BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

APUNTES DE TEORÍA Y POLÍTICA MONETARIA

Mario Alberto Gaviria Ríos

Puede bajarse el libro completo en DOC comprimido ZIP (137 páginas, 2.342 KB) pulsando aquí


 

TEORÍAS SOBRE LAS CAUSAS DE LA INFLACIÓN.

“He comprobado que los altos precios, que observamos hoy día, son atribuidos a cuatro o cinco causas. La principal y quizás la única (la cual no había sido referida hasta ahora) es la abundancia de oro y plata.” (Jean Bodin. Réponse aux Paradoxes de Malestroit. Citado por Cuadrado Roura - 2000).

 

Como se señaló, a pesar del esfuerzo histórico en desarrollos teóricos sobre la inflación, es innegable la ausencia de un planteamiento universalmente aceptado por los macreconomistas.  Lo más probable es que a distintos tipos de situaciones correspondan diferentes causas y en todas se encierra una parcela de verdad. No obstante, acá se presentan los principales desarrollos teóricos sobre el origen de la inflación.

Tradicionalmente se han considerado dos explicaciones básicas de la inflación (para algunos incluso dos tipos de inflación): el tirón de demanda y el empuje de costos.

1.   La inflación por tirón de demanda.

Las explicaciones de la inflación por tirón de demanda son aquellas que atribuyen el origen del fenómeno a la presencia de excesos de demanda agregada de bienes y servicios sobre su oferta agregada. Entre las mismas existen tendencias bien diferenciadas, según el elemento causal que determina finalmente dicho proceso, pues un desplazamiento de la curva de demanda hacía la derecha (que es lo que propicia el aumento en los precios) puede deberse a cambios autónomos en la demanda o a variaciones en la oferta monetaria. A continuación se presentan los planteamientos clásico, keynesiano y monetarista.

1.1.      La explicación clásica.

En el sistema teórico clásico los mecanismos de mercado garantizan la tendencia de la economía hacia el pleno empleo. En este modelo teórico  la flexibilidad de precios y salarios termina permitiendo que, de manera automática, las demandas en los diferentes mercados se ajusten a las posibilidades de oferta y, en consecuencia, el nivel de producto está totalmente determinado por esas condiciones de oferta. Es decir, el producto de la economía (Y) depende de la disponibilidad de factores productivos capital (K), trabajo (L) y tecnología (A), como se expresa en la ecuación No 1.

                 (1)

Dada una disponibilidad de factores K0, L0, A0:

A su vez, en este sistema la ecuación de cambios es la ecuación de demanda agregada. Esto pues para los clásicos el dinero es un componente de la riqueza de las personas cuyo único objeto es facilitar el intercambio, es decir, financiar la demanda por bienes y servicios. Por tanto la demanda agregada se puede expresar de la forma siguiente (ecuación No 2),

                        (2)

Con,  Yd: demanda agregada de producto,

V: velocidad de circulación del dinero,

P: nivel general de precios.

En esta ecuación existe una relación inversa entre la cantidad demanda y los precios. Así mismo, en ella se refleja una teoría implícita de la demanda agregada, pues no se explica cuales son los componentes de la misma. En lugar de ello, la atención está centrada en definir la cantidad requerida de demanda de bienes y servicios (Yd) para que haya equilibrio en el mercado monetario. Finalmente, dado que la velocidad de circulación del dinero se supone  constante[48] y los precios se determinan en el mercado (son endógenos) sólo una variación en la cantidad de dinero (Mo) produce cambios exógenos en la demanda agregada.

Resulta entonces que la demanda agregada de la economía depende directamente de la cantidad de dinero. Al aumentar dicha cantidad las personas experimentarán una situación de exceso de liquidez, lo que los motiva a adelantar transacciones para desprenderse de dichos excesos, aumentando así la demanda por bienes y servicios (Yd).

Con  

Dado que la economía tiende a estar en pleno empleo, mientras no varíe la disponibilidad de factores, algo que no ocurre en el plazo inmediato, el sector productivo no estará en condiciones de responder a este estimulo de demanda con una mayor producción, por lo cual se generará un exceso de demanda agregada que conduce a una elevación en los precios de los productos. Esa elevación en los precios reduce la demanda de bienes y servicios a su nivel inicial.

 

Con P1 > P0

 

Gráfico No 2. Versión clásica de la inflación por tirón de demanda.

En otras palabras, dado que los mecanismos de mercado conducen a las economías a producir en su máximo potencial, en ellas se está generando la mayor oferta de bienes y servicios que se puede obtener con los recursos y la tecnología de que se dispone. En consecuencia, un incremento en la oferta monetaria crea una situación equivalente a la de una mayor cantidad de dinero en procura de la misma cantidad de bienes y servicios, lo que resulta en un aumento de sus precios.

A partir de lo anterior es claro que la inflación tiene sus orígenes en las presiones exógenas de demanda y el único elemento desencadenante de dicha expansión exógena, según la visión clásica, es el aumento en la cantidad de dinero circulante. Como afirmó en su momento Jean Bodin, “he comprobado que los altos precios, que observamos hoy en día, son atribuidos a cuatro o cinco causas. La principal y quizás la única (la cual no había sido referida hasta ahora) es la abundancia de oro y plata[49]. Por tanto, la política económica queda limitada a un control de la cantidad de dinero compatible con el crecimiento de la producción, como estrategia para alcanzar la estabilidad en los precios. 

Hoggarth, Glenn (1997)

 

 


Volver al índice


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:
Google

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet