DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN DEL CAMBIO
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

MANUAL PRÁCTICO DE LA CIRCULACIÓN DE LA RIQUEZA
 

Álvaro de la Helguera y García

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO II: DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN DEL CAMBIO

 

Definición del cambio. Cambio, trueque o permuta, son tres palabras sinónimas, cuya significación económica en su acepción general, es la adquisición de unas cosas o servicios de utilidad onerosa mediante la cesión de otras cosas o servicios de valor social.

El cambio está sujeto a leyes y circunstancias.

Las leyes son las condiciones o preceptos invariables que le distinguen y acompañan. Estas leyes son ocho, a saber : racionalidad, apropiabilidad, transmisibilidad, diversidad, utilidad, libertad, seguridad y voluntad.

 

La racionalidad, porque el cambio sólo es posible entre personas que gozan de la plenitud de sus facultades mentales y no existe ejemplo de que lo verifiquen los seres irracionales.

La apropiabilidad, porque para cambiar un valor por otro valor es indispensable que ambos sean legal y respectivamente poseídos por los contratantes.

La transmisibilidad, porque las cosas no podrían cambiarse si no pudieran transmitirse, puesto que las inalienables, como la salud y el talento, están vinculados en el propietario, y las intransmisibles, como la luz solar y el aire, son dones de la naturaleza imposibles de ceder,

La diversidad, porque si todos los productos de la industria fueran exactamente iguales, no habría motivo para que fueran cambiados, como plomo por plomo y esparto por esparto.

 

La utilidad, porque si las cosas no fueran útiles en algo, no habría ningún afán de poseerlas.

La libertad, porque si se privase a la sociedad de escoger, estimar y justipreciar los valores, la operación del cambio quedaría prohibida, puesto que no la ampararía la autoridad, la legislación ni el derecho.

La seguridad, porque si no existiese la convicción de que las cosas, las estipulaciones y los procedimientos del cambio habían de ser respetados por los contratantes o sostenidos por los tribunales, impedirían la práctica de esta operación los abusos, los engaños y las informalidades.

La voluntad, porque todo cambio supone por lo menos dos personas, que son a la vez adquirentes y cedentes, y un convenio expreso o tácito establecido por la voluntad de los contratantes, pues si no mediara el consentimiento de las partes para la transferencia recíproca de los valores, no podría tampoco subsistir el cambio ni propagarse su práctica.

 

Independientemente de esas leyes o condiciones esenciales, que caracterizan el cambio, existen también circunstancias particulares de localidad o de posición, que pueden favorecerle o contrariarle, pues según que un pueblo esté colocado en una comarca populosa o en una región deshabitada, en las orillas del mar o en el interior del desierto, al lado de un ferrocarril o apartado de toda vía de comunicación, en la margen ,de un río navegable o en la asperosidad de una montaña gigantesca, así también se hallará en circunstancias más o menos favorables o adversas para desarrollar el cambio.

Clasificación del cambio. El cambio puede clasificarse en tres clases, que son : de numerario, en especie y mixto.

Se entiende por cambio de numerario, la apreciación del valor real de las monedas de cada país y del agio que debe pagarse para ponerlas a la par.

Esta operación es de la mayor importancia para el comercio internacional, pues pone todas las monedas del mundo en estado de cambiarse unas por otras, mediante la comparación de su valor efectivo, permitiendo así que la compra y la venta de las mercaderías de unas a otras naciones se ajuste a iguales equivalencias o tipos monetarios.

Cuando el agio iguala las monedas se dice que está a la par ; pero esta par no es la del cambio, pues para serlo es necesario transportar las monedas al lugar donde deben cambiarse, y como su conducción cuesta también dinero, este costo hay que acumularlo al agio para tener el cambio a la par. Sin embargo, los gastos de transporte no son siempre precisos ni suelen verificarse, pues como

las naciones se compran y venden mutuamente sus diversas mercancías, los comerciantes se satisfacen unos a otros con sus respectivos créditos ; así, pues, España compra a Inglaterra tejidos, carbones y máquinas, con los mismos créditos que Inglaterra compra a España frutas, vinos y ganados. Cuando las deudas y los créditos de estos dos comercios son iguales, la par del cambio no se diferencia de la de la moneda ; pero cuando son diferentes, el que debe más tiene que añadir al agio de la moneda el pago de su transporte, a menos que emplee el sistema de endosar a favor del acreedor sus créditos contra otros pueblos.

De lo dicho se infiere que el beneficio o la desventaja del cambio entre las naciones, depende de la diferencia del valor de la moneda fuerte con la endeble y de la diferencia del valor de las mercancías importadas con el de las exportadas.

 

También se llama cambio al interés que se abona por los giros entre las plazas de una misma nación, el cual se regula por la abundancia o la escasez del dinero, pudiendo resultar de estas circunstancias cotizaciones con daño, con beneficio o a la par.

Cambio minuto, es el interés que se paga al cambiar unas monedas por otras, como plata por oro.

Se entiende por cambio en especie o directo el trueque de unas cosas o servicios por otras cosas o servicios, con exclusión de la moneda.

No pudiendo el hombre aislado bastarse a sí mismo, por no serle dable producir por sí solo todos los objetos necesarios para su subsistencia, tuvo que asociarse a otros hombres y fundar con ellos el cambio directo de los objetos y servicios propios por los ajenos.

En su virtud, cada individuo cedió una parte de los productos de su industria por otra parte de los productos de la industria de los demás; y así se cambiaba pan por tela, caza por vino, frutas por aromas, ganados por semillas, etc.

Pero este cambio directo presentaba mayores dificultades cada día, por la imposibilidad de reducir tantos valores a un denominador común, y entonces se escogió la moneda para que sirviera de instrumento intermediario en las transacciones, originando con ello el llamado cambio indirecto.

Se entiende por cambio mixto o indirecto, el trueque de la moneda por las cosas o servicios que son producto de la actividad humana.

Este cambio se descompone en compra y venta. Compra es la entrega de dinero por las cosas o servicios. Venta es la entrega de cosas o servicios por dinero.

Comprador es el que adquiere la cosa, y vendedor el que recibe el dinero ; y como la cantidad de moneda ha de estar relacionada con la entidad de la cosa, nace de esta relación el precio, que es la expresión de los valores en el momento de verificar los cambios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet