BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

UNA GRÁFICA DE LA TEORÍA DEL DESARROLLO. DEL CRECIMIENTO AL DESARROLLO HUMANO SOSTENIBLE

Mario González Arencibia

 

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (154 páginas, 444 kb) pulsando aquí

 

 

 

 

Desarrollo sostenible una tarea de la concepción del desarrollo humano: connotación en la Cumbre de la Tierra (Río 92)

De hecho, el desarrollo sostenible pasa a ser una tarea de la concepción del desarrollo humano, quien partiendo del postulado de Brundtland, plantea que la sostenibilidad de las oportunidades humanas dependen de mantener una base de recursos: físico, humano, financiero, social y medioambiental.  

La concepción de desarrollo sostenible adquiere particular connotación en la Cumbre de la Tierra (Río 92). La cual con una visión optimista, tiende a afianzar el carácter legítimo de las propuestas de desarrollo sostenible.

En esta cumbre (Río 92) los análisis superan el ángulo ecológico del concepto, combinándose con propuestas de carácter social. Ello se reafirmó en la resolución 44/228 donde plantea con claridad que “pobreza y deterioro ambiental se encuentran íntimamente relacionados”, y que la protección del medio ambiente no puede estar aislada de este contexto.

Otro de los focos del debate de Río 92 fue el examen de estrategias de desarrollo colocando la atención en acuerdos específicos y compromisos de los gobiernos y órganos supranacionales, siendo notorio la identificación de plazos y recursos financieros para implementar dichas estrategias.[1]

Otra de las variables que compone la visión de desarrollo humano es la productividad, planteándola como un aspecto importante en el desarrollo, entendida esta como la creación de riqueza a la vez que eficiencia en los procesos de producción. Esta variable esta en correspondencia con el principio de satisfacer las necesidades crecientes de la población, concibiendo el crecimiento económico como un medio, y el fin el desarrollo humano. También incluye el empoderamiento, concebido como la formación de capacidades humanas, a través de mayores conocimientos y mejor estado de salud, proclama que esas capacidades deben ponerse en uso. Es decir, un desarrollo de la gente para la gente. No es un desarrollo paternalista, ni fundamentado en ideas de asistencialismo público. Como concepto empoderamiento se usa para designar que las personas estén en una situación que les permita escoger y ejercitar opciones vitales en base a su propia conciencia.[2]

Cooperación, es otro de los aspectos que involucra el desarrollo humano, superando la visión de individuo e incluyendo la forma en que estos interactúan y cooperan en las comunidades. Entrañando una preocupación por el factor cultural, como la base de la cohesión social, según la concepción del desarrollo humano, la cooperación permite ampliar las opciones individuales, siendo una fuente importante de bienestar social. Relacionado con esto, la concepción de desarrollo humano, atiende también, el componente seguridad, al permitirle a las personas un mayor rango de oportunidades económicas y sociales.

La visión del desarrollo humano sobre una base integradora parte de la idea de ampliar las oportunidades del ser humano, recogiendo los argumentos de variados enfoques de desarrollo alternativos: Entre ellos es significativa la teoría del crecimiento económico (explicado en momentos anteriores de este trabajo); incluye además la teoría de la formación de capital humano,[3] o desarrollo de los recursos humanos, a partir del hecho de que sus representantes conciben al ser humano como un medio, no como un fin, colocando al hombre como un activo importante para la mejora de la productividad.

De otra parte, la teoría del desarrollo humano toma en cuenta la teoría del bienestar social, la cual considera al ser humano más desde la perspectiva de beneficiario del proceso de desarrollo, que como activo participante en él. Introduce además el enfoque sobre las necesidades humanas básicas, el cual centra su atención en el suministro de bienes y servicios esenciales (alimentos, ropa, vivienda), en lugar de hacerlo en el escenario más amplio de oportunidades para el ser humano.[4]

La naturaleza del debate antes planteado ha ido indicando la preeminencia del factor humano del desarrollo, el cual se tiende a combinar con los problemas ecológicos. Estas preocupaciones fueron ocupando a inicios del 90´ la atención de los académicos, al punto de que en 1993, el PNUD con la finalidad de promover la idea del “desarrollo sostenible” concretada en Río 92, comenzó a buscar una frase que permitiera combinar los conceptos y aspiraciones expresados en las acepciones “desarrollo humano” y “desarrollo sostenible”. La concepción del PNUD estuvo basada en que esta fusión fuera conceptual y operativa, dando lugar al nacimiento de la frase “desarrollo humano sostenible”.

Este reconocimiento se hizo público en julio de 1993, cuando el presidente del PNUD en su primer discurso señaló que estaba emergiendo una nueva e integrada visión del desarrollo – un desarrollo centrado en el ser humano, equitativo, y sostenible ecológica y socialmente. Y añadió: podemos llamar a este nuevo desarrollo, desarrollo sostenible centrado en las personas. O podemos llamarle desarrollo protector del medio ambiente. Probablemente debemos llamarle desarrollo humano sostenible.[5]


[1] Ver: Roberto P. Guimaräes. El discreto encanto de la Cumbre de la Tierra: Una evaluación impresionista de la Conferencia de Rio. Nueva Sociedad No. 122, Caracas Noviembre-diciembre 1992 pp. 86-103.

[2] Mahbub ul Haq. Reflections on Human Development. Oxford University Press, New York 1995 p. 20.

[3] Los nuevos teóricos del crecimiento sugieren que lo importante para el crecimiento no es la integración de una economía con un gran número de personas, sino la integración de una economía con una gran cantidad de capital humano. Ver: Gene Grossman y Elhanan Helpman. Innovation and Growth in the Global Economy. The MIT Press, Cambridge, Mass., 1992. Robert E. Lucas. Making a Miracle. Econometrica, No. 2 1993 pp. 251-272, y Paul M. Romer. El cambio Tecnológico endógeno. Trimestre Económico. Vol. LVIII, No, 231 julio-septiembre 1991 pp.441-479.

[4] Ibidem pp. 6-7.

[5] PNUD. Algunas preguntas y respuestas sobre el desarrollo humano sostenible. Washington 17 de enero de 1994 pp. 7.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet