BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales
 

 

MANEJO DEL AMBIENTE Y RIESGOS AMBIENTALES EN LA REGIÓN FRESERA DEL ESTADO DE MÉXICO

José Isabel Juan Pérez (CV)

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (162 páginas, 293 kb) pulsando aquí

 

 

5. Agricultura de riego: el cultivo de fresa

El ciclo agrícola del cultivo de la fresa comprende una serie de actividades organizadas y sistematizadas, es un cultivo delicado que requiere muchos cuidados, atenciones e inversiones económicas para obtener buenos resultados y ganancias en la producción de fruto. Dado lo difícil de su mecanización, en especial la recolección, requiere una gran cantidad de mano de obra, lo que redunda, en el caso de lograrse buenos precios, en una disminución del desempleo cada vez más acuciante. Tiempo, dinero y fuerza de trabajo son elementos importantes durante el ciclo agrícola.

Los campesinos limpian, pican, barbechan y surcan el terreno con arado de fierro jalado por una yunta o un tractor. Cuando no se cuenta con estos recursos, los agricultores contratan a un yuntero “gañan” o tractorista para hacer la preparación del terreno. En una hectárea se trazan entre 100 y 120 surcos con una longitud aproximada de 100 metros, Al momento de la siembra de plantas de fresa el agua es muy importante. Primero se riega la parcela “tender el agua en los surcos”, posteriormente se siembran en la parte del surco llamada lomo, dos plántulas, separadas.

La siembra se realiza en la tercera o cuarta semana de agosto, los materiales y herramientas básicas son azadón, rastrillo, machete, cuchillo, costales, canastas, bolsas de ixtle, lazos de henequén y rafia. El riego se hace dos veces a la semana. Dos semanas después de la plantación se deshierba y se proporciona más tierra a las plantas, a este grupo de actividades, los pobladores de la región le llaman “beneficio”. Los agroquímicos de uso común en los cultivos son gramoxone y tamaron, estos se aplican directamente en los canales de los surcos. En los beneficios participan los integrantes de la familia y peones contratados, la aplicación de agroquímicos la realizan los propietarios de los cultivos, no se contratan peones (los agroquímicos representan riesgos no solamente al ambiente, sino a las personas).

Aunado a las labores del primer beneficio se utilizan elementos ideológicos para protección del cultivo. El 28 de septiembre se coloca una cruz de flor de pericón y 2 ó 3 pedazos de tela de color rojo sujetados a unas varas de 80 cm de largo, una de ellas se introduce en el centro del cultivo y las otras en las orillas. Estos símbolos son importantes para proteger a los cultivos de las personas envidiosas o de mirada fuerte. También se colocan entre los cultivos prendas usadas en forma de persona denominadas “espantapájaros” y tienen como finalidad moverse por la acción del viento y ahuyentar aves, roedores y pequeños mamíferos que consumen raíces, semilla, follaje o frutos de los cultivos.

Para la aplicación de fertilizante se usa urea, triple 17 o triple 18 y agroquímicos para aportar nutrientes a las plantas así como estimular la aparición y crecimiento de las hojas, utilizando para ello recipientes, bolsas y costales de plástico. En la aplicación de funguicidas, herbicidas y nematicidas se utilizan bombas fumigadoras mecánicas o con motor de gasolina, botes de 200 litros, cubetas y bolsas de plástico. La actividad la realizan hombres mayores, pues se tiene conocimiento de los efectos que ocasionan los pesticidas a la salud. En el ejido de Santa Ana Xochuca (Progreso Hidalgo) se intoxicaron 6 hombres mayores de 18 años, al ingerir por equivocación un agroquímico denominado gramoxone, hecho ocurrido después de asistir a una boda (Trabajo de campo, 2004).

Dos meses después de la plantación se hace un segundo deshierbe o “segundo beneficio”, aplicando herbicida o con azadón. El agricultor y su familia por las tardes visitan la parcela y aprovechan en quitar hierbas ajenas a los cultivos. Hay una segunda aplicación de pesticidas y fertilizantes. Dos o tres días después se aplica un agroquímico para estimular la floración, la fecundación de los óvulos presentes en los pistilos y consecuentemente el crecimiento y desarrollo de los frutos. El primer periodo de floración ocurre en el mes de octubre. Participan los hombres mayores que son propietarios del cultivo.

Con la maduración de los primeros frutos, el agricultor recorre todos los surcos de la parcela haciendo una primera cosecha o corte previo, proceso denominado en la comunidad y la región como “calentar la huerta”. A partir de este momento los agricultores afirman que las plantas han sido tocadas y calentadas, por lo tanto empieza la producción de fruto. Esta actividad se realiza en la última semana de octubre y la primera quincena de noviembre. Para esta actividad se usan canastas de carrizo. El primer corte de fresa se realiza tres días después del calentamiento de la huerta. Hombres, mujeres y niños mayores de 8 años recorren un surco cada uno y cortan con las dos manos las fresas maduras. Las heladas, la humedad, los ataques parasitarios pueden influir en la regularidad de la forma del fruto (Branzanti, 1989:56). Después de llenar las canastas, son llevadas a la orilla del cultivo donde son resguardadas bajo la sombra de los árboles o ranchos. Esto se hace para evitar la deshidratación o descomposición del fruto.

Después de la quinta semana de producción (a los 10 ó 12 cortes), se aplica fertilizante para favorecer el segundo periodo de floración, este ocurre al final del mes de noviembre y principios de diciembre. El sistema de riego, fertilización, control de plagas y enfermedades y aplicación de estimulantes foliares y de fruto continúa de manera constante, haciendo nuevamente dos cortes por semana. La participación de la familia y contratación de peones en la cosecha de fresa es importante, ya que el cultivo sigue su desarrollo productivo. En un surco de 100 metros de longitud se cosechan hasta cinco canastas con fresa, al hacer dos cortes por semana se obtienen diez canastas por surco y si consideramos que la producción dura aproximadamente cinco meses entonces se producen 5, 000 canastas por hectárea.

En febrero y marzo los frutos del segundo periodo de floración han madurado y las huertas se encuentran en su máxima producción. El manejo, mantenimiento y aplicación de agroquímicos continúa. En la primera semana de abril se aplica nuevamente fertilizante para estimular la tercera etapa de floración, crecimiento y maduración de los frutos. Las condiciones climáticas en este mes favorecen la floración y maduración del fruto. El jefe de familia e hijos varones mayores de ocho años son los responsables del cuidado y manejo de los cultivos.

Los campesinos que han establecido en la primera o segunda semana del mes de agosto su huerta y que dan un manejo más intenso al cultivo mediante el cuidado, el riego, la aportación de nutrientes y el control de plagas y enfermedades logran obtener en sus plantaciones hasta cuatro periodos de floración y por lo tanto mayor número de cortes o cosechas. La variedad de la planta es otro factor importante que influye en los periodos de floración, la aparición de plagas y la producción de fruto. Los cultivos están predispuestos a diversos riesgos que pueden presentarse a lo largo del ciclo agrícola.

Para la cuarta semana de abril la producción empieza a disminuir, el agua en las presas y bordos es escasa. Por lo tanto solamente se hace un riego, algunos agricultores utilizan los excedentes o escurrimientos que corren por los surcos, que son vertidos en los canales o apancles y posteriormente son usados para regar otros cultivos. Estos excedentes o escurrimientos de agua después de ser utilizados son denominados por los agricultores “achololes” y al efecto de su reutilización en un segundo o tercer riego “achololear”. La disminución del volumen de agua en los depósitos representa un riesgo para los cultivos de riego (comerciales).

A partir de la primera semana de mayo los agricultores pueden tomar tres decisiones respecto a su huerta de fresa: 1) Sembrar maíz en la huerta, la semilla se coloca aproximadamente a 10 cm entre la planta de la fresa y el canal del surco, en la parte denominada costilla, 2) Voltear con arado todas las plantas de fresa, picar la tierra, dejar descansar la tierra unos 15 días, trazar surcos y establecer otro cultivo que puede ser fríjol, tomate, calabaza, cebolla, camote, gladiola o flor de terciopelo, los tres últimos cultivos estarán en producción para las festividades del día de muertos, 3) Dar mantenimiento a la huerta de fresa durante la época de lluvias e iniciar nuevamente con la cosecha al final del mes de octubre. El ciclo agrícola del cultivo de fresa termina entre la tercera y cuarta semana de mayo, situación variable en función de la variedad de la planta, manejo del cultivo, disponibilidad de agua, fecha de plantación, preparación del terreno y condiciones climáticas.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet