EDAD CONTEMPORÁNEA ALEMANIA
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

MANUAL PRÁCTICO DE LA HISTORIA DEL COMERCIO

Álvaro de la Helguera y García

 

 

 

 

 

 

2. ALEMANIA

Al comenzar la época contemporánea estaban diseminados en el centro de Europa multitud de pequeños estados independientes, constituidos en reinos, ducados o principados, que debían su origen a los alemanes, austriacos e italianos; estos estados, considerados aisladamente, carecían de verdadera influencia política en el concierto internacional de los pueblos, pero apreciados en su conjunto sostenían una industria activa y un comercio floreciente cuya importancia era ya tradicional por la antigua asociación de sus villas, llamada Liga del Hansa.

Entre todos ellos distinguí ase Prusia, así por su mayor extensión y población, como por su poder político y económico, pues formó parte de la coalición europea contra Francia, luchó con las tropas invasoras de Napoleón e influyó en los acuerdos del Congreso de Viena.

Cuando Napoleón fue vencido y se retiró a Elba recobraron los pueblos sus libertades y los monarcas sus cetros, pero como las instituciones sociales habían quedado perturbadas en todo el continente y era necesario reformarlas sobre bases más seguras, se reunió en 1815 el Congreso de Viena, constituido por los antiguos soberanos o sus delegados, y de sus famosas deliberaciones resultó la confirmación de la paz europea, la derogación del bloqueo continental, la restauración de los reyes destronados y la reorganización de los añejos organismos; en cuanto al problema relativo a la demarcación de las fronteras internacionales, se resolvió atropellando los derechos de la justicia, pues inspirándose los congresistas en la idea de crear grandes nacionalidades, ensancharon el territorio de los pueblos fuertes a expensas de los débiles, surgiendo de aquí la preponderancia de Prusia y la Confederación Germánica.

La liga federativa formó políticamente la unidad nacional para las cuestiones de carácter general y las defensas contra el extranjero; pero como respetó la independencia económica, resultó que cada estado tenía sus fronteras, cada frontera sus aduanas, y cada aduana sus tarifas, de manera que las mercancías expedidas de unos a otros territorios se consideraban extranjeras al atravesar las líneas de esta complicada red y tenían que soportar en su transporte por los caminos, ríos o canales, numerosas trabas fiscales por las molestias del reconocimiento, los impuestos del tránsito y los derechos de la importación.

Como este régimen perjudicaba los intereses materiales de los pueblos alemanes y contrariaba la aspiración unitaria de la congregación vienesa, se pensó en la conveniencia de formar con todos los estados confederados una Liga aduanera, sostenida por medio de tratados; pero esta idea, que no era nueva puesto que había aparecido ya tres siglos antes, presentaba en la práctica obstáculos tan enormes, que para llegar a su realización necesitaba pasar antes por trámites muy laboriosos.

La primera cuestión comercial presentada ante la Dieta la promovió el gobierno de Wurtemberg el 19 de mayo de 1817, pidiendo se abolieran por razones de interés general y de buena armonía entre pueblos confederados las medidas prohibitivas sobre la exportación de cereales y ganados que habían adoptado algunos estados para defenderse de la crisis agrícola y pecuaria existente a la sazón; pero la petición no llegó a prosperar, aunque mereció simpatías.

El economista Federico List, llamado padre del Zollverein, emprendió al poco tiempo una valiente propaganda en favor de la Unión aduanera alemana, y el 20 de abril de 1819 presentó a la Confederación germánica una solicitud firmada por muchos negociantes de varios estados en la que se puntualizaban los perjuicios que venían soportando la industria y el comercio con el estado de cosas, y pedían se remediasen suprimiendo las barreras fiscales en el interior, y colocando las aduanas en las fronteras con el extranjero; la instancia fue desestimada en el siguiente año por el Congreso de Viena, pero a este documento cupo la gloria. de ser el precursor del Zoliverein.

La ley prusiana del 26 de mayo de 1818 inauguró la era de la libertad comercial y sirvió de fundamento a la gran asociación, pues suprimió todas las aduanas del interior para colocarlas en las fronteras naturales del reino y autorizó el tráfico internacional de todas las mercancías bajo bases uniformes. Dicha medida irritó a los demás estados confederados, que la acusaron de atentatoria al artículo 19 del Acta federal, por ser fruto de una iniciativa aislada en vez de una acción colectiva, y por vulnerar los derechos de otros soberanos, cuyos territorios quedaron envueltos en el nuevo cordón aduanero; pero Prusia mantuvo la reforma y se limitó a estipular convenios particulares con los jefes de los estados o terrenos situados dentro de la demarcación fronteriza, en virtud de los cuales les indemnizó anualmente con una suma proporcional al quebranto sufrido en sus respectivos intereses.

Este ejemplo inspiró a los estados la idea de formar Ligas aduaneras. Wurtemberg y Baviera, después de largas  negociaciones, se unen por el tratado del 28 de enero de 1828 y forman el primer Zollverein alemán, constituyendo una verdadera liga aduanera que se llamó Asociación del Mediodía; poco después la monarquía de Prusia y el gran ducado de Hesse concluyen el convenio del 14 de febrero de 1828 y forman otra nueva liga que recibió el nombre de Asociación del Norte; luego el reino de Hannover, el gran ducado de Sajonia, las villas libres de Brema y FrancfortsurMein y los principados de HesseElectoral, HesseHamburgo, Oldemburgo, Turingia y Brunswick, firman el pacto del 24 de septiembre de 1828 e instituyen otra liga más, denominada Asociación del Centro.

De estas tres asociaciones, la del Norte sobrepujó pronto en importancia a las demás por irse incorporando a ella varios estados, así de los que habían conservado su independencia como de los antes afiliados a otras ligas, hasta tal extremo, que cuando comenzó el año 1834, se extendía su territorio desde el Memel hasta los Alpes, comprendiendo 7.700 millas cuadradas y 23.500,000 habitantes; pero este Zollverein circunscrito se fue ensanchando desde el 10 de enero de 1815 por irse uniendo sucesivamente a él todos los demás territorios, y quedó al fin constituida la gran asociación aduanera del Zollverein alemán, cuya organización descansaba sobre estas cuatro bases principales: 1ª la alta dirección de todos los asuntos aduaneros competía a la decisión de las Cámaras de los comisionados elegidos por los estados de la liga; 2ª la administración aduanera debía estar sometida a reglas uniformes con la obligación de observarlas todos los territorios; 3ª el nombramiento del personal aduanero de cada circunscripción correspondía al estado que era dueño del terreno de la misma; y 4ª, el producto neto de las aduanas había de repartirse entre todos los estados proporcionalmente a su número de habitantes.

En la asociación del Zollverein no quisieron entrar nunca los pueblos austriacos, por sostener ideas e intereses contrarios a los alemanes. Estas disidencias económicas venían de antiguo excitando los ánimos; así es que cuando se promovió la cuestión del Schleswig Holstein, llegaron ambos países al furor, y en 1866 estalló la guerra entre Austria y Alemania, terminando un mes después por el tratado de Praga; pero con ese suceso quedó el Zollverein algún tanto conmovido y fue preciso reorganizarlo sobre bases más seguras, a cuyo fin los representantes de los principales estados alemanes firmaron en Berlín el tratado del 4 de junio de 1867, al cual se fueron luego asociando todos los demás, con excepción de las villas anseáticas de Brema y Hamburgo, que conservaron su independencia aduanera.

En el estío del año 1870 comenzó entre Francia y Alemania una guerra sangrienta y formidable; al ser vencida la primera, se proclamó en imperio la segunda; y el artículo 35 de la Constitución imperial del 16 de abril de 1871, al conceder a la nación el exclusivo derecho de legislar sobre las tarifas aduaneras comunes y sobre los impuestos interiores generales, puede decirse que estableció la unidad nacional contributiva y que acabó la historia del Zollverein alemán.

Respecto a las evoluciones de la industria y del comercio de Alemania en el período contemporáneo, variaron según las épocas y los estados. Cuando en los comienzos del siglo XIX estaba conmovido el continente europeo por las guerras napoleónicas, la Alemania septentrional veía arruinado su comercio por las empresas belicosas de Francia y las exageraciones tributarias de Prusia; en tanto que la Alemania meridional desarrollaba su industria fabril y burlaba el bloqueo continental, proveyendo de tejidos de Sajonia y de artículos de Inglaterra a muchas naciones de la región mediterránea. Cuando el Congreso de Viena restableció en 1815 las antiguas monarquías y los pueblos disfrutaron los beneficios de la paz, la Alemania del Norte recobró su importante tráfico mercantil, mientras la Alemania del Sur vio detenida su actividad manufacturera por la competencia británica. Cuando en 1828 empezaron a establecerse las diversas ligas aduaneras, las transacciones estuvieron contenidas en su movimiento expansional por las represalias arancelarias que adoptaron entre sí estas varias instituciones, en tanto que al formarse en 1835 el Zollverein nacional progresaron todos los intereses materiales de los pueblos confederados con la supresión de las redes aduaneras interiores; y finalmente, cuando en 1871 Alemania se constituyó en imperio por consecuencia de sus victorias en la guerra franco-prusiana y de sus aumentos en el territorio de Alsacia y Lorena, desarrolló una gran actividad en el campo de los negocios, aunque no alcanzó el poder colonial que tanto ambicionó.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet