)

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (162 páginas, 293 kb) pulsando aquí

 

 

3. Organización social, agricultura y riesgos

La organización social se inicia en la familia, luego con la parentela para integrarse en grupos de trabajo y realizar las actividades agrícolas en las parcelas cultivadas. En los grupos de ayuda mutua (macoas) cada individuo es responsable de realizar determinado numero de tareas y al término de su cumplimiento tendrá presente que el coordinador del grupo recibirá el beneficio o ayuda, que puede ser repartida de manera homogénea a todos los integrantes de la “macoa”. Los agricultores establecen también otras relaciones de ayuda mutua, como el “préstamo de la fuerza de trabajo”, pagan un salario relativamente alto a los trabajadores asalariados y manejan los recursos naturales disponibles en la región para sobrevivir a las fluctuaciones del precio de los productos agrícolas destinados al mercado nacional (riesgo económico).

La macoa es la asociación de peones que prestan su fuerza de trabajo sin recibir ningún salario, pero que, a mediano o largo plazo debe ser regresada esta mano de obra al representante o jefe de familia que organizó a sus parientes, amigos y personas de mucha confianza (el mediano o largo plazo está relacionado con el ciclo agrícola de los cultivos). Esta estrategia responde a las necesidades de mano de obra en la época del año cuando hay poca o es inexistente la producción comercial o sea en la época sin dinero.

Ángel Palerm (1980) en su obra Antropología y Marxismo, señala que los campesinos son hombres dedicados al cultivo de la tierra y a la cría de ganado en pequeña escala, viven del trabajo de la tierra, tienen organizaciones y tradiciones propias que se establecen sobre las unidades domésticas de producción y se encuentran relacionados con el sistema mayor mediante canales de extracción de excedentes a través de la renta y sistemas de mercado asimétricos y bajo el dominio de autoridades ajenas a la comunidad campesina formada por diversas unidades domésticas.

Si relacionamos lo que señala A. Palerm con las condiciones en la región encontramos que, los campesinos, se dedican al cultivo de la tierra, y poseen ganado que se relaciona con las actividades agrícolas, poseen su propia organización para el trabajo, las parcelas para el cultivo se encuentran alrededor de los asentamientos humanos y se relacionan con el sistema mayor a través de la comercialización de los productos agrícolas.

Respecto a lo señalado por Ángel Palerm (1980) en el párrafo anterior, existe una diferencia muy notoria: no se venden los excedentes sino se produce directamente para el mercado y los excedentes de los productos agrícolas destinados al autoconsumo se intercambian entre los pobladores. En este caso existen dos tipos de producción agrícola, los que se producen para comercializar (cultivos de riego) y los producidos para autoabasto (cultivos de secano).

Desde el punto de vista económico las estrategias de subsistencia, son las variabilidades de respuestas adaptativas implementadas por una comunidad y sus habitantes, son fundamentales para obtener los satisfactores necesarios para la existencia del grupo doméstico (Daltabuit; 1988:102). Las condiciones económicas de una comunidad se relacionan intrínsecamente con las formas de subsistencia y la organización social implementadas por los pobladores.

Los campesinos de la región se adaptan a condiciones favorables y desfavorables que les proporciona el medio natural (como los riesgos ambientales) y desde luego a condiciones sociales que la mayoría de las veces son complejas y variables donde participan los recursos del ambiente, los grupos sociales y la cultura. Se adaptan a dimensiones ambientales, espaciales y temporales así como a mecanismos comerciales y financieros establecidos por un sistema de mercado. Ante estas situaciones, los campesinos establecen relaciones de ayuda mutua, pagan un salario relativamente alto a los trabajadores asalariados y manejan los recursos naturales disponibles en la región para sobrevivir a las fluctuaciones del precio de los productos agrícolas destinados al mercado (riesgo económico).

La organización de la fuerza de trabajo es una estrategia adaptativa de los campesinos que funciona de acuerdo con la superficie cultivada, la variabilidad en el salario por jornada, la escasez o abundancia de trabajadores, el número de integrantes por familia, el número de integrantes por macoa para prestar su mano de obra y los contratistas externos a la comunidad. Los sistemas agrícolas convencionales, que tienen como destino final la comercialización en los mercados destinan una pequeña parte de la producción para la familia y la parentela o en festividades de la comunidad.

Los estudios sobre la familia campesina, los pequeños agricultores, la agricultura intensiva, la sustentabilidad de la agricultura y la agricultura de subsistencia presentan una amplia gama de discusiones. Robert Mc C. Netting (1993) señala como el grupo de los Kofyar del África practican una agricultura intensiva de pequeña escala que les permite sobrevivir durante todo el año. Los agricultores son los jefes de familia, las esposas y los hijos; es decir el grupo doméstico.

Los agricultores de pequeña escala estudiados por Netting, al practicar una agricultura de tipo intensivo obtienen altos rendimientos en la producción anual y aplican técnicas que les permite hacer un manejo ecológicamente sustentable de los cultivos establecidos. Algunas de estas técnicas son rotación y diversificación de cultivos, fertilización, control de plagas y enfermedades, sistemas de irrigación, sistemas de drenaje y construcción de terrazas. Netting demuestra como este tipo de agricultura al establecerse en parcelas de pequeña escala es eficiente. Las pequeñas unidades de explotación agrícola son más productivas que las grandes empresas. Las pequeñas unidades practican una diversidad de cultivos, mientras las grandes empresas producen para el mercado (Netting; 1993: 146–150). La agricultura en cuanto al ambiente donde se desarrolla es sostenible y desde el punto de vista social es integrativa e interactiva. También afirma que las unidades domésticas utilizan al máximo la fuerza de trabajo de sus integrantes, evitando así erogaciones por pago de fuerza de trabajo asalariada (evitan riesgos).

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet