BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales
 

 

EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO

Defendiendo lo público y construyendo ciudadanía.

La experiencia del departamento de Risaralda. Colombia

 Jahir Rodríguez Rodríguez

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (156 páginas, 820 kb) pulsando aquí

 

4.1. Elementos de planeación participativa.

Otro aspecto trascendental para el ejercicio de presupuesto participativo lo constituye el hecho de que este se enmarca dentro del ámbito de la planeación participativa ya que permite construir bases para la construcción de futuro en las territorialidades.

Es menester en todo tipo de planificación participativa hacer un análisis integral de los diversos componentes y situaciones presentes en el territorio, consolidando el pensamiento de la población en los aspectos inherentes al desarrollo para definir el momento inicial y proyectarlo hacia el futuro.

Gonzalo Darquea Sevilla(1) afirma que los ejercicios de planeación participativa deben estar sujetos a unos criterios conceptuales mínimos que permitan alcanzar la misión y la dimensión que le son propias, estas condiciones son las siguientes:

1. Institucionalización de los procesos de gestión local, en forma estratégica y participativa. Generar las condiciones básicas, mínimas, que aseguren el inicio de un proceso sostenido, democrático, estratégico y concertado desde el nivel local.

2. Visión estratégica concertada. Establecer concertadamente la visión de futuro del municipio en los cuatro grandes temas inherentes al desarrollo como lo son la economía local, social, territorial - ambiental e institucional (municipalidad), marcando el rumbo del municipio, generando sinergias a través de la intervención de todos los actores que interactúan en el municipio (públicos y privados), dirigiéndola al mismo objetivo, con miras a lograr consistencia en el proceso de gestión local, evitando la dispersión de esfuerzos y recursos, superando la visión restringida o de corto plazo.

3. Sustentabilidad de la gestión local. El proceso debe ser integral y por tanto contemplar las tres dimensiones de la sustentabilidad del desarrollo local: economía, social y ambiental, al momento de priorizar, concertar y ejecutar políticas, estrategias, programas y proyectos de desarrollo a nivel municipal.

Resulta insuficiente preocuparse solo del bienestar social, a través del impulso de las infraestructuras, servicios y equipamientos, es importante impulsar el bienestar económico, mediante el fortalecimiento de la economía local, impulsando la competitividad de los municipios, y a su vez de la dimensión ambiental, la cual está presente de manera transversal a todas las dimensiones del desarrollo.

4. Equidad social y de género. El proceso debe brindar iguales oportunidades y derechos a hombres y mujeres, al momento de priorizar, concertar y ejecutar: políticas, programas, proyectos así como en el uso de los recursos municipales, priorizando acciones que estimulen la participación de la mujer en las decisiones locales.

Igualmente debe generar las oportunidades y condiciones para que toda la población organizada, tome decisiones concertadas, sobre las políticas municipales, programas, proyectos y sobre el uso de los recursos públicos, priorizando a la población más desfavorecida, o con necesidades básicas insatisfechas.

5. Corresponsabilidad comunitaria. El proceso debe impulsar la construcción de ciudadanía, que es el status que le otorga la comunidad a un vecino que asume sus derechos y obligaciones, en actitud solidaria con su comunidad, a través de la cogestión, es decir del involucramiento de todos los actores locales, públicos y privados, fomentando la corresponsabilidad comunitaria sobre el proceso.

6. Transparencia e integridad local. El proceso debe generar visibilidad total y pública, en cada una de sus fases y componentes: acciones, decisiones y uso de los recursos; Es necesario generar por tanto los mecanismos apropiados y básicos que permitan transparentar el proceso, para generar confianza social e institucional, facilitando la gobernabilidad.

7. Intervención territorial y sectorial. El proceso participativo debe ser integral y por tanto, debe incorporar los dos componentes de la gestión local: territorial y sectorial (por áreas o temas). Es importante por tanto dar cobertura a toda la población organizada territorialmente y sectorialmente.

8. Complementariedad, alianzas estratégicas. El proceso debe lograr sinergias de todos los actores locales públicos y privados, nacionales e internacionales, todos ellos dirigidos a lograr la visión de futuro concertada, a través de alianzas estratégicas, para juntos conseguir los propósitos planteados, complementando así los esfuerzos de la municipalidad y su comunidad.

9. Gradualidad. El proceso debe ser selectivo y progresivo: Es decir que, no puede ser implementado indiscriminadamente y de una sola vez; debe ser gradual, en función de la capacidad y potencialidad de los municipios y de las organizaciones comunitarias, para ir generando progresivamente efectos demostrativos, que permitan caminar, crecer y multiplicar el mismo, asegurando su sostenibilidad.

De las anteriores consideraciones puede extraerse entonces que la planeación participativa abarca el proceso histórico, político-institucional, social, territorial y sectorial, así como económico que son inherentes al proceso de desarrollo; pero es de corregir que el punto culminante de una planeación participativa no es un documento escrito al que suele llamarse plan (2), este condensa la visión de futuro que ha sido negociada y concertada por los participantes, pero esta visión de futuro es dinámica y así mismo el producto paralelo de una planeación participativa es la inserción paulatina de la sociedad hacia una nueva dinámica caracterizada por la cohesión e integración que constituyen elementos impulsores hacia nuevos y mejores niveles de desarrollo.

De manera complementaria QUEDENA expone que desde lo técnico y metodológico, los resultados de la realización de ejercicios planificadores de orden participativo están sujetos a la definición de ciertos elementos:

“Existen ciertos elementos claves que sirven para explicar el éxito de las principales experiencias de planificación participativa:

• La existencia de un proyecto político es fundamental, pues genera un sentido general de unidad y coherencia al accionar de los distintos actores participantes.

• En casi todos los casos se cuenta con un soporte técnico competente, encargado de convertir lo estratégico en instrucciones operativas y proyectos materializables.

• La orientación hacia la generación de capital social mediante la participación, el empoderamiento y la inversión social.

• Se trata de experiencias que impactan sobre territorios amplios y diversos, algo muy distinto de lo que se conoce como un desarrollo localizado.

• Han logrado integrar las dinámicas sociales y las del gobierno local, priorizando las primeras debido a la constatación de dos situaciones:

1. Que es la dinámica social la que permite la existencia de un plan de desarrollo, y no al revés; y

2. Que el desarrollo local no se decreta con una ordenanza.”(3)

Aquí puede observarse claramente que los ámbitos en donde se desarrolla la planeación están marcados por elementos que aparecen desde la misma implementación de políticas públicas, para lo cual es necesario que las administraciones cuenten con una capacidad técnica tal que le permita diseñar los instrumentos conceptuales y metodológicos para el proceso, poder coordinar la base social que se convierte en actor de políticas y deja de ser objeto de aplicación de ellas, el conocimiento pormenorizado de las situaciones y características de cualquier índole que se presentan en el territorio, y que en la mayoría de los casos no son fácilmente identificables espacialmente y allí, las dinámicas sociales son autónomas y complejas en sus necesidades y transformaciones.


1. DARQUEA SEVILLA, Gonzalo. Planeación participativa local: Criterios mínimos e indicadores. Grupo Consultivo RTI/USAID. San Salvador. 2000. spi
2. Entiendase, Plan de Desarrollo, Plan de Ordenamiento Territorial, Planes Sectoriales, etc
3. QUEDENA, Enrique. Descentralización y gestión estratégica del desarrollo local: Bolivia, Ecuador y Perú. Ruralter. Lima. 2002. pág.74.
 

 

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet