BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales
 

EL PALIMPSESTO DE LA CIUDAD: CIUDAD EDUCADORA

Jahir Rodríguez Rodríguez

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (219 páginas, 833 KB) pulsando aquí

 

2.3.7 Aprender LA ciudad.

El conocimiento informal que genera el medio urbano es también conocimiento sobre el propio medio. Se aprende de la ciudad y, simultáneamente, se aprende la ciudad. De manera informal aprendemos muchas cosas que resultan útiles, necesarias o valiosas para la vida ciudadana. Aprender a desplazarse, a utilizar los transportes públicos, a localizar establecimientos que permiten abastecerse, a usar los recursos urbanos que llenan el tiempo de ocio, etc.

"Para ciudad educadora el encuentro de los hombres con su espacio interior, es una búsqueda de las múltiples facetas de la ciudad. Es allí donde se traza la proporción justa y equilibrada entre el halo personal y el territorio urbano, entre el ser social y su espacio más íntimo"(1)

En la medida en que la ciudad se usa, se manipula, se recorre, se disfruta y se sufre, se puede afirmar que la ciudad se vive y se siente por parte de sus habitantes. Aquí interesa destacar en consecuencia la dimensión pedagógica y cultural del territorio, que genera la aprehensión de la ciudad. Por consiguiente, es lógico hablar de los servicios culturales del territorio en los siguientes términos:

- La socialización: que corresponde a las experiencias de integración e interrelación socio-afectivas que los ciudadanos viven dentro de la ciudad. Estas relaciones sociales completan las relaciones familiares que se producen en la vivienda y permiten continuar con la educación y la formación del individuo y los diferentes grupos sociales.

- La aculturación: los significados culturales de la ciudad, sus signos, sus símbolos, sus monumentos, sus espacios y las mismas relaciones culturales, le permiten al individuo y los grupos ingresar propiamente en la cultura urbana.

- La comunicación: si bien en el campo, al interior de la casa y en la llamada realidad virtual se producen niveles de comunicación, es en la ciudad donde se da, en forma mucho más expresiva, la comunicación personal, social y más- mediática.

La Ciudad Educativa real será, pues, el resultado de esta dialéctica entre lo pedagógicamente ordenado y el -por ahora y probablemente para siempre- inevitable azar de encuentros educativos que se producen por la hipercomplejidad de lo urbano.

Por tal razón, la Ciudad Educativa, así entendida, es y no es una utopía pedagógica. Lo es, en el débil sentido de la palabra utopía, en cuanto permite y exige una actitud proyectiva: la Ciudad Educativa siempre es optimizable, siempre puede ser más educativa o más positivamente educativa.

No es, en cambio, una utopía en el sentido fuerte -como sí lo sería la escuela-ciudad o la ciudad-escuela, puesto que la ciudad educativa no constituye ni facilita el diseño de un modelo acabado y definitivo. Es, como decíamos, una idea-fuerza que servirá al discurso pedagógico mientras pueda continuar atesorando contenidos descriptivos, proyectivos y movilizadores.(2)

Aprender la ciudad también quiere decir aprender que ésta no es un objeto estático, sino un sistema dinámico, evolutivo. Esto implicará descubrir su génesis a partir de los signos y elementos que evocan su pretérito y que ayudan a comprender cómo y por qué se ha llegado a ser lo que es.

Aprender la ciudad es aprender a utilizarla. En la línea del aprender a aprender del que hoy tanto se habla, las intervenciones educativas deberían facilitar el conocimiento y el acceso a todos aquellos medios, recursos, fuentes de información, centros de creación y difusión cultural que el individuo pueda utilizar después para su propia autoformación.

El aprendizaje de la ciudad implica sobrepasar la parcela de ciudad que constituye el hábitat concreto de cada cual, para ampliar el horizonte de las vivencias inmediatas y cotidianas del propio entorno urbano. Descubrir las subciudades y los espacios de marginación y miseria de nuestra sociedad dual. Aprender, en definitiva, que aunque es muy fácil mirar hacia otro lado, no es lo que debe hacer un ciudadano responsable.(3)

Aprender la ciudad, por tanto, deberá significar aprender a leerla críticamente, ser conscientes de su déficit y de sus excesos, de las disfuncionalidades y las desigualdades, de los propósitos y despropósitos de sus gestores.

En tal virtud y, desde una actitud crítica, hay que promover la participación, ya que la ciudad no es un objeto de conocimiento externo al aprendiz ciudadano, sino un objeto con el que se encuentra directa y vivencialmente implicado. De ahí se deriva una importante consideración: aprender la ciudad es, aprender a participar en su construcción.(4)

 

En esta línea de pensamiento se ha propuesto que se analice la ciudad a partir de tres ideas, fuerza que se expresan de la siguiente manera: a. Educación en la ciudad; b. Educación a través de la ciudad; y c. Educación para la ciudad.

Así, la educación en la ciudad comporta la formación en un medio urbano multiracial y el interés principal se ha de centrar en las relaciones interétnicas. La educación a través de la ciudad comporta la utilización de los recursos de la ciudad para fines educativos; finalmente la educación para la ciudad comporta educar a la ciudadanía: es decir, los ciudadanos de una comunidad multiétnica.(5)


1. Corporación Región. Op. cit. p. 49.
2. TRILLA Bernet, Jaume. La educación y la ciudad. En: OEI, op. cit. p.44.
3. Cfr. TRILLA BERNET, Jaume. La ciudad educadora: Génesis, Op. cit. p. 42.
4. Op. cit. p. 43
5. Cfr. LEICESTER, Mal. La diversidad cultural en la ciudad educadora. En: Memorias del Primer Congreso Internacional de Ciudades Educadoras. Barcelona. 1990. p 201 y ss.

Volver al índice de EL PALIMPSESTO DE LA CIUDAD: CIUDAD EDUCADORA

Volver a "Libros Gratis de Economía"

Volver a la "Enciclopedia y Biblioteca de Economía EMVI"

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet