BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales
 

 

EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO

Defendiendo lo público y construyendo ciudadanía.

La experiencia del departamento de Risaralda. Colombia

 Jahir Rodríguez Rodríguez

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (156 páginas, 820 kb) pulsando aquí

 

2. CONTEXTO Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL.

“Las respuestas locales a los nuevos dilemas urbanos son frecuentemente más efectivas; las respuestas llegan al núcleo de las realidades locales, basadas en las percepciones locales, en sus motivaciones y cultura”

RUBLE, A. BLAIR

2.1. La experiencia de Porto Alegre. Una lectura política.(1)

Comencemos con un breve comentario sobre la manera en que el Partido de los Trabajadores había pensado enfrentar el problema de la legitimidad democrática antes de llegar al poder.

El Partido de los Trabajadores nunca fue exactamente un partido de la izquierda tradicional, pese a contar con varios grupos marxistas entre sus fundadores, surgió como una alternativa a la visión de izquierda tradicional de los partidos comunistas brasileños.

Cuando surgió el Partido de los Trabajadores, en Brasil había dos partidos comunistas -Partido Comunista do Brasil y Partido Comunista Brasilero-. El Partido de los Trabajadores guardó distancia de ambos y los criticó con firmeza por su tradición autoritaria. Todos los grupos marxistas que integraban el Partido de los Trabajadores también criticaban el autoritarismo de los partidos comunistas, aunque el verdadero compromiso de estos grupos podría ser cuestionable. Al comenzar la década de los ochenta, todos estos grupos se declararon leninistas, defensores de la dictadura del proletariado, etc.

El Partido de los Trabajadores fue de hecho una buena escuela para cambiar la mentalidad de muchos de estos grupos, además, los miembros y líderes del Partido de los Trabajadores provenían principalmente de nuevos movimientos -nuevo sindicalismo, movimientos sociales rurales y urbanos y grupos comunitarios asociados a la Iglesia Católica, conocidos en Brasil como “comunidades eclesiais de base”- que se consolidaron mediante su lucha por la libertad, mejores salarios y mejor calidad de vida hacia fines de los setenta y principios de los ochenta.

Estos movimientos, que surgieron a partir de la lucha contra la dictadura militar brasileña, sostenían los valores democráticos pero al mismo tiempo, influenciados por una difusa ideología socialista tradicional, mostraban una gran desconfianza por las instituciones de la democracia representativa, en particular por el parlamento.

Este dispar conjunto de orígenes y concepciones marcó en forma decisiva el proyecto político que el Partido de los Trabajadores tenía en los ochenta, en especial tras el fin de la dictadura en 1985, cuando comenzó a hacer grandes esfuerzos para definir la propuesta que le presentaría a la sociedad brasileña. Por un lado, tratando de conciliar el socialismo con la democracia, el Partido de los Trabajadores defendió todo el conjunto de derechos asociados con el pensamiento tradicional liberal-democrático.

Es evidente que, según la concepción del Partido de los Trabajadores, los derechos sociales debían restringir los derechos a la propiedad. Sin embargo, a diferencia de la perspectiva marxista, el Partido de los Trabajadores concebía todos los derechos civiles (protección de la privacidad, inviolabilidad de la persona, libertad de culto, etc.) y políticos (libertad de prensa, expresión, asociación, reunión, participación política, etc.) como valores fundamentales.

Por el otro lado, siguiendo la postura tradicional de la izquierda, tendió a igualar la democracia representativa con la democracia burguesa. Por este motivo, desarrolló una especie de sesgo antiparlamentario y adoptó una postura ambigua en relación con las instituciones representativas.

Sin embargo, lo interesante es que esta incertidumbre nunca llevó al Partido de los Trabajadores a apoyar la sustitución del sistema democrático representativo (burgués) por otro tipo de sistema democrático basado en la participación directa.

En su lugar, para profundizar la democratización del Estado, el Partido de los Trabajadores defendía tanto la reforma de las instituciones del sistema democrático representativo como, especialmente en el ámbito local, la creación de nuevos canales de participación: los Consejos Populares.

La idea fundamental consistía en que, al llegar al gobierno, el Partido de los Trabajadores compartiría el poder con los movimientos sociales y las instituciones de la sociedad civil a través de estos consejos. Los Consejos Populares serían un espacio para la participación mediante los cuales la población organizada presentaría sus demandas y, al mismo tiempo, controlaría el funcionamiento del gobierno. De esta manera, los consejos constituirían poderosos instrumentos tanto para democratizar el Estado como para modificar sus prioridades.

La propuesta de los Consejos Populares, como es bien sabido, no es algo nuevo ni en la literatura política ni en las experiencias históricas. De hecho, en la literatura marxista muchísimas teorías sostienen que los consejos populares -o de trabajadores- serían el elemento central de un nuevo tipo de organización estatal. Con la oleada de revoluciones del siglo XX, la mayoría de ellas influenciadas por los ideales marxistas, se llevaron a la práctica muchos consejos populares experimentales.

Es indiscutible que estas teorías y experimentos inspiraron en cierta medida la idea de los Consejos Populares del Partido de los Trabajadores. No obstante eso, tal como se mencionara previamente, el Partido de los Trabajadores no concibió la idea de crear los consejos populares en una situación de revolución, sino por el contrario en un contexto de normalidad democrática donde funcionaran todas las instituciones representativas.

La propuesta de democratización estatal mediante la creación de consejos populares fue parte central de la campaña de 1988, año en que el Partido de los Trabajadores ganó las elecciones en muchas ciudades importantes de Brasil, entre ellas Porto Alegre. Sin embargo, el Partido de los Trabajadores no había definido, o no podía definir, con precisión cómo se crearían estos consejos populares, de qué se encargarían y cómo funcionarían. Adicionalmente, el Partido de los Trabajadores no había analizado en profundidad cómo encajarían estos consejos dentro de la estructura administrativa existente. No podría ser de otra manera. En realidad, no es posible definir con anticipación más que los principios de innovadores cambios institucionales. Su verdadera configuración sólo se puede determinar por completo con la implementación.

El Partido de los Trabajadores tuvo que enfrentar estos grandes desafíos cuando ya había asumido el gobierno.

Desde sus comienzos, entonces, el gobierno del Partido de los Trabajadores en Porto Alegre(2) se ha enfrentado de manera desafiante con la tarea de crear algún mecanismo participativo basado en la propuesta de los consejos populares. En un contexto muy dificultoso y trabajando de cerca con el movimiento popular de la ciudad, el gobierno comenzó a delinear el proceso del presupuesto participativo.

Existían muchas dificultades distintas. En primer lugar, el Partido de los Trabajadores de Porto Alegre no poseía ningún tipo de experiencia administrativa.

En segundo lugar, el gobierno se enfrentó a una poderosa oposición en su primer año. En tercer lugar, el gobierno estaba tratando de crear una nueva institución que redefiniera las relaciones de poder de la ciudad sin tener una idea clara de cómo funcionaría esta nueva institución. Y en último orden, aunque no en importancia, la situación financiera de la municipalidad era caótica.


1. La experiencia de la formulación del presupuesto participativo en el Departamento de Risaralda cimentó buena parte de su ejercicio en los desarrollos que se tienen en Porto Alegre. Esta parte de la reflexión se incluye por la importancia que tiene para la sistematización y como continuidad a la reflexión política que se inicio en el capitulo primero.

2. Ver lecturas recomendadas. GLOBALIZACIÓN Y DEMOCRACIA. Boaventura de Souza Santos. Ponencia presentada en el Foro Social Mundial Temático. Sau Pablo. 2003.  

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet